Estás aquí
Inicio > Nacional > Bográn busca cubrir sus huellas en fabuloso negocio con empresario guatemalteco

Bográn busca cubrir sus huellas en fabuloso negocio con empresario guatemalteco

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El régimen nacionalista está totalmente enfocado en ir cubriendo sus huellas corruptas en cuanto a la emergencia sanitaria del coronavirus, a fin de evadir cualquier responsabilidad civil y penal en el corto y mediano plazo, por lo que está echando mano de sus sucios cuadros quienes están dispuestos a todo a sabiendas que serán protegidos a toda costa por el ocupante del palacio José Cecilio del Valle.

Entre los cuadros corruptos que está maniobrando para ocultar las huellas sobre la entrega incodicional y de buena fe es el jefe de Inversión Estratégica de Honduras (Investh), Marco Bográn, quien está cuidando las espaldas de sus patronos en cuanto a la controvertida compra de los hospitales móviles a la empresa turca Elmed Medical Systems que evidencia cómo se están manejando los más de 130 mil millones de lempiras que han sido aprobados por el Legislativo en el combate al coronavirus.

Para legitimar una transacción dolosa y al margen de la ley, se ha tenido que recurrir a truhanes como el guatemalteco Axel López -viejo cuadro conocido en las altas esferas estatales- quien decidió apropiarse de los logotipos de SDI Global para lograr la suma de 47 millones de dólares y producir los módulos que deberían llegar en las próximas semanas a Honduras.

Tanto Bográn como López, utilizaron artimañas que se convirtieron en una relación perder-perder para la salud de la sociedad, en el sentido que aprovecharon a Elmed Medical como la fachada ideal para el blanqueo de la fuerte suma de dinero y legitimar una transacción que fue pagada en tiempo récord con dinero público y sin términos de referencia, contratos de compraventa, cláusulas de resolución de conflictos, entre otros que suelen ser utilizados en negocios de gran envergadura.

Por ejemplo, se encontraron inconsistencias que van desde la alteración de cotizaciones que pasaron a ser órdenes de compra, direcciones físicas que resultaron ser bodegas o, en el peor de los casos, son oficinas que no están relacionadas con el giro comercial de la empresa que vendió los hospitales a Investh, hasta una posible falsificación de documentos con nombres de navieras que no se hacen responsables de la pérdida o deterioro del producto que en este momento cruza el Mediterráneo.

Acerca de la falsificación de documentos, se pudo encontrar una copia vacía de la naviera holandesa Onego; en tanto, otra página fiel del original indica que la empresa remitente es Vertisa Cevre Teknolojileri Ins. y el destinatario es Investh, ya que transporta 39 unidades prefabricadas de hospitales con sus aparatos médicos y cuyo peso total es de 266 mil 520 libras.

Si bien Vertisa Elmed Medical tienen una relación comercial, como se puede constatar en su sitio web, pero resulta que la orden de embarque se habría falsificado para simular legitimidad en la movilización de los hospitales rumbo a Honduras; se compararon ambos documentos y se logró determinar que habrían sido adulterados en beneficio de los intereses de Investh, en una suerte de coartada a favor de Bográn.

Si el papel que tiene en sus manos este periódico fuese verdadero, las condiciones en las que se negoció el transporte de los contenedores hasta Puerto Cortés también fueron desventajosas, en el sentido que la naviera no se hace responsable por los daños que llegara a sufrir el producto pagado en efectivo a López.

La orden apócrifa precisa que Onego Reba –la oficina privada aduanera- no saben en qué condiciones se colocó en el barco MV IJSSELBORG los módulos y los respectivos aparatos médicos, tampoco hubo una supervisión de la parte hondureña porque jamás estuvo presente en la entrega del multimillonario bien, lo que significa que nadie sabe en qué condiciones están siendo transportados los aparatos.

A CONTROL REMOTO. Desde la compra de estos equipos, ocurrido el pasado 2 de abril, hasta la fecha todo fue dirigido a control remoto desde la cómoda oficina que dirige Bográn, quien confió en los «buenos oficios» de López y hasta la fecha no existe un informe en los registros públicos de esta oficina encargada por Juan Orlando Hernández para hacer las compras necesarias, sin acudir a licitaciones, con relación a la emergencia sanitaria nacional.

Radio Globo ConfidencialHN realizaron una búsqueda en la documentación colocada en el portal de transparencia de Investh sobre el proceso de las ofertas, llenado de documentos con sus respectivas salvaguardas, resolución de controversias y aquellos que ya establecen normas nacionales e internacionales, por lo que se evidencia de que hubo una estafa de colosales dimensiones.

Llama la atención que Bográn, quien tiene a su disposición infinitos recursos estatales, no haya pedido prestado a Hernández el avión para desplazarse hasta Turquía y ponerse al frente de las negociaciones que hubiera concluido en un generoso descuento a favor del Estado hondureño. Por buen sentido, las empresas suelen dar ofertas y rebajas cuando hay negocios donde pueden obtener ganancias. En el caso de Investh, eso no ocurrió.

De hecho, el funcionario dijo en una interpelación efectuada por el Congreso Nacional, y en otros foros, que no habían garantías en el mercado internacional, por lo que concluyó en costos elevados, tanto en la elaboración como en el transporte de la mercancía hacia Honduras; dijo que se podía pagar un costo más alto ya que otra naviera trasladaría en tiempo récord los hospitales móviles para ser instalados a la brevedad posible.

Luego declaró a un noticiero local que realizaron un barrido en internet que lo conectó con Elmed Medical Systems y volvió a negar que tuviera relaciones con Axel López, ni tampoco tenía conocimiento de que el intermediario haya arribado a Honduras antes de la declaratoria de emergencia nacional.

La arrogancia expresa de Bográn, quien se niega a renunciar a su cargo para permitir una investigación para esclarecer las irregularidades incurridas por una fortísima razón: Es sobrino del excanciller Arturo Corrales, el principal cerebro del actual régimen, por lo que se convierte en uno de los protegidos predilectos de Juan Orlando Hernández.

Además, uno de los hijos de José Juan Pineda, actual presidente del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), identificado José Alejandro Pineda Moncada -vinculado a la venta de productos biomédicos- está casado con Cinthya Bográn, hermana menor del cuestionado funcionario; algunas fuentes reconfirmaron que Pineda Moncada, más conocido como Choche entró en componendas con David Chávez Madison, para facilitar la compra de los módulos que costó a los hondureños mil 175 millones 537 mil 435 lempiras con 87 centavos.

También queda al descubierto las mentiras del jefe de Investh, quien insistió no conocer de manera personal a López. Una imagen del presunto estafador con la ex vicepresidenta María Antonieta Guillén de Bográn, en una de las visitas que realizó a Honduras, confirma que sí ha tenido conexiones con la clase polítca.

Por su parte, la ex designada se vio obligada a salir al paso de los señalamientos al negar las vinculaciones con el hombre de negocios. «He visto en redes sociales una fotografía y una serie de comentarios y aseveraciones las cuales niego categóricamente. Mi desempeño como funcionaria pública culminó en enero de 2014», expresó la exfuncionaria.

«No tengo, ni he tenido, ninguna relación con la persona, que de manera mal intencionada han pretendido hacer ver. La foto que exhiben corresponde a por lo menos 8 años atrás. Así como esta fotografía, igualmente existen muchísimas más con cientos de personas a las cuales atendí o conocí dentro de mis funciones durante el periodo 2010-2014», señaló.

También agregó que «no mantengo relación profesional ni comercial con el Gobierno, ni de manera directa, ni a través de empresa alguna… las responsabilidades son individuales, es por ello que en mi caso respondo dando la cara como siempre lo he hecho y todo aquel que me atribuya una responsabilidad que no me corresponde, sustentado en una fotografía ocasional, tendrá que responder, ya que ante todo defenderé el honor de mi nombre y el de mi familia».

No obstante, esa imagen habría sido captada en uno de los salones de Casa Presidencial, pues en la parte de atrás aparece la bandera de Honduras y el lugar tiene las características arquitectónicas similares a las del referido establecimiento.

SE CONFIGURA MEGAESTAFA. Esta relación entre el director de Investh y el supuesto representante de Elmed Medical Systems confirma la conexión de la megaestafa que sufrió el Estado hondureño con relación al multimillonario negocio que terminó beneficiando al guatemalteco, perseguido por la justicia de EE.UU. tras ser denunciado por SDI Global por varios delitos.

Cabe recordar que el supuesto socio de Elmed Medical se apropió de los logotipos el número de referencia de intermediario de SDI para crear una orden de compra que fue dirigida a Bográn, quien terminó girando la fuerte suma de dinero para la construcción e importación de los módulos.

El gerente general de SDI Global, Göktüg Luay, expresó en el comunicado que Elmed Medical Systems incurrió en violación a derechos de propiedad intelectual (al usurpar los logotipos de su representada), fraude, lavado de dinero, entre otros, al tiempo que le recordó al Ejecutivo que Investh «no les compró» ningún producto, a pesar que el giro monetario hecho por Bográn se realizó el 18 de marzo anterior a una cuenta del Chase Bank.

Luay informó que lograron descubrir el pago de Investh que se realizó en la referida sucursal de Orlando, en Florida, así como la trama del uso indebido de nombres comerciales, por lo que se vieron obligados a entablar la demanda que también podría alcanzar a Bográn, el principal operador financiero en la adquisición del controvertido hospital; López sirvió en todo momento como el intermediario, según los documentos que tienen en su poder Radio Globo ConfidencialHN.

Según el documento, la embajada de Honduras en Berlín, dirigida por la exsecretaria de Comunicaciones Christa Castro, tuvo conocimiento de este hecho relacionado con Elmed Medical Systems, pero nunca notificó irregularidades al a Secretaría de Relaciones Exteriores a fin de dejar constancia de las irregularidades observadas en este proceso de compra de los hospitales modulares.

El Ministerio Público podría formalizar la causa penal contra Bográn a fin de desactivar la presión ciudadana contra el Ejecutivo y el funcionario sería sacrificado a cambio que la impunidad siga incólume.

Top