Saturday, Dec 14, 2019
HomePortada (Page 917)

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El titular del Consejo Hondureña de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy informó este lunes que en los próximos días se reunirán con el presidente del Legislativo, Mauricio Oliva, a fin de entregar observaciones del nuevo Código Penal.

Y es que según el empresario primero se debe realizar un análisis profundo, ya que es muy “complejo y extenso”.

“Es tan complejo el nuevo Código Penal que estamos analizándolo, ya tenemos varias observaciones que vamos a entregar el miércoles en la mañana al Mauricio  Oliva», dijo.

Dejó claro que están analizando los alcances de la nueva legislación penal, porque -según él- «no quieren dar una opinión a la ligera sobre el nuevo Código, pues sería irresponsable”.

Hay que estudiarlo porque es un código bastante extenso ya que después de 35 años de uso, entrará vigencia uno nuevo, por lo que “nos vamos a reunir a tener una charla con el presidente Oliva y entregarle las primeras sugerencias que tiene el Cohep».

TEGUCIGALPA,  HONDURAS

“Tenemos que seguir fortaleciendo en la prevención de lavado de activos porque eso le hace daño al país” refirió este lunes el presidente del Consejo Hondureña de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy.

En alianza con la Comisión  Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) , y la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), el Cohep firmó un convenio de cooperación  para formar expertos contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

“La empresa privada tiene que fortalecerse junto a la academia está tratando de que esta sea una realidad”, dijo el directivo.

La iniciativa consiste en la creación de un sistema de control y protección que cuente con herramientas tecnológicas y de conocimiento, con mecanismos de políticas y normativas para la conjugación de prevención, detección, investigación, y juzgamiento para enfrentar  amenazas de terrorismo derivadas del blanqueo de capitales.

“Esto es para fortalecer la seguridad, proteger la economía y eliminar barreras originadas por estos delitos, para mejorar el bienestar de los hondureños”, expresó la titular de la CNBS Ethel Deras.

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) Un 74% de las personas que nacen en un hogar pobre en México permanecerán en la pobreza por razones vinculadas a la inequidad de género, color de piel y lugar de nacimiento, concluye un estudio sobre «Movilidad Social en México 2019», presentado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

«De cada 100 mexicanos que nacen en la base de la escalera social, 74 no logran superar la condición de pobreza; en cambio, 57 de cada 100 de quienes nacen en hogares del extremo superior de la escalera social, se mantienen ahí el resto de su vida», indica una encuesta incluida en el estudio.

El informe observa que «en la generación de oportunidades para acceder a una mejoría social, económica y educativa influye el lugar de nacimiento, si la persona es hombre o mujer y hasta su color de piel», dice el resumen del estudio, que subraya las menores oportunidades de movilidad social para personas de la parte baja de la escala social y de ingresos.

Entre personas con condiciones similares de origen social, «una menor proporción de mujeres que de hombres que nace en la parte más baja de la escalera social tiene la posibilidad de superar la pobreza».

Las mujeres nacidas en la parte de mayores ingresos enfrentan mayor riesgo de descenso que los hombres, lo que revela las «limitadas opciones que tienen las mujeres de participación» en la actividad económica.

El 82% de los hombres participan en el mercado laboral, mientras que solo lo hacen 43% de las mujeres, y apenas 36% cuando tienen hijos menores de seis años.

«Si una mujer nació en condiciones de pobreza, tendrá menos probabilidades que un hombre de escapar de esta», dice el estudio.

Además, si los padres tienen bajos niveles educativos, «la mujer tendrá más probabilidades de quedarse con baja educación que un hombre», señalan las conclusiones del estudio.

Los indicadores de discriminación por color de la piel indican que «los mexicanos con piel más oscura experimentan menor movilidad ascendente y mayor movilidad descendente respecto a quienes reportan un tono de piel más claro».

El director ejecutivo del CEEY, fundado por el desaparecido banquero Manuel Espinosa Yglesias (1909-2000), Roberto Vélez, señaló que «sin igualdad de oportunidades, no importa cuán grandes sean los esfuerzos de quienes nacen en situaciones de mayor desventaja, sus posibilidades de mejora serán limitadas».

El responsable del estudio recomendó al Estado mexicano «ampliar e igualar las oportunidades de las personas para lograr mayor movilidad social».

Los hijos de padres con mayores niveles de educación alcanzan la formación profesional a «una tasa 12 veces mayor» comparados con los hijos de padres sin escolaridad.

En cuanto al tipo de empleos, la desigualdad de oportunidades hace que «solo 3% de hijos de padres con ocupación agrícola alcancen el nivel ocupacional más alto».

Quienes tuvieron padres con «ocupaciones no manuales de alta calificación», como tareas directivas o que requieren estudios profesionales, «tienen una probabilidad 10 veces mayor de lograrlo».

Asimismo, 47% de los hijos de padres con orígenes con menos ventajas sociales permanecen en esa posición en su vida adulta, mientras que en el extremo opuesto, un 54% de los hijos se mantendrán es una posición social alta.

La posibilidad de salir de la pobreza en los estados del norte del país es tres veces mayor que en los estados del sur, en particular el sureste, donde se encuentran los estados menos desarrollados y más pobres.

A nivel regional, 86 de cada 100 mexicanos nacidos en los hogares más pobres del sur no logran superar la condición de pobreza.

En el norte del país, más industrializado, esta proporción es de 54 por cada 100.

Por otra parte, «48% de la desigualdad económica se debe a que no todos los mexicanos tienen las mismas oportunidades», indica el estudio.

En el norte del país 8% de la población que parte de la base de la escala social llega al escalón más alto.

En cambio, en el sur y el sureste, apenas 2% logran ascender desde la base hasta lo más alto de la escala social.

El CEEY, que trabaja para impulsar políticas y acciones para la movilidad social, fue fundado por Espinosa Yglesias, quien fue director general de Bancomer de 1959 hasta 1982.