Monday, Oct 14, 2019
HomePortada (Page 1046)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

A dos años con ocho meses de cárcel fue condenada la diputada por Libertad y Refundación (Libre) Maria Luisa Borjas tras encontrársele responsabilidad penal por cometer “delitos contra el honor”.

Aunque la parlamentaria recibió la pena, esta podrá ser conmutada por lo que deberá pagar una fianza y así esquivar las cárceles hondureñas.

En su momento la comisionada argumentó que no aceptaba la condena y que recurría a todas las instancias nacionales e internacionales para demostrar su inocencia.

Y es que Borjas garantiza que ella no cometió ningún delito porque solo leyó un informe de investigación relacionado al asesinato perpetrado contra la líder ambientalista Berta Cáceres.     

“Que me la manden por Whatsapp”, sugirió la diputada antes de abandonar la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de esperar por más de dos horas la escucha de la pena que se le impondría en un juicio—según ella— espurio.    

“Tengo dos horas de estar esperando esta audiencia estaba programada para el juves anterior inexplicablemente la trasladaron para hoy, desde las 2 de la tarde estamos esperando, me retiro”, declaró.

Según la exregidora lo ocurrido es parte del sicariato judicial que practica el Poder Judicial comandado por Rolando Argueta, el cual esta tarde se reunió según Borjas con el “usurpador” Juan Hernández.

“No tienen fundamento legal, no tienen como justificar este sicariato judicial, le dan vueltas y vueltas a esta sentencia”, finalizó.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La directora del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Gudiel, reiteró este lunes que los controles de seguridad en las cárceles del país han logrado evitar la introducción de objetos ilícitos.

No obstante, Radio Globo presentó una carta que revela pagos de hasta 400 mil lempiras para introducir armas y granadas a las denominadas cárceles de ultra alta seguridad, en complicidad con mandos militares.

A pesar de la sinceridad de la misiva, Gudiel la desestimó al decir que no sabe si es cierta o falsa.

“Estas informaciones no (suelen ser) fehacientes; no se puede decir que esa carta es verdad; pero sí… siempre se introducen objetos ilícitos, se buscan a los familiares, cualquier autoridad, pero todo eso se está combatiendo”, aseguró.

Cabe recordar que hace unos días se descubrió una granada de mano que permanecía en el ano de un reo, pero nadie supo dar una explicación coherente.

“Ellos buscan la forma de introducir estos objetos cuando se van hacer estas requisas y tratan de hacerlo de esta forma, todo esto se ha detectado con los nuevos controles que existen”, insistió.

Referente  al involucramiento de los militares manifestó que “no puedo responder sobre ese tema, porque hay otros entes investigadores que darán con los responsables; si pueden ser militares, agentes penitenciarios o familiares u otras autoridades que trabajan en el Instituto Penitenciario porque también se están tomando operaciones contra personas que se prestan para este tipo de acciones dentro de las cárceles”.

“No es fácil por muchos controles que se hagan en el sistema penitenciario ellos buscan la forma de como introducir objetos”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“La justicia selectiva es una realidad” sentenció  el expresidente Porfirio Lobo mientras reiteraba que hay una persecución sincronizada contra él y su familia por parte del gobierno de turno, algunas organizaciones de sociedad civil y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

En un receso otorgado durante el desarrollo del juicio contra su esposa Rosa Bonilla y otras dos personas más embarradas en el caso Caja Chica de la Dama, el otrora jefe de Estado se preguntó cómo organismos internacionales vienen a colaborar con la justicia selectiva enfocada en el período 2010-2014.

“Todos nos hacemos la pregunta, denme un caso de una denuncia que hizo el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) en los últimos seis años solo uno;  son investigadores maravilla pero la línea llega hasta el 2014, ¿y de esa fecha para acá no hay nada?”, señaló.

Debido a las nulas denuncias de la oficina que comanda Gabriela Castellanos junto a su asistente Odir Fernández contra el gobierno que dirige Juan Hernández, Lobo expresó que sus persecutores tienen una venda o parchos en los ojos.

A criterio del ex mandatario, los casos presentados por los enviados de la OEA son para distraer la verdadera y descomunal corrupción que hay “ustedes bien saben, háganse los locos” expresó a los periodistas antes de reiterar que en su momento revelará los nombres de los cinco jinetes que pactaron entregar a Rosa Bonilla a la MACCIH.