19.4 C
Tegucigalpa
miércoles, febrero 21, 2024
spot_img

Fiscalía de El Salvador aún sin detallar avances de investigación por muertes en estadio

spot_img

La Fiscalía General de la República (FGR) aún no informa sobre los avances de la investigación que se realiza por la muerte de 12 aficionados en el Estadio Cuscatlán, en la capital de San Salvador, a cuatro días del hecho que ha consternado a gran parte de la población.

El titular del Ministerio Público, Rodolfo Delgado, señaló la noche del pasado sábado, día en que ocurrió una estampida humana en el recinto deportivo que también dejó cientos de heridos, que el hecho sería investigado.

Delgado apuntó el lunes, a través de mensajes en Twitter, que «el trabajo avanza», sin brindar más detalles, y que «nuestra misión es hacer justicia en nombre de las víctimas».

Recordó que «la única institución que tiene el mandato constitucional de establecer e investigar los hechos es la FGR» y subrayó que «serán las diligencias de investigación las que nos permitan determinar responsabilidades».

La noche del sábado los clubes Alianza y Futbolistas Asociados Santanecos (FAS) disputaban en el Cuscatlán el partido de vuelta de los cuartos de final del torneo Clausura. El juego fue suspendido luego que se le informara al arbitro principal sobre una estampida en la zona sur general del estadio.

Las 12 personas fallecidas eran aficionadas del Alianza, representativo de la capital.

Según ha conocido EFE, los restos de tres de las doce víctimas ya fueron sepultados, mientras los heridos que fueron trasladados a hospital de San Salvador ya fueron dados de alta, de acuerdo con las autoridades de Salud.

La Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) afirmó el martes que sus autoridades se encuentran colaborando con las investigaciones y su Comisión Disciplinaria ya ha sancionado y multado a los dos equipos.

El Alianza debe pagar, a más tardar el 21 de julio, una multa de 30.000 dólares (27.846,10 euros) por no garantizar las medidas de seguridad «contundentes» el día del partido, ya que el club jugaba de local.

La Comisión determinó la noche del lunes que el Alianza por «su condición de club local, incumplió las obligaciones» que le impone el Código Disciplinario del fútbol salvadoreño «al no aplicar normas de seguridad adecuadas para garantizar el orden en el estadio y el normal desarrollo del juego».

Además, también estableció que en los siguientes dos torneos Alianza dispute sus partidos de local a puerta cerrada y otorgó el triunfo del partido en el que se produjo la tragedia a FAS y el pase a las semifinales.

Los dirigentes de Alianza no recibieron ninguna sanción por la parte de dicha Comisión, lo que ha generado críticas por parte de aficionados y expertos deportivos del país.

La muerte de estas 12 personas, que se convierte en la mayor tragedia deportiva en el país centroamericano, ha consternado a la población salvadoreña en general y ha tocado con más fuerza a los amantes del balompié nacional. EFE

spot_img
spot_img