Home Inicio_Pequeño Variante genética favorece una progresión más lenta de la infección por VIH

Variante genética favorece una progresión más lenta de la infección por VIH

0

El progreso de la infección por VIH puede depender de factores relacionados con el virus, el entorno o las características del huésped, como su genética

Una investigación permite identificar una nueva variante genética que favorecería una progresión más lenta de la infección por VIH, a partir de los resultados del análisis del genoma de 3 mil 879 personas de ascendencia africana y que viven con el virus.

La investigación de ámbito internacional fue publicada en la revista Nature y contó con la participación del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el hospital Clínic Barcelona-Idibaps (noreste de España).

El descubrimiento surge del estudio genómico de 3 mil 879 personas que viven con VIH y que tienen ancestros africanos.

Concretamente, el cambio se encuentra próximo al gen CHD1L situado en el cromosoma 1 y parecería afectar principalmente a los macrófagos, unas células con un rol clave en el sistema inmunitario y el mantenimiento de la persistencia del VIH, según informaron los investigadores en un comunicado.

Hasta ahora, en los estudios precedentes realizados mayoritariamente con personas caucásicas, esta modificación genética no se había detectado, por lo que entender cuál es el rol de este gen en la infección por el VIH podría permitir darle un potencial uso como diana terapéutica.

El progreso de la infección por el VIH es diferente para cada persona, y puede depender de factores muy variados relacionados con el virus, el entorno o las características del huésped, como su genética.

El investigador español Javier Martínez-Picardo explicó que “hay personas que, a pesar de vivir con una infección activa por el VIH, la cantidad de virus que tienen en la sangre está por debajo del umbral estándar detectado en el resto de las personas que sufren la infección”.

Para poder entender el papel de la genética del huésped en este fenómeno, anteriormente el equipo ya había estudiado el genoma de 6 mil personas que vivían en Europa y en América del Norte, y detectaron una variante en el cromosoma 6 vinculada al control del VIH.

“Ahora, nos quisimos centrar en personas de ascendencia africana para conocer también la genética de esta población, altamente afectada por la pandemia del VIH”, detalló el catedrático de Medicina en la Universidad española de Barcelona Josep Maria Miró.

El equipo investigador analizó, en el marco del Consorcio Internacional por la Genómica del VIH, el genoma de 3 mil 879 personas de ascendencia africana con infección por el VIH, y la cantidad de virus que tienen en la sangre en ausencia de tratamiento antirretroviral.

De este modo, pudieron identificar qué variantes genéticas están presentes en las personas que tienen menos virus en la sangre y, por lo tanto, controlan mejor la replicación del VIH.

“Hemos confirmado la presencia de la variante genética del cromosoma 6 que se había encontrado anteriormente en población de ascendencia europea, pero también hemos detectado una nueva en el cromosoma 1”, comentó Martínez-Picado.

En concreto, este cambio genético está muy cerca del gen CHD1L, y podría estar afectando su expresión.

Para entender qué rol tiene este gen en la infección por el VIH, el equipo llevó a cabo varios experimentos en el laboratorio con células modificadas genéticamente para que expresaran o no el CHD1L.

Así, pudieron demostrar que, en las células que no expresan el gen, el VIH se replica con más dificultad y, concretamente, las células que se ven más afectadas son los macrófagos, involucrados en la activación de la respuesta inmunitaria y el mantenimiento del reservorio viral.

“A pesar de que todavía tenemos que determinar el mecanismo preciso por el cual este cambio genético consigue limitar la replicación del VIH, los resultados apuntan a que este gen interviene en etapas iniciales del ciclo del virus, y que su efecto se concentra específicamente en ciertas células del cuerpo”, explicó Miró.

Con información de EFE

Salir de la versión móvil