Wednesday, Jul 17, 2019
HomePolítica (Page 192)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, viajó a Venezuela para observar las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo domingo.

El también coordinador de Libertad y Refundación (Libre) publicó en su cuenta de Twitter que fue «invitado como observador internacional a las  elecciones de Venezuela algunos países de la égida de EEUU atacan estas eleciones y en Honduras se comprobó el fraude y corrieron apoyarlo. Así funciona el imperio».

Zelaya fue invitado por autoridades venezolanas para dar acompañamiento al proceso electoral de este fin de semana, en el cual compiten varios candidatos de la dividida oposición frente al actual gobernante Nicolás Maduro, quien se da por descontado que seguirá en el cargo.

El bando contrario a Maduro ha denunciado que las elecciones «están amañadas», mientras que el oficialismo asegura que es víctima de una «guerra económica» patrocinada por Washington y varios países latinoamericanos.

Un amplio segmento de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no participar; el principal rival de Maduro es el exchavista Henri Falcón, quien prometió dolarizar la economía venezolana en caso de ganar los comicios.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“El hombre tiene enrolado al pueblo de Santa Bárbara con la paja de venir a decirles corruptos a los cachurecos”, expresó el diputado Elmer Leiva la referirse a su “azucarado” y folclórico  compañero de fórmula Sergio Castellanos.

“Venia emocionado porque iba presentar un proyecto por primera vez para beneficiar las comunidades de mi pueblo cuando llegó enojado Castellanos; los documentos me los tiro por allá y la tarjeta de protocolo se la tiró encima a la muchacha”, relató el parlamentario.

Cansado y evidentemente molesto— por los múltiples abusos de su colega—,  el parlamentario suplente alegó que se someterá a varios exámenes para comprobar que no tiene ningún “problema psicológico o psiquiátrico”.

“Yo lo conozco, él es un tipo azucarado e impulsivo; bueno si ni el solo se quiere aquí viene a decir que ‘los cachurecos son corruptos’,  ¿pero y el qué?, la sociedad lo sabrá pronto solo le digo que aquí entre gitanos nos conocemos”, aseguró.

Entre las declaraciones de Leiva, garantizó que a diferencia de su “compañero de fórmula”, nunca le ha mentido al pueblo así como supuestamente lo hace Castellanos, que según Leiva solo es “bla bla” porque nunca ha hecho una proyección.

“Si el hombre ni él solo se quiere, mucho menos me va querer a mi si se muere se envenena, aquí no venimos a ofendernos quien soy yo para venir a decir a alguien que es corrupto, ni Jesucristo lo hizo, no nos hagamos chibolas aquí no seremos diputados a costilla de una bancada, lo seremos cuando trabajemos por un pueblo”.

Más allá de lo expresado, Leiva aclaró que no tiene contactos con personas de otro partido, y su denuncia es por la humillación a la que es sometido de manera constante por parte de Castellanos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El vicepresidente de Honduras, Ricardo Álvarez, exteriorizó el jueves su inconformidad con la propuesta planteada en el Legislativo de retomar el servicio militar obligatorio.

El número dos del Ejecutivo nacionalista dejó claro en su cuenta de Twitter que «por las llamadas que recibido por mi posición referente a estar en contra del servicio militar obligatorio, quiero ser categórico: ‘estoy en contra del servicio militar obligatorio'».

«La juventud requiere de calidad educativa y oportunidades, es por eso que me pronuncio en todo caso por ‘un servicio militar voluntario educativo en áreas técnicas y agrícolas'», publicó en un segundo tuit.

La postura de Álvarez surge luego que el diputado del partido Alianza Patriótica, Enrique Yllescas, presentara la noche del miércoles una iniciativa para reformar la Constitución a fin de volver al reclutamiento forzado, el cual fue derogado por el expresidente Carlos Roberto Reina (1994-1998) ya que violentaba los derechos humanos.

Varios actores y partidos opositores han mostrado su rechazo a la pretensión de Yllescas, ya que temen el retorno de la Guerra Fría por la forma en la que eran reclutados los jóvenes mayores de 18 años.