HomePortada (Page 4764)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Tribunal supremo Electoral (TSC) y la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH) procedieron a suscribir un acuerdo de cooperación para la conformación de una unidad especial integrada por “especialistas internacionales”  y  el órgano contralor para investigar a los corruptos de Honduras.

Ante esto el presidente del TSC, José pineda explicó que la firma del acuerdo con la OEA fortalecerá la gestión del órgano contralor a través de lazos de cooperación.

“Estamos complacidos por la apertura en la voluntad para fortalecer el combate al la corrupción en el país, esa firma representa una mayor antesala para organizarse y articular iniciativas que nos conduzcan a la mejoras técnicas e investigativas”.

“El fortalecimiento de la investigación por el enriquecimiento ilícito fue una de las principales metas que este pleno asumió desde que tomamos posesión en el 2016”, aseguró.

Por su parte el jefe de la MACCIH, Juan Jiménez explicó que  “El compromiso de la misión es trabajar en la unidad especial anticorrupción, estamos poniendo a disposición del TSC a los especialistas de la misión para las investigaciones conjuntas así como lo estamos haciendo con el Ministerio Público”.

En cuanto a la nueva unidad que se sumará al trabajó que realizará el TSC, electo por el tripartidismo, Jiménez recalcó que aunque desde que se escogieron los magistrados se resaltó que un órgano de control debe estar alejado de la política, “es una oportunidad histórica” de colaboración.

En cuanto a los abundantes casos que aparentemente los delegados internacionales están investigando, Jiménez prometió que ya están afinando los últimos detalles para presnetar el informe donde se expondrá el nivel de impunidad que existe en Honduras.

“En este momento estamos haciendo una supervisión para determinar cuáles son los alcances de la investigación, estamos a tiempo para hacer un enfoque que será público para que el país pueda ver y enterarse de cuantos casos están en la impunidad en Honduras”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El ex vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, compareció este día a su juicio oral dirigido por su amigo y juez Crosby Lanza, supuesto beneficiado por el exconsejal.

Cabe destaca que el Ministerio Público desde el pasado 22 de febrero recusó juez de sentencias Crosby Lanza para que no conociera el juicio contra el exconcejal Bonilla por tráfico de influencias.

En un comunicado emitido por el organismo acusador, explicaron que Lanza recibió beneficios del exfuncionario judicial, y eso pone en peligro la imparcialidad que debe existir en el juicio.

El operador de justicia indicó que Lanza fue nombrado por Bonilla como coordinador del Tribunal de Sentencias de Francisco Morazán, a pesar de tener seis meses de laborar para la dependencia; consideró que tal cargo es de “confianza” y pone en riesgo la independencia que debe tener el juicio.

En la misiva afirmaron que el togado podría comprometer su imparcialidad en caso de conocer la causa y dañaría la correcta impartición de justicia, por lo que debe abstenerse de participar en el juicio.

Cabe recordar que el exconcejal se encuentra enjuiciado por haber influido en una jueza nacional y una magistrada de apelaciones para pedir que dos primos mafiosos fueran liberados, luego que las fuerzas de seguridad los arrestaran en la operación denominada “Shalom”, ocurrido en enero de 2015 en San Pedro Sula.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Un grupo de estudiantes exigió este día al Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) que abandonen “la lucha sin sentido” y respeten los derechos de los demás que “quieren recibir sus clases”.

Según algunos estudiantes, el MEU constantemente intenta a través de medidas intimidatorias “alejar a los estudiantes de sus facultades” atropellando las voluntades de los demás.

“Eso no tiene sentido porque no se puede exigir derechos y violentar las garantías de las otras personas”, argumentó un supuesto afectado.

En ese sentido, los “que quieren clases” recomendaron sentarse a dialogar  porque no es necesario estarce enfrentando entre estudiantes o con las autoridades.

“Nuestra propuesta es trabajar y distintos puntos sin afectar a nadie”, sugirieron.

Las declaraciones surgieron después que el MEU determinara a través de una asamblea tomarse el edificio de la Facultad de Odontología para  seguir presionando a las autoridades universitarias para que cese la persecución contra estudiantes.