HomeInternacional (Page 1303)

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió que el presidente Michel Temer renuncie y convoque elecciones anticipadas, luego de que fuera denunciado ante el Tribunal Supremo Federal por un presunto delito de corrupción pasiva.

«Lo ideal sería un proceso más tranquilo y que el propio Temer pudiera pedir anticipar elecciones y que pudiéramos escoger, antes de octubre de 2018, a un nuevo presidente de la República, a un nuevo Congreso Nacional», dijo Lula en una entrevista con la radio Itatiaia.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) aseguró que defiende la celebración de elecciones directas «inmediatamente», tal como desde hace semanas piden sindicatos y movimientos sociales de izquierda en la calle.

La Constitución brasileña no contempla elecciones directas si el presidente cae cuando ya ha pasado la mitad de la legislatura; establece que sea el Congreso Nacional el que elija a un sustituto.

Lula defendió que se investigue a Temer para saber si las denuncias son verídicas: «Temer puede caer, pero cualquier proceso contra un presidente o contra cualquier ser humano tiene que investigarse; si hubiera pruebas concretas, efectivamente no hay forma de que Temer continúe», dijo.

Lula está imputado en cinco acciones penales por corrupción, blanqueo de dinero y obstrucción a la Justicia en el marco de la Operación Lava Jato.

Temer fue denunciado este 26 de junio por la Procuradoría General de la República, que le acusa de corrupción pasiva por presuntamente haber recibido sobornos.
Los investigadores sospechan que la maleta con 500.000 reales (más de 150.000 dólares) que transportaba el diputado Rodrigo Rocha Loures (uno de los asesores más próximos del presidente) era un agradecimiento de los ejecutivos de JBS a Temer por su intercesión en favor de la empresa en un litigio celebrado en un órgano gubernamental.

En la entrevista concedida el 27 de junio Lula también habló de la posibilidad de ser el candidato del PT en las elecciones de 2018 y reiteró que «si es necesario» se presentará para competir por la presidencia.

«La posibilidad de ganar las elecciones es muy grande», admitió, después de que este lunes una encuesta del instituto de opinión Datafolha le colocara en el primer puesto de los sondeos en todos los escenarios posibles.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) La Procuraduría General de la República de Brasil (fiscalía) denunció formalmente al presidente Michel Temer ante el Supremo Tribunal Federal por un presunto delito de corrupción pasiva.

La denuncia está relacionada con las acusaciones que los directivos de la empresa JBS (el grupo productor de carne más importante del mundo) hicieron contra Temer en el marco de la Operación Lava Jato, pero para que salga adelante se necesita la aprobación de la Cámara de Diputados.

En esta denuncia en concreto Temer está acusado de recibir sobornos de forma indirecta a cambio de maniobrar en favor de intereses de JBS.
Uno de sus asesores más próximos, Rodrigo Rocha Loures, fue grabado por la policía el pasado mes de abril transportando una maleta con 500.000 reales (150.000 dólares).

Según los investigadores, este dinero era una recompensa de los ejecutivos de JBS a Temer por haber defendido sus intereses en una disputa que la empresa mantenía con la compañía petrolera semiestatal Petrobras en el marco de un órgano gubernamental.

Para el fiscal general Rodrigo Janot es evidente la conexión entre Rocha Loures y Temer, puesto que en la grabación que realizó a escondidas el presidente de JBS, Joesley Batista, el mandatario le explica que es de su «máxima confianza».

Tras la presentación formal de la denuncia, la Cámara de Diputados deberá dar el visto bueno por una amplia mayoría (dos tercios de los diputados, 342) para que el presidente sea investigado.

Si Temer no consigue convencer a los diputados de lo contrario y votan a favor de que continúe el proceso, el Tribunal Supremo Federal lo apartará de su cargo durante 180 días.

La denuncia presentada el lunes por Janot es la primera de las tres que se esperan contra Temer por el caso de JBS.

En los próximos días el presidente también podría ser denunciado por obstrucción a la justicia y por pertenencia a una organización criminal.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) Una avioneta con 500 kilos de cocaína despegó el domingo desde un terreno que pertenece a una empresa del ministro de Agricultura del Gobierno de Michel Temer, Blairo Maggi, según informó la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), quien confiscó el alijo.

«La aeronave interceptada despegó de la Hacienda Itamarati Norte en el municipio de Campo Novo dos Parecis, con destino a Santo Antônio do Leverger (ambas localidades en el estado de Mato Grosso, centro-oeste del país)», destacó la FAB en su nota oficial.

La Hacienda Itamarati Norte pertenece al Grupo Amaggi, una empresa de producción de soja y otros cereales propiedad de la familia del ministro brasileño.

En un comunicado el Grupo Amaggi informó que se enteró del caso por la prensa, que no tiene «ningún tipo de vínculo» con la aeronave descrita por la FAB y que no emitió autorización para aterrizaje o despegue en ninguna de las pistas de la finca.

Según la empresa el terreno cuenta con 11 pistas autorizadas en una extensión de 54.300 hectáreas para aterrizajes eventuales de aviones agrícolas, lo que no exige vigilancia permanente.

La empresa también recuerda que la zona es vulnerable a la acción de grupos del tráfico internacional de drogas debido a su proximidad a la frontera con Bolivia.

Los militares de la FAB interceptaron la avioneta después de percibir que no seguía las órdenes de aterrizaje, por lo que fue declarada «hostil» y se lanzó un tiro de aviso.
Finalmente la avioneta con la droga aterrizó en un terreno en el municipio de Jussara (estado de Goiás, centro de Brasil) y un helicóptero de la Policía Militar llegó a la zona para rastrearla en busca de sus ocupantes, aunque sin éxito.

Los 500 kilos de cocaína fueron confiscados y entregados a la Policía Federal en Goiânia, la capital del estado de Goiás, según informó la FAB.