Wednesday, Oct 23, 2019
HomePortada

SANTIAGO DE CHILE, CHILE

(Spútnik) El alcalde de una comuna de Santiago de Chile confirmó la muerte de un hombre durante las protestas contra el Gobierno que han sacudido a la capital, lo que elevó el número de fallecidos en los últimos días a 16.

«El dueño de un local se habría defendido de una situación de turba que terminó en esta tragedia», dijo el alcalde de la comuna de Puente Alto (centro), Germán Codina, al canal CNN Chile, luego de que se divulgara en redes sociales un video de una persona herida de bala en la cabeza.

Codina explicó que la versión de que el hombre estaba defendiendo su negocio de una turba que intentó saquearla era prematura y afirmó que se debe esperar los resultados de la investigación policial.

En las imágenes del video se ve a un hombre que lleva una cacerola con comida antes de caer herido, y varios usuarios de la red social Twitter han señalado que la víctima no era un saqueador, sino que era un trabajador que volvía a su casa.

Su muerte se suma a las otras 15 personas que han fallecido en el contexto de las protestas masivas de los últimos días, según las cifras oficiales del Gobierno.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El expresidente Porfirio Lobo reafirmó hoy su disposición a someterse a una investigación ante señalamientos en su contra por supuestos nexos con el narcotráfico a fin de desvanecer cualquier duda.

Asimismo, aseguró que el haría lo que sea necesario por Honduras, para «sacar el principal cáncer que tiene Honduras que es Juan Orlando Hernández».

Indicó que los otros señalados por la justicia de EE.UU. tienen que ser investigados.

“La preocupación mía es fundamentalmente es porque nadie está por encima de la ley, que nadie se escude, en este caso el presidente (Juan Orlando Hernández)», externó Lobo en una comparecencia.

Dejó claro que está abierto a cualquier investigación, «pues me puse a la orden de Estados Unidos”.

“Que se investigue a cada uno de los políticos mencionados y saber si el presidente se está escudando en su cargo para no ser alcanzado por el brazo de la ley”, declaró.

Recordó que durante el juicio contra su hijo Fabio Lobo se le mencionó como el supuesto responsable de una conspiración por lo que pidió al fiscal general Óscar Chinchilla que se le investigara para despejar las sospechas.

En su momento, giró una carta al exembajador James Nealon en la que expresó su voluntad de ser interrogado por las autoridades norteamericanas.

El exmandatario reprochó la actitud de su sucesor al escudarse en su trabajo en la lucha contra el narcotráfico para que no se le investigue.

«Aquí nadie está gobernando, nada se resuelve, la gente está sufriendo abandonada», añadió el exmandatario

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“Si el pueblo no sale a las calles van a tener a Juan Orlando por dos años más”, advirtió este martes el miembro  del Partido Libertad y Refundación (Libre), Gilberto Ríos Munguía.

Y es que  luego del fallo contra el exjefe narco Juan Antonio Hernández respecto a delitos de narcotráfico, se esperaba que la población saliera a las calles a exigir la renuncia del actual inquilino de Casa Presidencial.

“Era una demanda popular que las principales figuras políticas del país como Salvador Nasralla, el expresidente Manuel Zelaya y Luis Zelaya, se juntaran para convocar a la salida de Juan Orlando, sin embargo el pueblo hondureño no es como un bombero aprietan un botón bajan por un tubo y  apaga el fuego”, dijo.

A su juicio, debe haber una organización, pero hace falta un proceso, “lo primero ha sido que los líderes políticos se junten, no solo ellos, deben de estar los líderes sociales, han dado un paso correcto y lo que viene es organizar una hoja de ruta un proyecto de la salida de Juan Orlando”.

Según el dirigente progresista, existe temor en la población que ha protestado durante 10 años, ya que algunos han terminado presos, asesinados y  “siempre hay un temor la represión ha calado bastante fuerte, ya le pide a un líder a movilizarse se lo piensa dos veces  porque los niveles de represión son fuertes”.

En ese sentido hay que mejorar los niveles de organización, para que la próxima manifestación sea contundente, recomendó.

“Si solo convocamos a una reacción popular masiva esto podría ser peligroso y terminar mal”, alertó.

“Si el pueblo no sale van a tener  a Juan  Orlando dos años más, tiene que salir pero de manera organizada con una agenda y con objetivos bien claros”.

Concluyo que “una salida abrupta de Juan Orlando sería una alegría nacional, una esperanza para todo el pueblo es lo  que estamos esperando, lo más sensato sería que renuncie, pero si no nos enfrentamos  a varios escenarios que  se lo lleve la DEA, que se vaya a visitar Estados Unidos y de repente  lo dejen allá preso, o que el pueblo hondureño demande pacíficamente en protesta nacional su salida, pienso que tenemos que confiar en nuestra fuerza como pueblo”.