HomePortada (Page 5384)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Tres de los más mediatizados dirigentes civiles aseguran que la “tardía inconformidad” que han mostrado algunos diputados por la elección de magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) hace tres años, no es la conducta de un político responsable.

“Resulta incongruente estar a gusto con la resolución de un tribunal que facilita proceso electorales, que ha resuelto algún tipo de procesos que tienen que ver con los partidos que no están de acuerdo con la elección del 2014”, explicó Omar Rivera.

En ese sentido el coordinador de la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ) les recordó a los 37 diputados que firmaron el recurso de inconstitucionalidad presentado en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que sus acciones en el último tramo de los comicios no son responsables.

“Como en un momento determinado se pueden utilizar los servicios de un ente estatal para resolver problemas partidarios, y cuando actuaron en función de sus beneficios si estaban de acuerdo y ahora no”, contrastó.

De igual manera el pastor protestante Alberto Solórzano aseguró que la maniobra emprendida por los diputados de Libertad y Refundación (Libre), los social demócratas Pinu y los otrora miembros del Partido Anticorrupción (Pac) además de ser extemporánea, es caprichosa.

“Eso no viene en nada a abonar para la tranquilidad hondureña, no luce a esta alturas tratar de filtrar gente que ha hecho un esfuerzo para mantener la democracia del país”.

Al reclamo también se sumó Carlos Hernández que acotó que un ejemplo claro fue el conflicto del Pac que en su momento alabó al órgano electoral pero ahora “extrañamente a 100 días del proceso electoral surge esta situación lamentable”.

CARACAS, VENEZUELA

(Spútnik) De acuerdo con las actas escrutadas, 8.089.320 venezolanos han participado en las elecciones para la Asamblea Constituyente, es decir, el 41,53% del padrón electoral, informó la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

«Esta extraordinaria participación, inesperada, pero preanunciada con un simulacro, con una participación sorpresiva (…) tuvimos la participación de 41,53% del padrón electoral, para 8.809.320 venezolanos que se prenunciaron en relación a la oferta electoral», dijo Lucena en un mensaje transmitido por cadena de radio y televisión.

Lucena sostuvo que el balance de la jornada fue «extremadamente positivo porque ganó la paz».

La titular del Poder Electoral anunció asimismo la elección de algunos de los 545 constituyentes, como Cilia Flores, la esposa del presidente Nicolás Maduro, y la excanciller Delcy Rodríguez, aunque advirtió que los resultados totales demorarían todavía varias horas.

Además, el domingo se eligieron 537 delegados a la constituyente, mientras los ocho diputados por otras tantas regiones indígenas se elegirán el martes 1 de agosto.

Lucena agradeció a los ciudadanos que fueron a votar e «incluso a aquellas personas que se negaron a votar, pero sin violencia; felicitamos al pueblo todo de Venezuela por esta maravillosa jornada y maravillosa participación».

La presidenta del CNE sostuvo que hubo personas votando hasta muy tarde en la noche, luego de que se lograron controlar algunos focos de violencia.

Lucena dijo que esta fue una «Elección especial, inusual, en todos los sentidos».

La oposición nucleada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que boicoteó la elección y llamó a la abstención, aseguró el domingo que no votaron más de 12 por ciento de los empadronados.

Muchos centros de votación mostraron escasa presencia de personas durante la jornada, aunque los medios de comunicación tuvieron restringido el acceso a menos de 500 metros de cada centro.

Durante la jornada, 10 personas perdieron la vida en actos de violencia, reportó la fiscalía general.

MONTEVIDEO, URUGUAY

(Spútnik) Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, EEUU, México, Panamá y Perú manifestaron que no reconocerán la Asamblea Nacional Constituyente que emerja de la votación en Venezuela, posición rechazada por Caracas con el tajante apoyo de Bolivia y Cuba.

Las autoridades peruanas fueron esta tarde las primeras en manifestar su rechazo a las elecciones de la Asamblea Constituyente de Venezuela, que calificaron de ilegítima y afirmaron que «viola las normas de la Constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional», controlada por la oposición.

En respuesta, el canciller de Venezuela, Samuel Moncada, volvió a denunciar el complot fraguado por la CIA contra Venezuela, al que Estados Unidos arrastró a varios países latinoamericanos.

“Perú anunció que esto que estamos haciendo ellos lo desconocen, es decir Perú manda más en Venezuela que el pueblo venezolano, así lo ha hecho Colombia, obedeciendo al plan de la CIA que el director de la CIA ya dijo que los estaba coordinando a todos para que derroquen al Gobierno constitucional y para que aplasten al pueblo libre de Venezuela», dijo Moncada al canal estatal Venezolana de Televisión.

Poco después el Gobierno de Argentina anunció que «no reconocerá los resultados de esta elección ilegal».

«Venezuela dispone de una Asamblea Nacional (parlamento unicameral) legítimamente elegida, la nueva asamblea constituyente formaría un orden constitucional paralelo no reconocido por la población, agravando aún más el impasse institucional que paraliza a Venezuela», dijo el pronunciamiento expedido el domingo por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

También el Ministerio de Exteriores de Chile también calificó de «ilegítima» la elección y sostuvo que su celebración «ha profundizado aún más la división en la sociedad venezolana» y desde Europa el Gobierno español advirtió que “no podrá reconocer ni dar validez a los actos jurídicos emanados de esta Asamblea Constituyente” y amenazó con medidas de presión para promover una “restauración de la institucionalidad democrática en el país”.

“El Gobierno de España estudiará, junto con sus socios de la Unión Europea y países amigos de la región, las medidas adicionales que puedan ser efectivas para promover una restauración de la institucionalidad democrática y constitucional en la República Bolivariana de Venezuela”, dice la declaración de Exteriores de España.

El viernes pasado también Colombia anunció que no reconocería los resultados de la elección en Venezuela y el sábado fue seguida por Panamá.

SANCIONES. Panamá también se sumó a México y a Colombia en «respaldar las medidas tomadas por el Gobierno de EEUU de imponer sanciones a funcionarios venezolanos que impulsan la convocatoria a una Asamblea Constituyente».

Washington impuso la semana pasada sanciones a 13 altos cargos venezolanos y advirtió que, de proseguir adelante la elección de constituyentes, procedería a imponer castigos económicos al país sudamericano.

«La farsa electoral de Maduro es otro paso hacia la dictadura. No aceptaremos un Gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán», declaró este domingo la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Halley.

En respuesta, la excanciller venezolana (2014-2017) y candidata a la constituyente, Delcy Rodríguez, pidió al presidente Donald Trump fijarse mejor en la situación venezolana.

«Este es un voto profundamente antiimperialista», dijo Rodríguez en declaraciones al canal estatal Venezolana de Televisión tras emitir su voto para añadir que Trump quien «tendrá que ver lo que está ocurriendo en Venezuela».

DEFENSA DE VENEZUELA. El presidente de Bolivia, Evo Morales, se distinguió el domingo como uno de los defensores de más alto perfil de la elección celebrada en Venezuela, al augurarle éxito y criticar a quienes buscan «atentar» contra el país caribeño.

«La agresión a la democracia venezolana es agresión a toda América Latina; la Asamblea Constituyente triunfará», dijo Morales en la red social Twitter.

​Morales advirtió que «quienes organizan y financian violencia que atenta en Venezuela y queman vivos a chavistas antiimperialistas deben ser juzgados en la CPI (Corte Penal Internacional)».

Cuba anticipó el miércoles pasado su apoyo a la iniciativa constituyente venezolana.

«Quienes intentan desde el exterior dar lecciones de democracia y derechos humanos, mientras alientan la violencia golpista y el terrorismo, deben sacar sus manos de esa nación», declaró el vicepresidente cubano José Ramón Machado.

«Solo compete al pueblo y al gobierno bolivarianos – enfatizó — superar sus dificultades sin intromisión extranjera en sus asuntos internos” y manifestó la «inconmovible solidaridad con el pueblo venezolano».

LLAMADOS AL DIÁLOGO.  “No creemos en sanciones unilaterales, no creemos en actitudes prescriptivas que dictan lo que un país tiene que hacer o no tiene que hacer», declaró el jueves la canciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa, al tiempo que reiteró que acompañará todos los procesos de diálogo que sirvan para aminorar la complejidad de la situación política en Venezuela.

Posición similar fue manifestada por el Gobierno de Uruguay, que observa con mucha preocupación la crisis venezolana, pero prioriza mantener abierto algún canal de diálogo.

Confidencial HN