Friday, Nov 22, 2019
HomeInternacional (Page 1304)

JERUSALÉN, ISRAEL

(Spútnik Mundo) Después de haber hablado con cincuenta testigos y de haber reunido cientos de documentos, la policía israelí está tratando de concertar una cita con el primer ministro Benjamín Netanyahu para interrogarlo y determinar si recibió «favores económicos» de conocidos hombres de negocios.

Sin embargo, la policía no ha conseguido todavía concertar un encuentro debido a lo cargado del calendario del primer ministro, quien ha pronosticado que esta investigación terminará en nada, tal como ha ocurrido con investigaciones anteriores que no lo han hallado culpable de corrupción.

Los investigadores quieren disponer de Netanyahu durante varias horas para interrogarlo acerca de las sospechas, sin embargo la oficina del primer ministro no acaba de encontrar el momento apropiado.

El abogado del Estado, Avichai Mendelblit, ha autorizado a la policía a interrogar a Netanyahu como sospechoso de haber cometido delitos graves. La investigación se centra en la sospecha de que tanto el primer ministro como otros miembros de su familia han recibido significativos favores de varios hombres de negocios.

Uno de los hombres de negocios implicado es el multimillonario de Estados Unidos Ron Lauder, propietario de la multinacional de productos cosméticos Esthee Lauder, quien ha confirmado a la policía israelí que hizo varios favores económicos a la familia de Netanyahu.

Entre los regalos figuran trajes para Netanyahu y el pago de la estancia de Yair, hijo de Netanyahu, en viajes al extranjero que el joven ha realizado en varias ocasiones.

Ron Lauder ha dicho a la policía que se trata de regalos propios de un hombre que ha mantenido amistad con Netanyahu durante décadas, sin embargo la policía cree que Lauder está ocultando otros regalos por un importe mucho más alto.

Ron Lauder ha sido señalado en el pasado como donante a las colonias judías que hay en los territorios ocupados palestinos y que son ilegales según la legislación internacional.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik Mundo)  Un motín en la cárcel Anísio Jobim de Manaos dejó «entre 50 y 60 muertos», según fuentes del Gobierno del Estado de Amazonas.

El motín empezó el 1 de enero por la tarde después de que se produjera una pelea entre dos facciones rivales presentes en el centro penitenciario. Este 2 de enero, los amotinados han liberado a siete rehenes.

El secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Amazonas, Sérgio Fontes, aseguró que la facción de narcotraficantes conocida como Familia do Norte (FDN) atacó a miembros del Primeiro Comando da Capital (PCC).

«El recuento inicial indica que fueron encontrados entre 50 y 60 cuerpos como máximo», explicó el responsable de la seguridad del estado, que aseguró que en las negociaciones los presos no exigían prácticamente nada.

masacre-carcel-de-brasil

«Sólo pedían que no hubiera excesos cuando entrara la Policía Militar (…) Creemos que ya habían hecho lo que querían, que era matar a esa cantidad de miembros de la organización rival y querían la garantía de que no serían agredidos por la policía», dijo a una radio local. En un principio el grupo que inició el motín hizo rehenes a 12 personas, que fueron liberadas a lo largo de la madrugada de este 2 de enero.

A primera hora de la mañana ya habían sido liberado todos y tan solo uno de ellos fue herido leve por el roce del disparo de una bala y está hospitalizado.

Antes de que se iniciara el motín en la cárcel Anísio Jobim hubo una fuga de presos en otra cárcel del estado, el Instituto Penal Antonio Trindade. La Orden de los Abogados de Brasil en el Amazonas informó de que 15 presos pudieron ser recapturados, pero no informó del número total de fugitivos.

La organización cree que la fuga se organizó como una cortina de humo para desviar la atención de las autoridades y poder realizar la matanza en la otra cárcel. El secretario de seguridad evitó asumir responsabilidades por la matanza y remarcó que el problema no es único del estado de Amazonas, sino que está generalizado en todas las cárceles del país, sobre todo en el norte y el noreste.

ESTAMBUL, TURQUÍA

(Spútnik Mundo) Al menos 35 muertos y 40 heridos es el saldo del ataque contra el club Reina en Estambul, declaró el gobernador de la provincia homónima, Vasip Sahin.

«Es un ataque terrorista y según las informaciones disponibles de momento, al menos 35 ciudadanos perdieron la vida, entre ellos un policía, y otras al menos 40 personas resultaron heridas», cita a Sahin la televisión NTV.

Según las informaciones de los medios turcos, un hombre armado con un fusil y vestido de Santa Claus irrumpió en el club Reina, situado en la orilla del Bósforo y frecuentado por la sociedad alta, celebridades, artistas y futbolistas, y abrió fuego indiscriminado contra los presentes que celebraban el Año Nuevo.

Hurriyet informa que numerosos clientes se lanzaron al Bósforo para salvarse.

El gobernador de Estambul no precisó si el atacante todavía se encontraba dentro del local.

Mientras, el propietario del club, Mehmet Kocarslan, dijo a Hurriyet que «los servicios de Inteligencia de EEUU advirtieron sobre la posibilidad de un ataque similar hace una semana o unos diez días y se tomaron las medidas de seguridad, también en la parte del club que da al estrecho, y ¿ahora qué? Ocurrió eso».