HomeInternacional (Page 1873)

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) Representantes del Gobierno y de la coalición de partidos de oposición, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), anunciaron el 24 de octubre el inicio del diálogo, proceso que en pocas horas se vio perturbado por las divisiones en el sector político que adversa al presidente Nicolás Maduro.

Una de las principales demandas de la oposición se cumplió, pues además de la presencia de los enviados de la Unasur, asistió un emisario del papa Francisco, el monseñor Emil Paul Tscherrig, quien fue el encargado de sacar la bandera blanca e informar al país: «ha iniciado el diálogo nacional».

El objetivo, según indicó el monseñor es que se den las condiciones para una plenaria que quedó pautada para el 30 de octubre en la isla de Margarita, estado Nueva Esparta (norte). El anuncio de cristalización de los diálogos, luego de un año de intensas pugnas entre la oposición, con mayoría en la Asamblea Nacional, y el oficialismo, generó confrontaciones y críticas de partidos políticos y seguidores de la MUD.

RAMOS ALLUP SE RETIRA DEL DIÁLOGO.  El primero en reaccionar fue el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, quien el mismo lunes había confirmado a la prensa que miembros de la coalición opositora se reunirían con el enviado del Vaticano.

Allup, pese a que fue uno de los que condicionó el diálogo a la presencia de un emisario del Papa, dijo que en vista de que no se le tomó en cuenta para esta decisión, su partido Acción Democrática, no asistirá al encuentro de Margarita.

«AD dijo que si iban los partidos a diálogo, promovido por (el) Vaticano, concurriríamos. Como ahora todos nos enteramos por televisión nosotros tampoco vamos», advirtió.

MARCHA SÍ, DIÁLOGO NO. «¿Cuál diálogo? En Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo», sostuvo uno de los líderes de la oposición y gobernador del estado Miranda (norte), Henrique Capriles.

De este forma, desconoció el anuncio que hizo el monseñor Emil Paul Tscherrig, en presencia del secretario ejecutivo de la MUD, Jesús «Chuo» Torrealba, los representantes del Gobierno Jorge Rodríguez y Roy Chaderton y los mediadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Por el grupo de Unasur se encuentran los expresidentes Martín Torrijos de Panamá, Leonel Fernández de República Dominicana y José Luis Rodríguez Zapatero de España. En cuanto a la movilización del miércoles, Capriles manifestó que sigue en pie y reiteró que llegarán hasta el palacio de Gobierno, situado en el centro de Caracas.

«¿Que si esto se enfría el miércoles? Tenemos que ir más que nunca el miércoles a protestar para que el mensaje quede claro», dijo líder opositor durante la transmisión de su programa a través de internet.

De igual forma reaccionó la exdiputada opositora, María Corina Machado, representante del partido Vente Venezuela, quien no solo repudió el inicio del diálogo, sino que ahora exige la participación de la Organización de Estados Americanos (OEA).

MOMENTOS DE TENSIÓN.  El secretario ejecutivo de la coalición de partidos opositores, Jesús «Chuo» Torrealba, alertó durante el anuncio del diálogo que esta fase «llega en momentos muy tensos, muy rudos para el país».

Además, el dirigente opositor dijo que el llamado al Vaticano se hizo antes de los hechos «que en los últimos días, han crispado aún más, los ánimos», refiriéndose al aplazamiento de la segunda fase para solicitar la activación de un referendo revocatorio presidencial, lo que calificó como «un secuestro judicial».

En tal sentido, los diputados de la oposición el pasado domingo en la Asamblea Nacional habían manifestado, previo a la instalación del diálogo, que acudirían ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para pedir nuevamente que se aplique a Venezuela la Carta Democrática.

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik Mundo) Desde hace tiempo, los partidarios del uso de la fuerza en el Congreso de EEUU han estado presionando a la Casa Blanca para que considere opciones más agresivas en Siria. Sin embargo, durante la sesión a puerta cerrada celebrada en el Capitolio el 20 de octubre, un empleado del Congreso propuso un enfoque claramente más radical.

«¿Y si matamos a Asad?», declaró el participante de la reunión, citado por tres testigos, según un artículo de la revista Foreign Policy.

La pregunta causó sorpresa en la conferencia, organizada por el Consejo de Relaciones Exteriores y que contó con la participación de 75 empleados.

El experto a quien estaba dirigida la pregunta era Philip Gordon, excoordinador de la Casa Blanca para los asuntos de Oriente Próximo, quien calificó el plan de ilegal e ineficaz, según un asesor del Congreso que habló con el diario bajo condición de anonimato.

El autor de la pregunta no fue identificado, ya que las personas que habían escuchado la conversación no revelaron su nombre.

En 1976, tras las revelaciones de que la CIA trató de asesinar al presidente cubano Fidel Castro en múltiples ocasiones, en EEUU fue emitida una orden ejecutiva que prohíbe los asesinatos. Una de sus cláusulas establece que «ningún empleado del Gobierno de Estados Unidos podrá ejercer ni conspirar para participar en un asesinato político».

Sin embargo, John Hudson, autor del artículo, opina que la Administración de EEUU podría adoptar una política más agresiva en Siria.

«Es muy poco probable que el próximo presidente de EEUU apruebe una nueva política que permita asesinar a Asad. Sin embargo, la Administración de la política exterior de Washington está buscando soluciones militares cada vez más agresivas a la crisis de casi seis años».

No obstante, los expertos calificaron de ineficaz la idea del empleado del Congreso de EEUU.

«Incluso si de alguna manera Asad muriera o fuera asesinado, la esencia del conflicto —un régimen apoyado por Rusia e Irán frente a la oposición— no cambiaría de manera fundamental», afirmó un representante del Consejo de Relaciones Exteriores de EEUU, citado por el periodista.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik Mundo) El Gobierno de Venezuela informó este 24 de octubre que inició el diálogo entre el Gobierno y la oposición, según indicó en rueda de prensa Jorge Rodríguez, designado por el presidente Nicolás Maduro para estos acercamientos.

«Hoy se ha iniciado el diálogo entre los factores políticos de Venezuela (…) este diálogo que hoy cristaliza, que hoy se hace pública realidad, pero que estuvo antecedida por una gran cantidad de reuniones de acercamientos, de propuestas exploratorias, que culminaron en la reunión del día de hoy», informó Rodríguez.

En tal sentido, el también alcalde de Caracas agradeció la mediación del secretario general Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, y se los expresidentes Leonel Fernández de República Dominicana, Martín Torrijos de Panamá y José Luis Rodríguez Zapatero de España.

De igual forma, agradeció al Vaticano, por el envío del representante del papa Francisco, Rogelio Pfirter, quien llegó este lunes en Venezuela para contribuir junto a la Unasur en estos diálogos que buscan destrabar la crisis política que atraviesa el país. Próxima reunión

Por su parte, el representante del Vaticano dijo en rueda de prensa conjunta con los mediadores de la Unasur y los representantes del Gobierno y la oposición que se acordó realizar una reunión plenaria este domingo en la isla de Margarita, Nueva Esparta (norte).

Pau felicitó a los miembros de ambos sectores políticos y resaltó que el Papa considera que para dialogar no se debe ver en el otro a un «enemigo». Por parte de la oposición estuvo presente Jesús «Chúo» Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición Mesa de la Unidad Democrática.