HomeInternacional (Page 1305)

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik) La grabación de una conversación en la que presuntamente se escucha al presidente de Brasil, Michel Temer, autorizando el pago de sobornos, y que serviría de base para acusarlo de corrupción no fue manipulada, concluyó la Policía Federal en su informe pericial, dijeron medios locales.

«Los peritos encontraron puntos de discontinuidades técnicas, es decir, variaciones en la señal de audio provocadas por cuestiones técnicas, sin señal de fraude o edición», indicó el diario O Globo.

La grabación fue realizada a escondidas el pasado mes de marzo por el empresario y dueño del grupo cárnico JBS, Joesley Batista, quien visitó a Temer en su residencia oficial para explicarle cómo estaba actuando para frenar las investigaciones de la Operación Lava Jato.

En un momento de la conversación, Batista explica a Temer que se está sobornando al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha (preso por corrupción) para que se mantenga en silencio y no aporte más detalles a la justicia sobre la trama corrupta.

Entonces se escucha a Temer decir «hay que mantener eso, ¿ok?», lo que se interpretó como la luz verde del presidente a que se entregaran sobornos.

Sin embargo, la mala calidad del audio sirvió para que Temer y sus abogados argumentaran que la frase se había sacado de contexto y que la grabación se había manipulado a propósito para inculparlo.

Por ello, Temer argumentó que ese audio no podía usarse de prueba contra él, y algunos de los partidos aliados del Gobierno también manifestaron que no decidirían si abandonaban o no al presidente hasta que los peritos oficiales verificaran que el audio no fue manipulado.

Cuando salió a la luz la grabación, en mayo, se desencadenó en Brasil una crisis política sin precedentes, que dificulta la gobernabilidad, ya que a pesar de su difícil situación Temer se niega a dimitir.

El audio ahora avalado por la Policía Federal es la principal base que usará la Procuraduría General de la República (fiscalía) para denunciar al presidente.

Se espera que en los próximos días se presenten tres denuncias formales: por corrupción, por obstrucción a la justicia y por pertenencia a organización criminal.

NUEVA YORK, EE.UU.

(Spútnik) Una planta de ensamblaje de la compañía de fabricación de aeronaves Boeing despidió a 200 empleados, meses después que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunciara su intención de salvar los empleos de los estadounidenses en una visita por sus instalaciones.

«Hemos pasado por una variedad de formas de mejorar la competitividad en la planta de Carolina del Sur, incluyendo despidos voluntarios y reducción de costos», dijo la portavoz de la compañía estadounidense Lori Guntr, según publica el diario inglés Independent.

Para tratar de explicar las razones de los despidos, Guntr agregó que habían agotado todas esas medidas y todavía no estaban «en el nivel que el negocio requiere».

La intensa competencia con la empresa Airbus ha forzado a la compañía a bajar sus precios y ahorrar.
Esto ocurre pese a que la empresa aseguró a sus empleados en diciembre que los despidos serían el último recurso que utilizarían.

El cese de personal ocurre meses después de que Trump se dirigiera a una multitud en la planta de la empresa ubicada en Carolina del Sur y les asegurara que haría que las «buenas personas» de EEUU «regresen al trabajo».

«Mi foco han sido siempre los empleos y esta es una de las razones por las que estoy frente a ustedes como presidente, nunca, nunca los voy a defraudar», dijo Trump en aquella ocasión.

Trump asumió la Presidencia de EEUU el 20 de enero y aseguró que durante su primera semana en el cargo se centraría en impulsar el mercado de trabajo y mejorar la seguridad nacional.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) Los países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) lograron frenar la embestida injerencista de EEUU en Venezuela, dijo a Sputnik la abogada venezolana Laila Tajeldine.

«Lo que estamos viendo es una posición donde existen países que forman un muro de contención respecto a las pretensiones injerencistas que tiene Estados Unidos en Venezuela», señaló la especialista en asuntos internacionales.

El lunes en la ciudad mexicana de Cancún los cancilleres de la OEA realizaron una reunión de consulta para abordar la situación que enfrenta Venezuela.

Ninguna de las dos propuestas presentadas tuvo los 23 votos necesarios para su aprobación, correspondientes a dos tercios de los 34 países presentes en la reunión.

La primera iniciativa, «Proyecto de declaración sobre la situación en la República Bolivariana de Venezuela» tuvo 20 votos a favor, 8 abstenciones y 5 votos en contra.

La segunda declaración, en la que se instaba a Venezuela a reconsiderar la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro, tuvo 8 votos a favor, 11 abstenciones y 14 en contra.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, calificó el desenlace como una victoria para su país, algo en lo que coincide Tajeldine, quien aseguró que lo ocurrido el lunes en la OEA, fue «histórico».

«Se ha quedado atrás esa OEA que condenaba a los estados simplemente por el sistema político que tenían, quedó atrás esa política de la Organización de (los) Estados Americanos de sucumbir ante las políticas de Estados Unidos; esta vez no han podido», añadió.

Para Tajeldine, quien ha integrado la delegación de Venezuela ante la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, la falta de un consenso en la OEA para presionar al Gobierno de Maduro demuestra que Estados Unidos no pudo «montarle un expediente» a su país «para institucionalizar su injerencia».

CAMBIO EN LA OEA PUEDE REVERTIRSE. Sin embargo este resultado, «por ahora favorable para Venezuela», puede ser revertido, sostuvo la abogada.

«Las fuerzas de la revolución están para eso; hay un verdadero sentimiento en la región, que va dirigido más hacia un proceso de independencia, a un proceso soberano, a un proceso de autodeterminación y eso es lo que debe imponerse», manifestó.

VICTORIA PARA LA REGIÓN. A juicio de la especialista, Estados Unidos pretendía inmiscuirse en los asuntos de Venezuela, intentando mostrar que se trataba de la acción de una organización, en este caso de la OEA, y no de un interés de la Casa Blanca.

«Por ello decimos que nuevamente vence Venezuela frente a las pretensiones injerencistas, pero más que una victoria de Venezuela, es una victoria para toda la región, porque no se ha impuesto la injerencia», expuso.

VENEZUELA EN ALERTA. Aunque hubo un avance en la integración regional, la especialista recuerda que la OEA es solo uno de los mecanismos de Estados Unidos para presionar a los gobiernos que no se rinden ante sus intereses.

«La OEA es parte de los tantos instrumentos que tiene Estados Unidos, como también tiene los financieros, que apoyan, financian, ejecutan y planifican con ellos acciones con los grupos de la ultraderecha venezolana, con quienes ejecutan acciones terroristas en el país», manifestó.

En este escenario entraría en juego la aplicación de un bloqueo y una «guerra económica» contra Venezuela.

El presidente Maduro ha denunciado en reiteradas que Venezuela atraviesa un bloqueo económico financiero internacional, dirigido por una guerra no convencional que impulsa Estados Unidos, «para poner de rodillas» al país.

Tajeldine sostuvo que Estados Unidos no se va a quedar de brazos cruzados, sino que «va a seguir insistiendo en violentar la autodeterminación de Venezuela, en desestabilizar a Venezuela».

La abogada opinó que la posición que ha asumido la OEA «va a llevar a Estados Unidos a desenmascararse y a aceptar frente al mundo que realmente ellos son los que se están inmiscuyendo en Venezuela y son los que están provocando acciones al margen de la ley internacional».

Por ello, consideró que si su país y la región quieren blindarse ante las amenazas y las acciones que tomará EEUU de aquí en adelante, deben fortalecer la relación en un organismo distinto a la OEA, el cual responda «a los intereses de los pueblos y los gobiernos».

De lo contrario, continuó, no se estaría dando la pelea por la subsistencia de un verdadero sistema regional.

El 26 de abril Venezuela decidió retirarse de la OEA afirmando que jamás volverá a reintegrarse al organismo, porque con ello dio un paso hacia su libertad y soberanía.

La crisis de Caracas en la OEA comenzó cuando un grupo de países del bloque decidieron convocar reuniones para abordar la situación de Venezuela, sin su consentimiento, algo que el presidente Maduro calificó como ilegal.

La situación de Venezuela se convirtió en un asunto de interés para la OEA a raíz de dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, en las que se limitaba la inmunidad parlamentaria y se arrogaba a esa institución funciones del Poder Legislativo.

Estas resoluciones desencadenaron las protestas que iniciaron el pasado 4 de abril, y que a la fecha han dejado 74 muertos y más de 1.300 heridos, además de saqueos y quema de comercios e instituciones del Estado.