Friday, Sep 20, 2019
HomeNacionalConspiración contra EEH: Funcionarios de ENEE entregan bases de datos a empresa de Corrales

Conspiración contra EEH: Funcionarios de ENEE entregan bases de datos a empresa de Corrales

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El régimen nacionalista de Juan Orlando Hernández pretende beneficiar a su principal arquitecto político Arturo Corrales con la cesión de la base de datos de los abonados que administra el consorcio Energía Honduras y que costará a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) alrededor de 50 millones de dólares.

Este periódico y Radio Globo supieron de primera mano que algunos ejecutivos de la estatal, leales a los designios de Hernández, han sostenido reuniones con miembros de la empresa Ingeniería Gerencial, propiedad del habilidoso político, a fin de saber con total y absoluta precisión la ubicación de cada persona, el consumo de energía y que puede ser utilizado para fines ajenos.

Incluso, el uso de centenares de gigabytes de información, en manos de Corrales y Hernández, apuntaría a una conspiración de grandes proporciones que podría incluso definir el futuro del inquilino del palacio José Cecilio del Valle por los siguientes cuatro años. Es decir que la base nacional de datos podría ser instrumentalizada para la comisión de otro fraude que sería de catastróficas consecuencias para el bando opositor.

Algunos testigos que conocieron del hecho, pero que catalogaron de impúdica la actitud de los ejecutivos afines a Jesús Mejía, explicaron a ambos medios que en fecha reciente se concretó un encuentro en el cual se acordó el traspaso de discos duros a Ingeniería Gerencial, por lo que su costo -según estimaciones por términos de producción- sería de mil 224 millones 480 mil lempiras (al cambio del 11 de julio de 2019 a una tasa promedio de 24 lempiras con 48 centavos por cada dólar).

Sobre el tema, otras fuentes que pidieron no ser citadas por temor a duras represlias, dijeron que las visitas a la oficina de Corrales se han incrementado en los últimos días a fin de entregar los documentos, discos duros principales y de soporte para colocarlo en los sistemas informáticos de esa empresa y actualizarlos mientras se da la estocada final a Energía Honduras.

Esta acción, de acuerdo a conocedores del caso, se busca un doble beneficio: sacar del camino al consorcio delegado por la Superintendencia de Concesiones de las Alianzas Públicas y Privadas (SAPP) para que Corrales -respaldado incondicionalmente por Hernández- se apropie de la red de distribución y coloque a la controvertida compañía omo la operadora estratégica del sistema de comercialización de la ENEE. Asimismo, la información sería manipulada en beneficio de los intereses de este binomio.

¿Cómo será manejada tal base de datos? Corrales, al tener el ciento por ciento de la información nacional, podrá saber con precisión, cuan reloj suizo, cuántos usuarios están conectadas a la red eléctrica pública, en qué zonas viven, cuál es el consumo promedio de energía mensual y procederá a actualizar sus apuntes por lo que se convierte en la persona mejor informada de Honduras y tendrá una principal herramienta que le servirá como moneda de cambio para colarse en cualquier gobierno sin importar cuál sea su ideología.

Ese as le hará ganar fuertes sumas de dinero porque el codiciado paquete podría ser «prestado» al Partido Nacional (y cualquier otro), cuyos dirigentes tendrían una mejor comprensión de las regiones donde cuentan con caudal político y aceitarían su maquinaria para movilizar a las urnas a sus activistas o chantajear con suspenderle los beneficios que otorga el régimen a los que se resistan a votar por Hernández.

Además, el también exsecretario de Relaciones Exteriores será el pivote clave -partiendo de un hipotético escenario- para hacer predicciones sobre resultados de las elecciones (en particular, de 2021) que terminarían favoreciendo a un Hernández, acosado por denuncias de corrupción y delincuencia organizada, quien se enrocaría en el palacio al usar patrañas de que no ha hecho lo suficiente y las bases le exigen repetir presentarse a  un tercer mandato, en caso de que el Legislativo no regulara la reelección presidencial.

Desde luego, para llegar a este teatro de operaciones, la SAPP será usada como cabeza de playa para realizar una intervención y cancelar la concesión a EEH sin importar que se violenten las normas establecidas y los socios de la empresa -incluyendo al Sindicato de Trabajadores de la ENEE (STENEE)- alegarían una ruptura del convenio y cuyo costo, según previsiones preliminares conservadoras, podría alcanzar los 280 millones de dólares.

Una parte del consejo de secretarios de Estado tiene conocimiento del traslado ilegal de las bases de datos a la oficina de Corrales, entre ellos, el secretario de la Presidencia Ebal Díaz y la titular de Finanzas, Rocío Tábora, dos personas de confianza de Hernández, ya que saben sobre este incidente, pero hacen la vista gorda para simular normalidad.

Con relación a este hecho, el jefe del gabinete económico, Marlon Tábora, advirtió a los conspiradores que «no saben en qué problema se están metiendo» para «los que piensan que se volverá al pasado con el tema de medición, facturación y cobro de la energía eléctrica». A través de Twitter, el también expresidente del Banco Central de Honduras pronosticó que «antes pasarán muchas cosas, se los puedo asegurar. Si esta información fuera cierta, sería lamentable y muchos saldrán a la luz».

De concretarse esta trama, los principales beneficiarios serían tanto Corrales como Hernández, porque accederían a un tesoro que tuvo que elaborar Energía Honduras en el plan de recuperación de pérdidas y el acceso a nuevos clientes residenciales e industriales, supondría un fatal golpe a la seguridad jurídica y enviaría un mensaje a potenciales inversores de que Honduras es una nación no apta para instalar empresas o hacer negocios.

Asimismo, las alarmas se encienden porque -aparte de maquinar contra el consorcio- la manipulación de la base de datos daría réditos al titular del Ejecutivo ya que sería utilizado para fraguar un fraude que mataría cualquier atisbo de retorno a la institucionalidad.

En el pasado, la empresa Servicios de Medición Eléctrica de Honduras (Semeh) fue reconocida por ofrecer un mal servicio, de acuerdo a las denuncias de los abonados y todo indica que la historia volvería a repetirse.

FOLLOW US ON:
Gobierno de Guatemal
EEUU concede extradi
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT