Friday, Sep 20, 2019
HomeEconomía (Page 258)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La clase media ha sido la más afectada con la extorsión y el cierre de empresas, denunció hoy el expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Eduardo Facussé.

El empresario dijo estar preocupado por el cierre de negocios que no pueden pagar a las maras el denominado “impuesto de guerra”, ya que ha podido ver muchos locales que han cerrado operaciones o tienen en sus puertas los carteles de “se vende” o “se alquila”.

“Hay que ir por Tegucigalpa –añadió–  para ver un montón de casas que se venden, se alquilan y eso da a entender que la clase media tiene problemas porque ha perdido su empleo, cerró su negocio o micro y pequeña empresa y es muy preocupante”.

A pesar que es de la tercera edad, aseguró que “no recuerdo que hubiera pasado algo así, hasta cierto punto que hemos importado, el narcotráfico que ha estado viniendo y la delincuencia que viene de otros países, nos está complicando la vida en Honduras”.

Dijo que la violencia e inseguridad que vive el país en la actualidad, proviene de un bando depurado de la Policía Nacional “y es algo que no se resuelve de la noche a la mañana. Hay informes que revelan la reducción de este flagelo pero hay mucho por hacer”.

Los dos gobiernos nacionalistas, prosiguió el empresario, “se puede decir que es un desastre” en materia de seguridad ciudadana. “Los miembros de Fusina (Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional) dijeron que el 80 por ciento de las comunicaciones que salen de las cárceles, de ahí sale la delincuencia”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una de las empresas que manejarán el registro vehicular en Honduras es sujeta de denuncias por el gobierno de Costa Rica por incumplimiento de contratos.

Una investigación efectuada por el diario costarricense La Nación, señala una serie de anomalías en las que habría incurrido la multinacional Oberthur al no cumplir la entrega de pasaportes.

ConfidencialHN reproduce este artículo publicado el pasado 7 de septiembre por el rotativo que se edita en la capital San José.

Empresa que hará nuevas cédulas afronta lío por atrasos con pasaportes en Migración

(Cortesía diario La Nación) La Dirección General de Migración y Extranjería solicitó en julio pasado iniciar un proceso de inhabilitación de la empresa Oberthur Technologies por incumplimiento de contrato con la entrega de pasaportes.

Esta compañía, de origen francés, forma junto al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el consorcio que estará a cargo de producir las nuevas cédulas de identidad que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) comenzará a introducir este mismo mes.

El proceso de inhabilitación se inició luego de que Oberthur incumplió el contrato con Migración, en 2011 y 2015, al entregar de forma tardía más de 360.000 libretas de pasaporte.

Según Migración, en el 2011 la empresa proporcionó tardíamente los documentos solicitados sin tener autorización de la institución.

A la firma se le aplicó la cláusula de penalización que indicaba que por cada día de atraso se rebajaba un porcentaje económico al pago total del contrato.

“En el año 2015, la empresa Oberthur vuelve a incumplir con el plazo de la entrega, por lo que se le volvió a aplicar la cláusula penal”, indicó el departamento de prensa de Migración.

“Según la legislación costarricense, cuando hay una aplicación de dos cláusulas penales al mismo proveedor por el mismo objeto contractual, que en este caso son pasaportes, se le debe iniciar un procedimiento que, eventualmente, podría culminar en una inhabilitación”, detalló.

Añadió que ya se nombró el órgano director que iniciará un procedimiento de análisis y valoración que inhabilitaría a ese proveedor, al menos con Migración. Esto implicaría que, si la entidad vuelve a abrir un proceso de contratación de pasaportes, Oberthur no podría participar.

Sin embargo, en caso de que se inhabilite a Oberthur, esto no lo aparta de ser proveedor para cualquier otra institución, con algún otro producto que esta empresa ofrezca, ni como proveedor para Migración con cualquier otro producto que no sean libretas de pasaportes. Sin embargo, Migración no tiene, en este momento, ninguna relación contractual vigente con la firma.

Las cédulas. El consorcio Oberthur-ICE ganó, en enero del 2015, la licitación para proveer de equipos e insumos al Registro Civil, adscrito al TSE, para fabricar la nueva cédula de identidad que comenzará a expedirse este mes.

La Nación informó este lunes que, para estos nuevos documentos, el Registro aceptó pagar un precio mayor al ofertado por el consorcio, por una tecnología y materiales que nunca fueron solicitados en el cartel a las compañías que concursaron.

El director interino del Registro Civil, Luis Chinchilla, explicó que a la hora de negociar este contrato no tenían conocimiento de los antecedentes de Oberthur.

“A quien contratamos para la nueva cédula fue al consorcio ICE-Oberthur. Si las empresas presentan una oferta en forma consorcial, esto conlleva una responsabilidad solidaria ante un eventual incumplimiento. En este caso, quien respondería es el ICE”, explicó Chinchilla.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“Los 1,800 lempiras que da el gobierno no son un aumento, es una burla para los trabajadores”.

La reacción airada del dirigente magisterial hondureño Jaime Rodríguez tiene sustento: en siete años de no recibir aumentos y con el anuncio hecho por el presidente Juan Orlando Hernández, se traduce en un incremento anual de 114 lempiras con 28 centavos que le otorgan a un egresado de la universidad.

“Nos parece que la forma en la que calcularon los 800 lempiras de aumento que lo hicieron hasta este mes es totalmente ilógica, es por profesor, es por la función que realiza”, reclamó.

Un docente que tiene jornada plena, añadió, se le debe pagar por cada jornada “y no por cabeza y a los compañeros que tienen entre 15 y 36 horas el aumento se lo van a calcular de forma proporcional y los que tienen menos de ocho horas no recibirán ninguna bonificación”.

Insistió que el incremento hecho por Hernández “es una burla” y “es una maniobra política para seguir diciendo que está trabajando por la educación cuando sabemos que no es cierto si más bien están cerrando centros educativos”.

El magisterio tomará el dinero ofrecido por el gobierno, “en vez que lo utilicen para hacer afiches de Juan Orlando”, aseguró.

La persecución que ha padecido el magisterio ha sido para desarticular el movimiento y los colegios profesionales para favorecer la privatización del sistema educativo.