Thursday, Aug 22, 2019
HomeNacional (Page 722)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Los representantes del Tribunal Superior de cuentas (TSC), presentaron al Parlamento de Honduras un proyecto de reformas enfocado a conseguir más poderes para combatir la corrupción.

Debido al gran número de casos de corrupción que se han detectado en el país el TSC orienta las propuestas en la en la prevención y el fortalecimiento de las auditorías internas, explicó el presidente del órgano José Juan Pineda.

“Hemos traído una propuesta  para combatir la corrupción, con fundamento y amparado a lo que es la Convención Interamericana  contra la Corrupción de la cual Honduras forma parte. Las propuestas están enfocadas en disminuir los actos de corrupción desde el punto de vista preventivo, concurrente y naturalmente sancionado cuando se encuentra algún tipo de irregularidad”, especificó.

Añadió que “el Tribunal  ha visto que en nuestro país se han encontrado muchos  actos de corrupción en nuestro país, de los cuales solo se ha enfocado en  no a tomar medidas preventivas”.

“Nos preguntamos ¿a todos los involucrados en actos de corrupción que se les ha sancionado el país ha recuperado ese dinero que se ha perdido por actos de corrupción? No. Por lo tanto estamos involucrados en esta propuesta», dijo.

Además, la propuesta integra una nueva selección de auditores con capacidad de detectar actos de corrupción.

“Otra de las propuestas es reforma las selección de los auditores internos, en virtud de que  no han dado el ancho, ya que el auditor interno es el encargado principal preventivamente de velar de que no se cometan actos de corrupción”.

Con relación a este punto indicó que “dentro de la prevención nosotros consideramos que las auditorías internas de cada institución deben de hacer su trabajo en forma eficiente y eficaz, ya que hemos encontrado que habido bastante debilidades en las unidades de auditorías en virtud de que ellos son los principales fiscalizadores para plantar o parar un acto de corrupción antes de que se ejecute el mismo”.

El funcionario refirió que “estamos proponiendo que además de exigirles a los auditores  apoyarlos con lo que se necesita para hacer la función fiscalizadora correctamente.

“Vamos a certificarlos y  evaluar para saber si están  preparados para desempeñar esta función, y se les hará evoluciones constantemente en el desempeño de sus ocupaciones”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“Cuando un Estado se vuelve como la canción de Shakira, ciego, sordo y mudo no responde a los problemas que enfrentan los grupos históricos colocados en una posición de vulnerabilidad, seguiremos conmemorando el día del niño y de la niña, pero la realidad será la misma”.

Así se expresó el defensor de derechos humanos Wilmer Vásquez, al advertir que mientras no haya voluntad política y la corrupción e impunidad sean una política de Estado, no mejorarán las condiciones de la niñez hondureña.

Para el director de la Coordinadora de Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Jóvenes, Adolescentes y sus Derechos (Coiproden), el Estado de Honduras tiene más de 30 años de ignorar las recomendaciones de organismos internacionales.

“Han sido reiterativos, cada vez que se presentan los informes oficiales y alternativos, se hace caso omiso a todas las recomendaciones  que el Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas hace, así como las de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, lamentó.

Entre las cifras expuestas por Vásquez se conoció que más de un millón de menores entre los 5 y 17 años están fuera del sistema educativo nacional, más de 500 mil trabajan “en las peores formas” y más de 7 mil niñas y niños han sido retornados a Honduras en lo que va del 2018.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La directora de Plan Internacional Honduras, Belinda Portillo, detalló que el 40 por ciento de la niñez migrante que retorna son niñas, y del total de migrantes hondureños—que haciende a más de 700 mil— el 58 por ciento son niñas y mujeres.

“Al migrar se pierde capital humano, se genera crisis familiar e impactos sociales  por la desintegración familiar, también hay impactos emocionales por la sensación de abandono por las personas que quedan atrás”, destacó.

Según Portillo, la migración que se produce en el país, las principales causas que provocan el abandono del país son las condiciones económicas, la reunificación familiar y por escapar de la violencia.

Advirtió que en los “tres momentos de la migración”, es decir los que se van, quedan y retornan se sufren múltiples violaciones de derechos humanos.

En cuanto a las medidas para frenar los desplazamientos, cuestionó que mientras la niñez no sea parte de la agenda de los gobernantes, no habrá mejoras y el abandono de casi 40 años de la niñez no se remunerará con las recientes acciones emprendidas por el Estado.

Concluyó que la migración es el resultado del abandono y de las carentes medidas de reducción de pobreza e incruento de trabajo y seguridad.

Las declaraciones de Portillo fueron vertidas en el marco de la celebración del Día Internacional de la Niña, conmemoración promovida  desde 2009 para fomentar la erradicación de la discriminación que sufren millones de niñas en todo el mundo por género y por su edad.