Tuesday, Jun 25, 2019
HomeExclusivasConfraternidad Evangélica de Honduras recibe fuertes sumas de dinero y calla sobre su uso

Confraternidad Evangélica de Honduras recibe fuertes sumas de dinero y calla sobre su uso

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una fuerte suma de dinero recibió la Confraternidad Evangélica de Honduras por el gobierno en concepto de “diversos proyectos sociales”. Documentos a los que ha tenido acceso ConfidencialHN  dan cuenta que, en efecto, hubo una transferencia de un millón de lempiras para la organización que dirige el pastor protestante Alberto Solórzano, miembro de la junta depuradora de la Policía Nacional, con el argumento de realizar proyectos sociales.

El documento, que tiene firma de Solórzano y sello de la Confraternidad Evangélica, fue firmado el pasado 14 de marzo.

Este extremo es confirmado por un documento de ejecución de gastos de la Secretaría de Finanzas, cuyo beneficiario es la institución religiosa ya que se le transfirió el millón de lempiras.

Según la nota, con registro 001-PCN-17 elaborada por la unidad de Servicios Financieros de la Administración Central, establece que la aprobación del monto fue hecho por la gerencia central de la Dirección General de Presupuesto el pasado 15 de marzo y es acreditada a la cuenta contable 31411, bajo el argumento de “transferencia de fondos del programa de asistencia social del Gobierno de la República”, para ser transferidos a la confraternidad.

Ambos documentos demuestran que la organización religiosa se ha venido beneficiando de las transferencias del Estado, procedentes de los impuestos que pagan los hondureños. Por tanto, no resultan extrañas las actitudes progobiernistas que ha tomado la Confraternidad Evangélica, que se ha convertido en el soporte moral del régimen presidido por Juan Orlando Hernández.

SOLORZANO2

Asimismo, son juez y parte en las decisiones que toma el gobierno, pues Solórzano y el pastor Jorge Machado, integran la comisión que realiza una megapurga en la fuerza pública desde hace más de un año, patrocinados por Hernández y que ha causado profundas molestias en los agentes que fueron separados sin presentar argumentos sólidos.

Entre los miembros reconocidos de la confraternidad se encuentran Evelio Reyes, Oswaldo Canales y otros que han sido afines al Ejecutivo nacionalista.

NO RINDEN CUENTAS. A pesar que la Confraternidad Evangélica de Honduras promueve la honestidad, transparencia y rendición de cuentas, en la práctica demuestra lo contrario.

Este periódico realizó una minuciosa búsqueda en las direcciones electrónicas de la oenegé para determinar si cumplen con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública que exige a todas las personas naturales y jurídicas que deben publicar en qué han utilizado los recursos que el Estado les entrega.

Para el caso, en la dirección web de la confraternidad, no hay un sitio donde publiquen de manera detallada los gastos incurridos por los directivos para obras de beneficio social; es más, la página web no es actualizada desde diciembre de 2016.

IAIP 1

El artículo tres, apartado cuatro de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública exige que “El Poder Legislativo, el Poder Judicial, el Poder Ejecutivo, las instituciones autónomas, las municipalidades y los demás órganos e instituciones del Estado; b) Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG´S), las Organizaciones Privadas de Desarrollo (OPD´S) y en general todas aquellas personas naturales o jurídicas que a cualquier título reciban o administren fondos públicos, cualquiera que sea su origen, sea nacional o extranjero o sea por si misma o a nombre del Estado o donde éste haya sido garante, y todas aquellas organizaciones gremiales que reciban ingresos por la emisión de timbres, por la retención de bienes o que estén exentos del pago de impuestos”.

Asimismo, el apartado cinco indica que estas instituciones, incluyendo oenegés,  que “…Dicha información incluirá la contenida en los expedientes, reportes, estudios, actas, resoluciones, oficios, decretos, acuerdos, directrices, estadísticas, licencias de todo tipo, personalidades jurídicas, presupuestos, liquidaciones presupuestarias, financiamientos, donaciones, adquisiciones de bienes, suministros y servicios, y todo registro que documente el ejercicio de facultades, derechos y obligaciones de las Instituciones Obligadas sin importar su fuente o fecha de elaboración”.

Tampoco aparece en el Portal Único del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) documentación soporte respecto a las transferencias hechas a la Confraternidad Evangélica de Honduras desde el Estado.

Los únicos dos documentos que mencionan a la institución datan de 2013 que hablan de un convenio de acompañamiento en las elecciones generales del 24 de noviembre de ese año.

Ni la Secretaria de Finanzas, ni el IAIP, han hecho reportes –siquiera públicos– respecto a las onerosas transferencias que reciben las iglesias protestantes a través de la confraternidad.

Aunque las transferencias monetarias a este tipo de entidades es una costumbre en Honduras, son utilizadas como mecanismo de control por el gobierno para obtener “respaldo moral” a fin de obtener legitimidad moral, sin importar si se trastocan proyectos y programas que están orientados a la salud, educación y seguridad, que han sido el reclamo permanente de la sociedad.

CONFRATERNIDAD

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Piden 17 años y sei
Venezuela promoverá
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT