Friday, Nov 15, 2019
HomePortada (Page 1091)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El depurador policial y oenegeísta Omar Rivera negó hoy que el ex comisionado en retiro Ambrosio Maradiaga se le dio en 2014 una baja honrosa de la fuerza pública.

La reacción del controvertido funcionario ocurre luego de que el exjefe policial fuera arrestado por supuesto lavado de dinero y que se indicara que el detenido recibió un finiquito del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) no tenía cuentas pendientes.

«La Comisión Especial no canceló a Maradiaga Ordoñez; él forma parte de un grupo de 35 oficiales que salieron de la institución en 2014, y que posteriormente fueron investigados por la DIECP, por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, y cuyos expedientes fueron remitidos al TSC y al Ministerio Público», dijo Rivera en una locuaz declaración.

Dijo que la aprehensión del sospechoso “forma parte del proceso lógico de lucha en contra la vil impunidad que por décadas había reinado en la entidad armada”.

“Si existe indicio de la supuesta comisión de un delito y sustento probatorio, el Ministerio Público, a través de sus organismos especializados, debe investigar y acusar al sospechoso, y los tribunales de justicia -en el marco del debido proceso, y garantizando el derecho legítima a la defensa y a la presunción de inocencia- debe proceder conforme a ley… si -el oficial capturado- es culpable debe ser castigado y si es inocente debe ser absuelto”.

Rivera Pacheco, informó que “muchos oficiales y exoficiales han podido desvanecer los señalamientos de incongruencias patrimoniales y otros delitos, por los cuales se les ha acusado, y han recibido sus respectivos finiquitos, pero hay otros que tendrán que enfrentar procesos judiciales y ahí aclarar su situación, ya que en la etapa investigativa no están en la mejor condición”.

En tanto, el exjefe policial permanece en los juzgados penales a fin de ser sometido a audiencia de declaración de imputado para determinar cuál será su futuro judicial.

TEGUCIGALPA, HOINDURAS

Con el objetivo de confundir la población y así lograr aceptación de la propuesta a una masiva militarización, el secretario de la presidencia Ebal Díaz—manteniendo su discurso— insistió en que el mandatario Juan Hernández no quiere más presupuesto, según él solo quiere más militares.

Las declaraciones del funcionario, surgen en el marco de una supuesta campaña mediática que busca justificar la necesidad de engrosar las filas de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), sacando provecho de hechos criminales grabados y propagados por las redes sociales.

Hechos como las últimas dos masacres ocurridas en la zona norte de Honduras, específicamente en La Ceiba y la otra en San Pedro Sula, así como el enfrentamiento y muerte de dos miembros de la policía a manos del otrora líder de la banda del Mito Padilla.

Lea: Falsos positivos; gobierno sigue con campaña para justificar más policías y militares

Según el burócrata, para ampliar el número de agentes, se realizará “un ajuste presupuestario a lo interno”, para combatir con efectividad el delito de la extorsión, sicariato y organizaciones criminales poderosas.

Explicó que la Ley, que surgió después que Hernández obtuviera un informe de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), será trasladada hasta el Congreso Nacional en los próximos días y así autorizar el aumento de efectivos castrenses y otras fuerzas de seguridad.

Antes de escapar de las preguntas, que le recordaban que la supuesta organización criminal que amenaza a Hernández opera desde el 2005, el representante del Ejecutivo solicitó no caer en el pánico que un grupo de antisociales busca imponer sobre la legitimidad del uso de la fuerza de los órganos de seguridad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

No es creando más batallones de policías militares que Honduras logrará reducir el ambiente de violencia, sino atacando las causas estructurales, señaló la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Migdonia Ayestas.

Según la funcionaria, el argumento del presidente Juan Orlando Hernández de solicitar más presupuesto para contratar más policías, con la argumento de que la violencia ha aumentado, no es válido ni justificable y es andar vendiendo una idea que no tiene ni pies ni cabeza.

Refirió que el gobierno debe invertir en las causas que originan la violencia, como salud, educación y empleo.

Ayestas consideró que poner una tasa de homicidios como referencia o como indicador, no es suficiente ya se registra un aumento de personas suicidándose.

“¿De qué sirve que se disminuya los homicidios? habría que ver cuantos centros de salud tiene psicólogos, psiquiatras o como está el (hospital siquiátrico) Mario Mendoza podemos irlo a revisar. En vez de crear un batallón del ejército de la policía militar se crea un nuevo hospital psiquiátrico para que atienda a todos estos casos que las personas se quitan la vida”, cuestionó.

Hernández tiene una abierta campaña para aumentar el gasto en defensa y seguridad para «controlar la violencia» aunque se jacta de que las cifras de homicidios están por bajar la barrera de los 40 crímenes por cada 100 mil habitantes.