Monday, Dec 9, 2019
HomePortada (Page 5)

PEKÍN, CHINA

(Spútnik) EEUU debe poner fin a la injerencia en los asuntos internos chinos, declaró el responsable de cuestiones internacionales del del Buró Político del Partido Comunista de China, Yang Jiechi, en una conversación telefónica con el secretario de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo.

El diplomático chino, según comunicó la televisión nacional, denunció que hace unos días «el llamado Proyecto de Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong se convirtió en ley, y la Cámara de Representantes del Congreso de EEUU aprobó el llamado Proyecto de Ley de los Derechos de los Uigures 2019».

Yang expresó una protesta rotunda y condenó enérgicamente esas iniciativas, y además instó a Washington a «frenar de inmediato la injerencia en los asuntos internos de China».

«Los funcionarios estadounidenses, distorsionando en reiteradas ocasiones los hechos, atacaron el sistema político y la política interna de China, eso es una grave injerencia en los asuntos internos de China, una grave violación del derecho internacional y los principios fundamentales de las relaciones internacionales», destacó el político.

Anteriormente, el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó dos leyes relacionadas con Hong Kong, «Sobre la protección de los derechos humanos y la democracia en Hong Kong», así como una normativa sobre la prohibición del suministro de ciertos equipos policiales a la región administrativa especial.

Los documentos modifican la ley de 1992 que rige las relaciones estadounidenses con Hong Kong, y exigen una revisión anual de las relaciones comerciales con ese territorio en función de su grado de autonomía, así como sanciones contra aquellos a quienes Washington considere responsables de las violaciones de los derechos humanos en la región administrativa.

El proyecto de ley sobre los uigures, aprobado de forma prácticamente unánime por la Cámara de Representantes, prevé imponer sanciones a funcionarios chinos implicados en supuestas violaciones de los derechos de esos ciudadanos de China.

La normativa debe someterse a votación en el Senado antes de ser promulgada por Trump.

Estados Unidos critica constantemente a China por la situación de los uigures, la minoría musulmana.

En octubre pasado, Washington introdujo restricciones de visas contra funcionarios del Gobierno de China y del Partido Comunista por supuestas violaciones de los derechos humanos contra los uigures y otras minorías étnicas de Xinjiang, además de limitar las exportaciones a 28 entidades gubernamentales y comerciales de China presuntamente implicadas en tales abusos.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), en un informe publicado en agosto de 2018, denunció que hasta un millón de uigures y otros musulmanes podrían estar en los llamados ‘campos de reeducación’ a lo largo de la región de Xinjiang.

El Ministerio de Exteriores chino aprobó el pasado 4 de diciembre restricciones simétricas contra los diplomáticos estadounidenses que trabajan en China.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El vicepresidente del Legislativo, Antonio Rivera, aseguró que la ampliación del contrato de concesión para construcción del aeropuerto internacional de Palmerola, no los negoció, ni lo firmó la cámara.

El parlamentario dijo que “cuando un contrato es firmado por el Ejecutivo a través de cualquier secretaría de Estado, como la ENEE, Salud, Insep, Coalianza, y traspasa el periodo de gobierno, va al Congreso Nacional para su aprobación o improbación, pero quien negocia los términos, quien firma y realiza las diligencias es la secretaría de Estado correspondiente”.

Rivera aseveró que los argumentos que se presentaron por el Esado y la concesionaria, no había razón para no aprobar el contrato, “las licitaciones no las maneja el Congreso Nacional, la manejan las secretarías de Estado que corresponden”.

Por tanto, el vicepresidente del Congreso Nacional insistió que los contratos «llegan ya negociados, licitados, auditados, con los plazos, con las condiciones, con interés, con los términos, con las garantías, todo esto no le corresponde al Poder Legislativo. el Congreso Nacional no firma contratos».

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El magistrado del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), José Juan Pineda Varela, asumió este sábado la presidencia de ese órgano contralor por el plazo de un año.

En tanto, Pineda Varela releva a Roy Pineda Castro en una sesión administrativa del pleno de magistrados, siendo la segunda ocasión que José Juan Pineda asume titularidad del organismo que finaliza el 7 de diciembre de 2020.

Cabe recordar que el TSC está compuesto por tres magistrados José Juan Pineda, Ricardo Rodríguez y Roy Pineda Castro, quienes fueron electos por el Legislativo el 7 de diciembre de 2016 y finalizan su mandato en diciembre de 2023.

A la fecha, el papel del TSC como mecanismo de control de los recursos estatales ha sido fuertemente cuestionado por los actores polìticos y sociales ya que aseguran de que ha servido para encubrir actos de corrupción de altos funcionarios.

En teoría, el ente contralor debería servir para neutralizar cualquier irregularidad dentro de la administración pública, pero ese propósito no se ha cumplido.