Tuesday, Sep 17, 2019
HomeNacional (Page 820)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció hoy desde Nueva York que pedirá en la asamblea general de la ONU que se incluyan a las maras y cárteles que limitan derechos.

Es la segunda vez que el titular del Ejecutivo nacionalista pide ante el foro internacional de que al crimen se lo considere como uno de los grupos que agreden a la población.

Indicó en una intervención radial que los agresores de los principales derechos como la vida, trabajo, educación y otros han sido también organizaciones mafiosas y «quién no sabe en Honduras que las maras, pandillas y narcotraficantes son los principales violadores de los derechos fundamentales”.

A pesar que el Departamento de Estado de EE.UU. actualizó la alerta de viajes a Honduras por los elevados índices delictivos y de violencia que hay en la nación centroamericana, Hernández elogió que cataloguen el país como uno de los que “más avanza” en temas de lucha contra el tráfico. de drogas

“Me alegra que la Embajadora Nikki R. Haley, representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, reconozca que Honduras es uno de los países que más avanza… es un negocio monumental sino tenemos un compromiso fuerte y decidido de Estados Unidos y de los países productores en el sur los países de Centroamérica no veremos en situaciones difíciles”.

Alabó que Haley fue “muy precisa” al reconocer los resultados de Honduras por “bajar” más del 50 por ciento la tasa de homicidios y calificó el mensaje de la estadounidense como un  “agradecimiento y reconocimiento”.

“Es cierto o no que las mara y pandillas atentan contra la vida o contra el dinero bien habido de los hondureños, no podemos desconocer la realidad, en Honduras se ha dado una alianza entre maras, pandillas y grupos políticos que lo vimos antes, durante las elecciones, hay evidencias claras”, declaró.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El diputado por Libre Jorge Calix, afirmó que no se retractará por lo dicho contra el exjefe militar Billy Joya, asimismo calificó la querella en su contra como un “ataque del gobierno” para amedrentarlo y evitar que siga denunciando actos de corrupción.

“Enfrentare este ataque con dignidad, con la frente en alto y con la verdad de mi lado en este caso no tengo que demostrar mi inocencia, ellos deberán probar que soy culpable de los hechos que me imputan mientras tanto seguiré mi vida tranquilo”, explicó.

Añadió “dentro de lo que cabe tengo la posibilidad de defenderme en los tribunales, en los ochentas por menos de esto ya hubiese sido asesinado por los escuadrones de la muerte… no tengo ningún problema y esperaré que me notifiquen”.

Lea: Billy Joya anuncia guerra de querellas contra quienes lo “difamen”

Según Calix, la verdad está de su lado, no ha cometido ningún delito y gracias a eso puede llegar a su casa tranquilo, porque mientras en la década de 1980 correteaba vacas en Olancho “don Billy Joya era miembro del  316, mejor conocido como el escuadrón de la muerte”.

Explicó que por los momentos se encuentra fuera del país pero en cuanto regrese revisará la querella, esperará el nombramiento del juez natural y que la causa se admita para convocar a una conferencia de prensa y revelar su postura.

Reiteró que en una posible audiencia de conciliación, no pedirá disculpas “por decir la verdad” y que está tranquilo “a mi hijo el día de mañana nadie le dirá que su padre es un ladrón, corrupto o asesino”, concluyó.

 

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El subsecretario hondureño de Seguridad, Luis Suazo, admitió hoy que alrededor del 70 por ciento de los crímenes que se cometen en el país, es con armas de fuego.

Luego de que se aprobara la nueva Ley de armas, el funcionario confió que bajarán los índices de violencia ya que trae rigurosos controles y sanciones contra quienes porten tales artefactos de manera ilegal.

“En Honduras solamente 86 mil personas tienen permisos para portar armas, lo que representa que menos del uno por ciento de la población usa arma, y la mayoría es de empresas de vigilancia”, estimó Suazo.

Dejó claro que “portar armas no es un derecho, nadie debe de tener mayor poder de fuego que la Policía Nacional o que las instituciones que brindan seguridad, y es lo que se busca con esta nueva ley, en donde también se pretende decomisar todo tipo de armas que circulan de manera ilegal o que han sido introducidas al país de una mala forma”.

Acerca de los homicidios, señaló que alrededor del 50 por ciento ocurren en el área rural  «y no es por asuntos de acciones de grupos criminales, sino más bien que personas al calor de los tragos usan sus armas sin medir las consecuencias».

“En el área rural no es acciones criminales, es por alcohol y otras causas, lo que estamos estudiando porque no se pueden continuar dando este tipo de muertes”, dijo.

Informes independientes señalan que más de un millón de armas de fuego circulan ilegalmente en Honduras y una parte está en manos de pandillas y agrupaciones criminales.