19.4 C
Tegucigalpa
miércoles, febrero 21, 2024
spot_img

Según investigadores estadounidenses: Riqueza de JOH sería de unos 3 mil millones de dólares

spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

El analista Raúl Pineda Alvarado contó que un grupo de investigadores de los Estados Unidos le revelaron que la fortuna del expresidente Juan Orlando Hernández oscilaria en unos 3 mil millones de dólares (alrededor de 75 mil millones de lempiras).

“Tuve la oportunidad de hablar con investigadores del gobierno de Estados Unidos y me decían que ellos calculaban que la fortuna del presidente Hernández era de unos 3 mil millones de dólares”, reveló Pineda Alvarado en comunicación con Radio Progreso.

El también profesional del derecho agregó que antes la preocupación era conocer dónde estaban los millonarios fondos.

Para el analista, es un poco extraño que el expresidente Juan Orlando no pueda pagar un abogado, si él lo conoció siendo un empresario y teniendo una gran variedad de bienes.

“Es increíble que alguien que controlaba y un hombre con apego al dinero como era Juan Orlando Hernández, que yo conocí cuando era jefe de bancada del Partido Nacional y él era un diputado, un hombre que estaba metido en el negocio de medios de comunicación, empresas de seguridad y bienes inmuebles, no tenga 300 mil dólares que es lo que le va a cobrar un buen abogado en Estados Unidos”, señaló.

El juicio por narcotráfico contra el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández comenzará este lunes 12 de febrero en Nueva York.

Hernández comparecerá ante el juez Kevin Castel en el tribunal federal para el distrito sur de Nueva York, donde en los últimos diez días los dos coacusados en el juicio contra el expresidente, su primo Mauricio Hernández Pineda, y Juan Carlos Bonilla, exdirector de la Policía Nacional, se declararon culpables del delito de narcotráfico y asociados.

JOH (siglas por su nombre completo), quien también fue titular del Parlamento hondureño, cesó como presidente el 27 de enero de 2022, y el 15 de febrero de ese mismo año fue capturado en su residencia en Tegucigalpa y llevado esposado de manos y pies a una celda especial de la Policía Nacional.

Dos meses después, el 21 de abril, fue extraditado a EEUU, en un hecho sin precedentes en la historia de Honduras por ser el primer exgobernante solicitado en extradición para ser juzgado por tráfico de drogas y uso de armas.

El exmandatario enfrenta juicio en EE.UU. por narcotráfico y por usar o portar armas de fuego.

spot_img
spot_img