HomePortada

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Al menos unas 60 personas serán contratadas este viernes en la Administración Aduanera de Honduras o la extinta Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (DARA), por lo que sigue la empleomanía dentro de la entidad que dirige Juan José Vides.

El cronograma de contratación que obtuvo Radio Globo y ConfidencialHN especifica que el horario de contratación iniciará a las 9:20 de la mañana con Lourdes Patricia Coello Ramírez y finalizará a las 2:20 de la tarde con Wendy Yamileth Grádiz.

Aunque la planilla del organismo ha venido incrementándose de forma desproporcionada, el ingreso de este nuevo personal vendrá a afectar las finanzas públicas y nadie sabe cuáles serán las funciones que asumirán.

Cabe recordar que ambos medios encontraron que la dependencia estatal se especializó en el clientelismo político, en detrimento del combate al contrabando y defraudación aduanera ya que colocó a activistas del partido en el gobierno bajo la categoría de regímenes especiales, que pagó sueldos incluso superiores a los que están por acuerdo, tal como lo reflejan los documentos analizados.

En el memorando DARA-RRHH-2011-2019 del 11 de marzo de 2019, dirigido al jefe de transparencia de la unidad de aduanas,  se hace constatar de cómo se inflaron las planillas para beneficiar a nacionalistas, cuyo mérito ha sido ser simpatizantes de la organización política y votar por Juan Orlando Hernández.

En 2019, unos 596 empleados temporales consumieron en sueldos y salarios un total de 12 millones 993 mil 152 lempiras exactos, por lo en un año llegaron a absorber unos 155 millones 917 mil 824 lempiras.

Es decir que los funcionarios con contratos temporales y los de regímenes especiales consumieron más del 50 por ciento del presupuesto asignado en este renglón a DARA durante el año anterior, sin resultados evidentes sobre las aduanas. 

En total, los 828 empleados le costaron a los hondureños alrededor de 256 millones 222 mil 860 mil lempiras.

Cabe recordar que Radio Globo y ConfidencialHN detectaron en la DARA un festín de sueldos para los principales miembros del ente responsable del sistema aduanero, donde son beneficiados altos ejecutivos, parejas sentimentales, amantes y, en otras palabras, los ingresos que perciben se quedan en familia, se pudo determinar que hay fuertes vínculos entre quienes laboran junto a la exdirectora Eny Bautista.

Si bien la política de sueldos del Ejecutivo nacionalista está orientada en la “austeridad” y “eficiencia” de sus colaboradores, pero también se premia la lealtad de los cuadros afines a Hernández y se traduce en una empleomanía a costa del dinero público.


TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), emitió un pronunciamiento sobre el último informe Percepción de la Corrupción 2019 en el que se confirma que Honduras cayó 14 puntos en el ranking mundial en comparación a 2018.

En el comunicado se responsabilizó a los corruptos que convirtieron a la nación en el segundo país más corrupto del istmo centroamericano y el cuarto en la región.

A su vez, reitera que, el informe mundial vertido el jueves, confirma que las posturas y denuncias emitidas permanentemente por el CNA en relación a Honduras, por los elevados índices de corrupción e impunidad.

«El Estado fallido, la imposición del totalitarismo ante la democracia, entre otros, están apegadas a la lúgubre realidad en la que nos tiene sometidos un pequeño, pero blindado grupo de corruptos». admite el comunicado.

Lamenta que en Honduras, en lugar de crear políticas públicas para el beneficio de la sociedad, se han forjado las “políticas de intereses” mismas que han sido imposible expulsarlas de las instituciones, porque «precisamente, su objetivo ha sido históricamente el asalto lento, pero persistente del Estado para construir un poder político y económico bajo el amparo de la corrupción e impunidad».

El CNA demanda, ante la crisis de país, que se precisa de la reconstrucción del Estado de derecho y sus instituciones a fin que el aparto público esté permanentemente preocupado por construir una sociedad decente, honesta y transparente, en la que los gobiernos no humillen a las personas regalando “cápsulas” de felicidad dentro de una bolsa, pero que al final se les obliga a vivir en pleno y total indecoro social.

Finalizó haciendo un llamado a toda la ciudadanía a no permitir que se continúe retrocediendo en el combate a días atrás cuando el Ejecutivo nacionalista acordó expulsar la MACCIH.

WASHINGTON, EE.UU.

(Sputnik) Estados Unidos no ve indicios de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quiera negociar su salida, dijo el secretario de Estado de este país norteamericano, Michael Pompeo, en una entrevista.

«No hemos visto indicios de que (Maduro) esté preparado para permitir que haya elecciones libres y justas en Venezuela, ese es el estándar que exigimos», dijo Pompeo en una entrevista con El Nuevo Herald y Miami Herald.

Pompeo dijo que Estados Unidos continuará trabajando para lograr ese objetivo.

«No lo sabemos, al igual que no sabíamos la fecha precisa en que caería la Unión Soviética, no sabemos con precisión cuándo se irá el régimen de Maduro, pero sabemos que llegará ese día», dijo Pompeo.

La afirmación de Pompeo de que Estados Unidos está trabajando para derrocar al presidente electo de Venezuela demuestra que Washington está llevando a cabo una campaña deliberada para desestabilizar al país latinoamericano en violación de las normas internacionales, dijo una portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

En una entrevista con Caracol TV de Colombia, Pompeo dijo que lograr que Maduro se fuera era el resultado deseado del «proyecto» de Washington.

Describió el respaldo de EEUU a Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela, como una estrategia que está funcionando.

Pompeo también dijo que derrocar a Maduro es un esfuerzo colectivo de Estados Unidos y otros países, incluidos sus aliados en Europa.

Los esfuerzos de Estados Unidos para derrocar al gobierno de Maduro se hicieron pronunciados el año pasado después de que reconoció a Guaidó como presidente interino e impuso sanciones.

Funcionarios estadounidenses dijeron que las sanciones fueron diseñadas para exacerbar la crisis económica ya aguda de Venezuela.