Thursday, Nov 21, 2019
HomePortada (Page 1100)

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez, denunció el jueves que se está creado un régimen de censura y precariedad de la libertad de expresión.

Las declaraciones del representante de la gremial de los periodistas, fue al conocer la orden de captura que se libró este jueves para el director de Radio Globo ConfidencialHN David Romero, por denunciar los actos de corrupción de altos funcionarios del gobierno.

“Todo esto genera preocupación, un régimen de censura porque el periodista en que trabaja en tema de corrupción e investiga ya no va poder denunciar y solo por eso lo llevan a la cárcel”, señaló.

Refirió que estas acciones evidencian una arremetida en contra de los comunicadores, pues se están querellando y amenazando a periodistas y llevando los casos a los tribunales de justicia.

Rodríguez dijo que “eso va en contra de la libertad de expresión y libertad de prensa y es grave en un Estado de Derecho”.

Añadió que en el caso de David Romero, «es de índole privado pero, lo que llama la atención es la pena y es un caso para llevarlo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Sostuvo que el papel de un periodista es ser un perro guardián a favor de la democracia, y no estar al favor del gobierno.

“Y si estamos denunciando; y por eso vamos hacer querellados hay un serio problema de por medio el Estado de Derecho queda débil y la libertad de expresión este precario en el país”, manifestó.

A opinión de Rodríguez, los delitos imputables considerados como delitos contra el honor, deben ser enjuiciados bajo la figura de ámbito civil.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La periodista Lidieth Díaz señaló el terrible y amenazante mensaje enviado por el gobierno contra los comunicadores hondureños al imponer más de 10 años de cárcel contra el director de Radio Globo y ConfidencialHN, David Romero por denunciar los abrumadores actos de corrupción perpetrados por altos funcionarios.

“Toda persona que le estorbe al mandatario (Juan Hernández), él lo va a quitar”, advirtió Díaz mientras solicitaba al gremio periodístico de Honduras reaccionar ante la desproporcionada e injusta condena impuesta contra el periodista de investigación.

En sus declaraciones, la esposa del perseguido periodista, aclaró que la condena por supuestos delitos contra el honor, surgió del malestar del jefe del partido en poder quien se aprovechó de sus funcionarios ligados en actos de corrupción para encarcelar a Romero.

Lea: Por estas denuncias el gobierno pretende encarcelar a David Romero

“Estamos preparados para esta situación… vamos a salir de esta porque la justicia siempre prevalece, al final cuando pase el huracán estaremos más firmes que nunca”, declaró.

Cabe recordar que el veterano periodista en su momento reveló que el proceso de persecución en su contra —además de ser un atentado contra la libertad de expresión—, tiene el objetivo de frenar las constantes denuncias contra la organización criminal que asaltó el Estado.

Específicamente, señaló que el presidente de la Corte Suprema de Justicia Rolando Argueta y el presidente y Hernández pretenden encarcelarlo para frenar las investigaciones que develarán la red criminal que opera en los tres poderes del Estado.

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El penalista Melvin Bonilla afirmó que Honduras requiere de fiscales altamente capacitados en materia penal que impartan justicia de manera objetiva e imparcial.

Según el letrado, el Ministerio Público pone fiscales inquisidores que se adueñan de la acción penal.

“Necesitamos fiscales que sean objetivos imparciales que tengan la capacidad suficiente de estudiar y saber qué casos puede proceder y que caso puede ganarlo en un juicio oral y público”, señaló.

Bonilla refirió que los fiscales están bajo el poder que les han otorgado, y simplemente califican una acción penal y entre más grave, mejor porque se aleja de las medidas sustitutivas.

Sostuvo que la justicia hondureña requiere un fiscal que genere más condenas y menos casos pendientes.

Lamentó que Honduras tiene justicia completamente débil, y leyes absurdas. Citó la Ley de lavado de activos y la de privación de dominio que dejan indefensos a los investigados.

Consideró que los casos más difíciles de de investigar en el país, son los de corrupción, por lo tanto un fiscal debe tener todos los medios para un efectiva investigación.

Bonilla añadió que el Ministerio Publico ablandó los procesos de selección de fiscales y que en la actualidad pone a cualquiera que posea un título como profesional del derecho.