HomeInternacional (Page 1871)

TOKIO, JAPÓN

(Spútnik Mundo) La policía confirmó 15 muertos y 45 heridos en ataque con cuchillo en un centro para discapacitados en afueras de Tokio, informó la cadena japonesa NHK.

“Un hombre con cuchillo cometió masacre en un centro para discapacitados en la ciudad de Sagamihara, al oeste de Tokio; la policía confirmó que 15 personas fallecieron y 45 resultaron heridas”, comunicó el medio.

Por su parte, la agencia Kyodo informó sobre 19 muertos en el ataque informó express.co.uk y reproducido por Telesur.

La Policía recibió una llamada del personal del centro justo después de las 2H30 AM (hora local) con un reporte de un hombre armado con un cuchillo que había sido visto en los alrededores de Tsukui Yamayuri Garden.

La Policía llegó al edificio y, de acuerdo al portal express.co.uk, el atacante fue arrestado. La agencia japonesa Kyodo detalló que el atacante es un joven de unos 20 años y otro medio, el Tokyo Reporter, indicó que es un «antiguo empleado del centro».

El joven se entregó a la policía media hora después del ataque. «Lo hice», declaró sin explicar el motivo del crimen.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) Culmina la primera fase para solicitar la activación de un referéndum revocatorio del mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y se estima que el 26 de julio el Poder Electoral anunciará si el proceso será autorizado.

«Estamos en la culminación de la primera fase, la recolección de las firmas, la validación con la huella; este 25 de julio culmina esa fase y el 26 deben entregarnos a nosotros el informe», dijo la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, en una entrevista en con el canal local Televen.

En el informe se conocerá si la coalición de partidos de oposición, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), consiguió validar las firmas que corresponden a 1% del padrón electoral (195.721 rúbricas).

¿QUÉ SIGUE? En caso de ser afirmativo el informe, los adversarios del presidente Maduro tendrán que lanzar una nueva campaña para recolectar 20% del registro electoral (3,8 millones de firmas) para que el referéndum sea finalmente convocado.

De no lograrse la cifra correspondiente, el CNE podría anular todas las fases del proceso hasta ahora realizado.

Si pasan a la tercera fase, se convocará el referéndum revocatorio, en el que deberá participar por lo menos 25% del total del padrón electoral (4.900.000 votantes).

El total de votos que necesita la oposición para revocar el mandato de Maduro debe ser superior a la que mandatario obtuvo en las elecciones de 2013, es decir 7.587.532.

DIFERENTES POSTURAS Los representantes de la oposición venezolana han exigido al CNE no poner trabas al proceso, y desde la semana pasada aseguraron, sin la confirmación pública del Poder Electoral, que el uno por ciento de las firmas ya estaba validado.

Sin embargo, el máximo órgano electoral ha afirmado que no está en su poder atrasar o adelantar el proceso, y reiteró que se están cumpliendo cada una de las fases establecidas en la Constitución.

Por su parte, voceros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) han señalado que no habrá revocatorio.

El vicepresidente de esa tolda política, Diosdado Cabello, sostiene que no se han cumplido las normas para activar el proceso, y denunció que la oposición ha cometido numerosos fraudes en la primera etapa.

«Al paso que vamos, en el 2017 tampoco va a haber referendo (…) nunca habrá un referendo que no cumpla con lo que está establecido en la Constitución», aseveró Cabello.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik Mundo) El capo del narcotráfico Rafael Caro Quintero, quien purgó 28 años en prisión hasta agosto 2013 y tras su liberación es buscado para extraditarlo a EEUU, negó en una entrevista, realizada en la clandestinidad, haber asesinado en 1985 a un agente de la DEA en México.

«No, no, no, ni organicé ni secuestré ni maté al señor (Enrique) Camarena», dijo el prófugo de 63 años que en los 80 fue conocido como «El Príncipe» o «El Narco de Narcos», en una entrevista ofrecida a la revista semanal Proceso, con la condición de no revelar el lugar, en la cual aceptó haberse reunido con los jefes del Cartel de Sinaloa.

El ex convicto, que fue liberado por un error formal de procedimiento, anulado cuando ya estaba libre con dos órdenes de arresto, afirma: «nunca he fumado marihuana; no soy vicioso, le diría a la juventud que no use droga».

No obstante que afirma «haber estado en el lugar equivocado», Caro Quintero ha pedido «perdón a la sociedad mexicana, a la DEA (agencia antidrogas de EEUU) y a Washington (…), no fue mi intención hacerles daño, las cosas no estaban en mis manos; si algo hice mal, ya lo pagué, pero todos merecemos una segunda oportunidad».

«Quiero vivir en paz, yo ya pagué», enfatiza en la entrevista buscada por él mismo, para desmentir que hubiese participado junto con el cartel de los hermanos Beltrán Leyva a finales de junio de este año en un ataque a la madre del principal capo mexicano, Joaquín Guzmán alias El Chapo.

Según Quintero, no tiene «problemas con ningún cartel». «No conozco a la familia Beltrán Leyva y no tengo ningún problema con ellos, y con la familia Guzmán tampoco», dijo.

Además, relató un encuentro secreto con El Chapo, cuando estuvo prófugo tras una fuga en el verano pasado.

«Sí, es cierto, él (El Chapo) vino a saludarme, me dio gusto, le dije que yo no quería saber nada de cuestiones ilícitas, (fue) amigable, nos conocemos desde chicos, desayunamos juntos y el señor se fue», rememoró.

El Chapo, originario del mismo pueblo serrano de Sinaloa de Quintero, le dijo «que estaba bien, que había sido muy caro lo que había pasado en la cárcel, mucho tiempo, y terminó la plática (…), le dije adiós, y adiós: no nos volvimos a ver».

El capo liberado también acepta que se reunió con más inescrutable de los Capos del cartel de Sinaloa, su paisano Ismael Zambada alias «El Mayo», el más buscado de México: «una vez lo vi; una vez, e igual, lo mismo, platicamos y le comenté lo mismo, mis respetos para una familia como la otra, no tenemos relación».

«Ya no soy narco, quiero vivir en paz (…) no estoy en guerra con nadie; El Chapo y El Mayo son mis amigos», enfatiza.

Las autoridades mexicanas y la DEA, que ofrece 5 millones de dólares de recompensa por su captura, lo buscan con la versión de que ha reorganizado un cartel tras la caída de El Chapo en la tierra natal de ambos, el Triángulo Dorado, formado en los límites montañosos de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

«No quiero saber nada de cuestiones ilícitas; ¿usted cree que yo tengo ganas de regresar a la cárcel después de estar 29 años preso?», enfatiza en la entrevista en «un cuarto de cuatro paredes encaladas construido en medio de la nada».

En los años 80, fue considerado el rey del cultivo y tráfico de marihuana cuando le incautaron en 1984 el gigantesco rancho el Búfalo, en el norteño Chihuahua, con miles de toneladas de cannabis valuada en 8.000 millones de dólares en aquella época.

Dice que anticipó el desenlace violento de la guerra de las drogas: «yo vi venir diez años antes esto». Admite que «hacía unas siembritas de marihuana», porque «de alguna manera había que sobrevivir».

La condena inicia de 40 años se redujo en 2013, cuando aún le faltaban 12 años por cumplir.

Confidencial HN