HomeInternacional (Page 1872)

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) Por quinta vez en los últimos dos meses, la oposición y el oficialismo salen a medir sus fuerzas en las calles de la capital de Venezuela, y lo hacen en medio de una creciente tensión política.

«Hoy todos a la ‘Toma De Venezuela’, en paz y por la paz, exigiendo nuestro derecho a votar», escribió este miércoles en su cuenta oficial de Twitter el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús «Chúo» Torrealba.

La movilización que convoca la oposición comenzó a las 10:00 hora local (14:00 GMT), y atravesará diversas avenidas de Caracas, como Libertador, Francisco Miranda, Río de Janeiro y O»Higgins, para derivar en la principal arteria vial de la capital, la autopista Francisco Fajardo.

«Se hará un anuncio muy importante», adelantó este miércoles el alcalde del municipio metropolitano El Hatillo (este), David Smolansky, en una entrevista concedida a la emisora de radio IVC. Smolansky dijo que, a diferencia de las concentraciones anteriores, esta no tiene hora de culminación, «podría ser al medio día o en la tarde, pero deben estar muy atentos a los anuncios».

La oposición subraya que su llamado es pacífico, pero «firme» y en rechazo a la decisión del Consejo Nacional Electoral de suspender, por orden de ocho tribunales penales regionales, la segunda fase para solicitar la activación de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

En Miraflores Por su parte, la fuerza chavista ha dicho que se mantendrá firme a las puertas del Palacio de Miraflores (sede del Gobierno), donde este miércoles se celebra, desde las 11:00 hora local (15:00 GMT), el Consejo de Defensa de la Nación, al que están convocados los presidentes de los cinco poderes: Judicial, Legislativo, Ejecutivo, Ciudadano y Electoral.

Sin embargo, los voceros opositores no han descartado llegar hasta el mismo punto en el que estará la movilización oficialista; incluso al inicio de su convocatoria dejaron entrever que estaban dispuestos a ir hasta la casa de Gobierno y permanecer allí «el tiempo que fuese necesario».

El primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo que «el pueblo venezolano saldrá en defensa de la Revolución, la Constitución y del presidente Nicolás Maduro».

Cabello afirmó en una rueda de prensa el lunes que «el pueblo chavista estará por toda Venezuela y en todas partes».

Las movilizaciones se realizan en un contexto cada vez más crítico: Maduro convocó para este miércoles al Consejo de Defensa para evaluar lo ocurrido el martes en la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), donde la mayoría opositora aprobó un acuerdo para iniciar, según señalan los legisladores, un «juicio político» contra el mandatario.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó para el miércoles 26 de octubre un Consejo de Defensa para evaluar lo ocurrido en la sesión de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), donde se firmó un acuerdo para iniciar un «juicio político» contra su investidura.

«En uso de mis atribuciones como Presidente (…) he convocado mañana [26 de octubre] a las 11 de la mañana sin falta Consejo de Defensa de la nación a todos los poderes públicos a este palacio de Miraflores para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo para la paz», dijo Maduro.

Según lo que establece la Constitución en su artículo 323, el Consejo de Defensa es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del poder público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico.

Además, el líder venezolano señaló que «en Venezuela no ha habido golpe parlamentario, ni vamos a permitir golpe parlamentario de ningún tipo, que lo sepan la derecha aquí y la derecha allá». De igual forma, advirtió que responderá si intentan afectar la democracia del país.

«Si se comen la luz, actuaremos con mano de hierro y la unión cívico militar (…) yo les garantizo a ustedes que nada ni nadie les podrá quitar su derecho a la libertad, a la democracia, a la vida», añadió. Además, agradeció el comunicado que leyó el día 25 el general en jefe, Vladímir Padrino López, en respaldo a la defensa de la Constitución y a la democracia.

El Presidente señaló que le pidió al secretario, mayor general Alexis López Ramírez, una lista con recomendaciones para que el Consejo de Defensa de la Nación, como espacio constitucional auxiliar del Jefe del Estado, «tome decisiones para encausar las últimas aventuras de estos sectores (del Parlamento) que han pretendido desestabilizar Venezuela».

En ese sentido, dijo que estaban convocados al palacio de Miraflores (Casa de Gobierno) los presidentes de los cinco poderes, entre ellos el del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup. El presidente Maduro hizo estas declaraciones a las puertas de Miraflores, ante un grupo de seguidores que coreaban «el pueblo se restea, disuelve la Asamblea».

Maduro asistirá al diálogo El mandatario venezolano confirmó que asistirá a la mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición, que se instalará el domingo 30 de octubre en la isla de Margarita, en el estado de Nueva Esparta. «Yo mismo, personalmente voy a ir a la mesa de diálogo a conversar con todos los factores que estén allí, el camino de Venezuela tiene que ser el diálogo», insistió Maduro.

De igual forma, instó a los gobernadores, alcaldes, y diputados de oposición «de pensamiento democrático» a «ser valientes», y a decir que están dispuestos a sumarse al diálogo, «a decir que sí quieren paz».

En cuanto a los políticos opositores que repudiaron la iniciativa de diálogo, el dignatario condenó sus posturas. «Que nadie venga a decir que se enteró por televisión, no mientan, todos ustedes están bien informados», expresó.

La cita a esta mesa de diálogo la hizo el lunes 24 de octubre el emisario del papa Francisco, el monseñor Emir Paul Tscherrig, en compañía de los mediadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), los expresidentes Martín Torrijos, de Panamá, Leonel Fernández, de República Dominicana, y José Luis Rodríguez Zapatero, de España.

Por parte de la delegación del Gobierno acudieron el alcalde del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, y el exembajador de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, mientras por la oposición estuvo presente el secretario ejecutivo de la coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús ‘Chúo’ Torrealba.

Según decidieron, en la reunión del 30 de octubre se establecerán los temas a discutir entre las partes en conflicto. Sin embargo, luego de este primer intento de diálogo el Parlamento aprobó un acuerdo que busca entre otras cosas iniciar un proceso de juicio político contra el Ejecutivo.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó por mayoría evaluar un pacto para comenzar un proceso de declaratoria de responsabilidad política del presidente de la República.

Este martes, 25 de octubre, la Asamblea Nacional ha convocado a una Sesión Especial, la cual tiene como punto único tratar la «Evaluación y determinación de la situación constitucional de la Presidencia de la República», en la misma el Parlamento aprobó, por mayoría, evaluar un pacto para comenzar un proceso de declaratoria de responsabilidad política del presidente de la República.

El mandatario fue citado para el martes 1 de noviembre al hemiciclo, para que comparezca por presuntas «graves violaciones a la Constitución y los Derechos Humanos».

Por su parte, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, informó que la próxima semana irá junto a una comisión a Estados Unidos para pedir nuevamente que se active la Carta Interamericana Democrática.

Con respecto a este tema el abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, dijo a esta agencia que es imposible realizar un juicio político al presidente Nicolás Maduro, pues no está previsto en la constitución de Venezuela como tal «esa figura no existe en Venezuela».

Nicolás Maduro finalizó el lunes, 24 de octubre, su gira por Oriente Próximo, que tenía como objetivo ayudar a estabilizar los precios del mercado petrolero. Asimismo, sostuvo, ese mismo día, una reunión privada con el papa Francisco en el Vaticano en la que conversaron acerca de la situación del país suramericano.