HomeNacionalCIDH repudia asesinato de dos activistas hondureños

CIDH repudia asesinato de dos activistas hondureños

TEGUCIGALPA, HONDURAS

(Spútnik Mundo) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mostró su repudio al crimen de dos activistas hondureños asesinados en octubre e instó al Gobierno del país centroamericano a tomar medidas para asegurar la integridad de los militantes.

José Ángel Flores y Silmer Dionisio George, integrantes del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) en Honduras asesinados el 18 de octubre «habían denunciado en repetidas ocasiones y de forma pública la situación de grave riesgo en la que se encontraban», señaló la CIDH en un comunicado.

Pese a las medidas cautelares otorgadas por la CIDH en 2014, un grupo de encapuchados armados dispararon desde sus motocicletas contra Flores en una cooperativa campesina causando su muerte de forma inmediata, mientras que George fue gravemente herido y trasladado a un centro médico, donde finalmente falleció.

El ataque a ambos activistas ocurrió después de que «los líderes campesinos salieran de una reunión de las Empresas Asociativas del Asentamiento la Confianza», donde participaban unos 40 trabajadores rurales, añadió la CIDH.

El órgano, que forma parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), considera además de «suma gravedad» que el Estado de Honduras no haya adoptado las medidas necesarias para proteger la vida y la integridad de estas personas.

Los crímenes de Flores y George se producen después de que el pasado mes de marzo fuera asesinada la reconocida dirigente indígena Berta Cáceres en el interior de su casa, pese a que también contaba con medidas cautelares de la CIDH, mecanismo de protección que debe aplicar el Gobierno a personas amenazadas.

Cáceres intentaba proteger el territorio de las comunidades indígenas lencas del proyecto de la empresa DESA, que pretendía construir una central hidroeléctrica en el noroeste de Honduras. Tan solo 12 días después del crimen de Cáceres, fue asesinado Nelson García, destacado miembro del Copinh.

En julio también fue asesinada en Honduras la ambientalista Lesbia Yaneth Urquía, activa militante en la defensa de los bienes comunes de la naturaleza y los derechos indígenas que luchaba en contra de la construcción de la represa hidroeléctrica Aurora I en San José.

Honduras es el país más peligroso del mundo para los ambientalistas, según la organización no gubernamental Protection International, pues además de ser víctimas de asesinatos, se enfrentan a amenazas e intimidaciones que quedan impunes.

Datos de otras organizaciones no gubernamentales estiman que entre 2010 y 2015 fueron asesinados 109 ambientalistas en el país centroamericano.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Piden a líder antic
Piden impugnar inter
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT