Thursday, Aug 22, 2019
HomePortada (Page 906)

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) Poco más de 5 millones de salvadoreños elegirán el 3 de febrero al nuevo presidente y vicepresidente, en comicios en que el exalcalde de la capital Nayib Bukele se perfila como favorito para poner fin al bipartidismo que ha gobernado el país centroamericano desde 1989.

Por sexta vez desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 que pusieron fin a una cruenta guerra civil, los salvadoreños acudirán a las urnas para ejercer su derecho al voto y el ganador asumirá la presidencia el 1 de junio de 2019 para el mandato que concluirá el 30 de mayo de 2024.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador registró a 5.268.411 electores, de loa cuales 5.948 residen en el extranjero, y que ya emitieron su sufragio mediante el voto adelantado.

Los 1.595 centros de votación repartidos en los 262 municipios del país estarán abiertos entre las 07:00 hora local (13:00 GMT) y las 17:00 (23:00 GMT).

A juzgar por un reciente simulacro, sobre las 21:00 hora local (03:00 GMT) ya debe haber una tendencia de voto, y sobre la medianoche podrían saberse los resultados preliminares.

El oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), única fuerza de izquierda en esta contienda, le apuesta para ganar su tercer Gobierno consecutivo a la capacidad y carisma del excanciller Hugo Martínez, un político cordial con historia en el partido y probada capacidad de diálogo.

La ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), asociada a la oligarquía criolla y vinculada en el pasado con los escuadrones de la muerte, se alió con los partidos Concertación Nacional, Demócrata Cristiano y Democracia Salvadoreña para impulsar la candidatura de Carlos Calleja, quien cuenta con el apoyo de influyentes grupos del poder económico.

El tradicional binomio es amenazado por la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), partido escindido de Arena, cuyas opciones de ganar la presidencia resucitaron al acoger como candidato a Nayib Bukele, un político mediático y de fuerza en las redes sociales, expulsado del FMLN en 2017.

El último aspirante es el empresario Josué Alvarado, del partido VAMOS, cuya candidatura ya fue inhabilitada por el TSE al comprobarse su pasado como pastor y presidente de una organización evangélica internacional, por lo que de ganar tendría que asumir su compañero de fórmula, Roberto Rivera Ocampo.

La corte electoral estima que votará más del 65% del padrón electoral inscrito, y según la tendencia de las tres presidenciales previas, el candidato que aspire a ganar en primera vuelta deberá recibir al menos 1.400.000 votos.

El requisito para ganar en primera vuelta es recibir la mitad más uno de los votos válidos, de lo contrario tendrá lugar una segunda ronda, el domingo 10 de marzo, entre los dos candidatos con la mayor cantidad de votos.
Para votar es preciso tener más de 18 años, y mostrar el Documento Único de Identidad (DUI) vigente.

El voto de los «hermanos lejanos», como llaman los salvadoreños a su diáspora, disminuyó drásticamente respecto a las presidenciales de 2014: hace un lustro votaron 10.337 de los 142.418 registrados, pero este año 344.690 salvadoreños en el exterior prefirieron no participar en el proceso.

Para garantizar la seguridad durante la jornada electoral, fueron desplegados unos 23.000 agentes por todo el país, encargados además de proteger el traslado de la documentación electoral.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Registro Nacional de las Personas (RNP) debe contar con el respaldo de todos los actores y fuerzas políticas para su tecnificación, pidió hoy el representante de la ONU, Igor Garafulic.

Al respecto, el diplomático destacó que si bien se realizaron las reformas electorales y constitucionales, el RNP merece mayor atención para que sea un verdadero ente de seguridad nacional.

Sugirió que entre las medidas de apoyo se requiere de la adquisición de nueva maquinaria para la emisión de tarjetas de identidad para poder entregar tal documento a la sociedad.

En tono jocoso, contó que uno de sus compañeros de trabajo que supera los 60 años le mostró la cédula cuando tenía más de 33 años, por lo qu estimó que la identidad «es seguridad».

La junta interventora del RNP anunció que se emitirá la nueva identidad a fin de que los hondureños puedan participar en los comicios que efectuarán en 2021.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“No existe justificación para pensar que eso sucedió  acá en Honduras”, enfatizó hoy el presidente Juan Orlando Hernández  sobre la cocaína encontrada en sacos de café en Italia.

Durante el 272 aniversario de la virgen de Suyapa, ,el mandatario refirió que hay tres líneas de investigación asimismo vertió su opinión sobre  otros temas; entre ellos las reformas electorales, el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la ley del  presupuesto de la República y  la problemática del Instituto Nacional  de Formación Profesional (Infop).

“Hay un proceso de investigación; todo indica hasta este momento que los protocolos que tiene Puerto Cortés son certificados internacionalmente, a través de la iniciativa Puerto Seguro que se trabaja con EE.UU. y  otros países con cada uno de estos procedimientos», externó.

Por tanto, añadió, «espero que pronto tengamos unas conclusiones definitivas, preliminarmente lo que nos han dicho es que no existe justificación para pensar que eso paso acá en Honduras”.

Expuso que “he tenido a la vista material digital tanto en vídeo como en fotografía los resultados del escáner aquí en Honduras y de momento en que se abrió el contenedor en Italia todo indica que si eso ocurrió, fue fuera de aquí”.

“Es el nombre de Honduras es también la imagen de un rubro muy importante como es el café. Le dije a un empresario del café que exporta, vamos a tener que investigarlo a usted y a todos”.

Respecto al fallo de la Sala Constitucional del Poder Judicial sobre la inconstitucionalidad a las reformas de la Ley de presupuesto, argumentó que desconoce el contenido. 

“Tengo que verlo para manifestarme. Por ahora, no le he visto”, adicionó.

En cuanto a la postura del Cohep de retirarse del Infop, indicó que “nadie puede violentar la ley” y es necesario una reingeniería.

“De inicio nadie puede incumplir la ley,  pero si ellos siente que la institución no está dando  lo que tienen que dar parece que es un punto muy importante yo creo que acá amerita sentarse revisar», desglosó.

«La información preliminar que me ha llegado -continuó- es que la carga del contrato colectivo es alta, y aquí tenemos que buscar eficientarlo, pero lo que necesitamos al final es que las empresas y los trabajadores inclusive los que no son parte de una empresa, muchachos o gente mayor que quiere capacitarse para un empelo lo haga tenga una oportunidad. Creo que es el momento de una reingeniería”.

Finalmente en el tema de las reformas electorales aseguró, que el Ejecutivo no formaría parte de la iniciativa.  

“El tema de las reformas electorales, como Ejecutivo estaremos haciendo a un lado de eso porque está en el Congreso y esperemos que desde allí  haga su mejor trabajo,  es un buen comienzo porque mi misión termina como servidor público en tres años ya como político electoralmente hablando terminó”.