Wednesday, Oct 23, 2019
HomePortada (Page 1050)

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik) Agentes de la Patrulla Fronteriza de EEUU detuvieron a 180 personas indocumentadas, en su mayoría de Centroamérica, cerca de la ciudad de Sunland Park, en Nuevo México (suroeste), informó la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés).

«Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron a las personas que cruzaron de manera ilegal por violar las leyes de inmigración de este país. El personal médico de emergencia de la Patrulla revisó a los migrantes y determinó que algunos necesitaban atención adicional», dijo la CBP en su página web.

Los servicios médicos de emergencia de la ciudad examinaron a las personas, detenidas en la madrugada del 26 de febrero en una época de temperaturas bajas en la zona, y decidieron trasladar a algunos de los migrantes a un hospital local.

El grupo consistía mayormente de familias centroamericanas y menores sin acompañantes; este es el segundo grupo de más de 100 personas detenido en la zona desde que comenzó el año fiscal en octubre.

En tanto, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE por su sigla en inglés), liberó el 26 de febrero a 100 migrantes de Honduras en una iglesia de la ciudad de El Paso (Texas) convertida en albergue.

«ICE no tiene espacio para ellos, así que los estamos acogiendo. Necesitamos chaquetas, mantas, sacos de dormir y comida», dijo la iglesia Caminos de la Vida en su página de Facebook.

Miles de personas han sido detenidas por la Patrulla Fronteriza en los últimos meses en medio de una ola migratoria durante la que varias caravanas partieron de América Central, en particular desde Honduras, en busca de asilo en EEUU.

Muchos quedaron varados en la frontera entre México y EEUU a la espera de poder iniciar los trámites de asilo en el país del norte, cuyo Gobierno decidió unilateralmente enviar de regreso a su vecino del sur a los migrantes que ya comenzaron el proceso.

En enero, 47.893 personas fueron detenidas en los puertos de entrada ubicados en la frontera suroeste (Texas, Nuevo México, Arizona, California), frente a las 50.749 arrestadas en diciembre, 51.857 de noviembre y 50.998 de octubre.

En el año fiscal 2018 (octubre 2017-septiembre 2018), fueron detenidos 396.579 individuos en los puertos de entrada de la frontera suroeste, según cifras publicadas por la CBP.

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) El Gobierno y la oposición de Nicaragua vuelven a la mesa de diálogo, de nuevo a puertas cerradas, tras definir la hoja de ruta que regirá las negociaciones para superar la actual crisis política y económica en esa nación centroamericana.

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (izquierda) y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), se encontrarán en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas con la supervisión de la Iglesia Católica nicaragüense.

El 27 de febrero, cuando iniciaron las conversaciones, fueron aprobados 9 de los 12 puntos propuestos para normar el diálogo, según un comunicado leído por el nuncio apostólico Waldemar Sommertag, testigo del proceso junto al cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes.

«En esta primera sesión se trabajó en la aprobación de la hoja de ruta, que constituye la normativa del funcionamiento de la negociación; de la propuesta inicial de 12 puntos se logró la aprobación de 9», leyó Sommertag.

Las partes no revelaron qué puntos fueron aprobados y cuáles desechados en la reanudación del Diálogo Nacional, anunciado la semana pasada por el presidente Daniel Ortega, y saludado por organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

«La CIDH saluda la primera jornada de Diálogo en Nicaragua y recuerda la importancia que en este proceso deben tener el acceso a verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para la sociedad nicaragüense y, especialmente, para las víctimas», publicó la entidad en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la oposición participa con los empresarios José Adán Aguerri, Mario Arana y Juan Sebastián Chamorro, el catedrático Carlos Tunnermann, el político José Pallais y el estudiante Max Jerez.

Horas antes del restablecimiento de las conversaciones, el Ministerio de Gobernación liberó a 100 personas encarceladas por delitos contra «la seguridad común y la tranquilidad pública», beneficiados ahora con el sistema de convivencia familiar u otras medidas cautelares.

La oposición califica a los liberados como «presos políticos», pero el Gobierno rechaza tal etiqueta y explica que esos individuos fueron condenados por su papel en los actos violentos que dejaron casi 200 muertos y pérdidas económicas superiores a los 1.000 millones de dólares, según cifras oficiales.

Nicaragua vive una crisis política y social desde mediados de abril pasado, cuando una reforma al sistema del Seguro Social desató violentas protestas contra la Administración de Ortega, acompañadas por actos que el Gobierno tildó de «terroristas».
Entonces fue convocado un Diálogo Nacional auspiciado por la Iglesia Católica, que suspendió las conversaciones en junio pasado, en medio de acusaciones y la falta de consenso entre ambas partes.

El pasado 17 de febrero, el Gobierno acordó con líderes del empresariado local iniciar una negociación enfocada en el bien común de esa nación centroamericana, con el auspicio de la Iglesia Católica.

SANTA ROSA DE COPÁN, HONDURAS

Cuatro personas entre ellas un agente de investigación y un fiscal resultaron heridas durante un aseguramiento en la aldea Potrerillos del municipio de Santa Rosa de Copán en Copán, zona occidental de Honduras.

Según un comunicado emitido por la Secretaría de Seguridad, las autoridades fueron atacados por tres personas dentro de la vivienda allanada.

En la misiva del organismo de seguridad se conoció que un padre junto a sus dos hijos reaccionaron y se opusieron al procedimiento legal atacando con armas blancas y de fuego a los agentes.

“En el forcejeo resultó lesionado en una de sus piernas. El padre de los jóvenes se sometió a la autoridad mientras el tercer individuo atacó con arma de fuego a los operadores de justicia que participaban en la operación”, informaron.

Asimismo detallaron que para proteger la vida de los funcionarios, repelieron el ataque y fue así que el atacante del fiscal resultó con una herida “leve” provocada por arma de fuego.