Colusión estatal reafirma persecución contra la libertad de expresión

TEGUCIGALPA, HONDURAS

A pesar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado de Honduras suspender la orden de captura contra el periodista David Romero, la Corte Suprema de Justicia –comandada por Rolando Argueta– determinó declarar inadmisible la acción de amparo presentada por la defensa del periodista.

En una clara acción para silenciar las denuncias de corrupción reveladas por Romero, junto a su equipo de prensa, el orlandismo reafirmó su persecución contra la libertad de expresión.

La determinación del Poder Judicial se conoció después que el director de Radio Globo y ConfidencialHN revelara que no se entregará a las “autoridades” y así proteger su vida la cual peligra por atreverse a denunciar la red criminal que dirige el clan Hernández García.

En ese sentido, la colusión estatal pretende atropellar la orden de la CIDH y los tratados internacionales a los que Honduras está suscrita evidenciando el irrespeto por enésima vez a los convenios pactados con la comunidad internacional.

Cabe destacar que mientras Romero permanece atrincherado en la sede de Radio Globo, en las afueras del medio en mención un nutrido grupo de agentes de la Policía Nacional y militar continúa atiborrando el bulevar Morazán de Tegucigalpa con el objetivo de aprensar al periodista.

Related

JOIN THE DISCUSSION