HomeNacionalAl descubierto las conspiraciones, infidencias y codicias en la MACCIH

Al descubierto las conspiraciones, infidencias y codicias en la MACCIH

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La renuncia del jefe anticorrupción Juan Jiménez Mayor y del exprocurador Julio Arbizu de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) deja al descubierto una arquitectura de conspiración en la que están vinculados altos funcionarios gubernamentales, sociedad civil y algunos miembros de la propia organización internacional.

El papel beligerante que tuvo Jiménez desde que asumió la conducción de la MACCIH en 2016 y su posterior dimisión, abrió una oleada de contradicciones que reflejan la codicia de actores familiarizados con la impunidad, donde la envidia, codicia y coronación de oscuras aspiraciones tiene en sus horas bajas al grupo de trabajo que dirigió en su momento el afamado peruano que mandó a la cárcel al expresidente Alberto Fujimori.

En la misión prima la infidencia, zancadillas rumores y bajezas que están a punto de hacer colapsar la lucha popular por adecentar el sistema de justicia; la renuncia de la uruguaya Marta Macchiotti y la rescisión del contrato al mexicano Jacobo Domínguez, son apenas una de las aristas conspirativas que fueron faguadas para llevar a la MACCIH al fracaso.

Este oscuro episodio abrió una peligrosa rendija para tomar por asalto el Observatorio de Justicia Penal dirigida por Macchiotti, ya que en este espacio hay mucho dinero que saciará las ambiciones de algunos influyentes líderes que desviaron la lucha por combatir la ilegalidad.

ConfidencialHN supo de primera mano que un alto funcionario reveló que desde el interior de la MACCIH se estaba filtrando información, extremo que quedó demostrado con la divulgación de una carta enviada por Almagro que reafirmó el cese de funciones de los dos servidores anticorrupción.

La notificación hecha por el diplomático y los empleados de la misión explica que aceptó la renuncia a Pacchiotti y el cese del contrato de trabajo a Domínguez por la conducta racista que tomaron en fecha reciente; Almagro instruyó al inspector general para que «realice una investigación sobre el comportamiento y los comentarios racistas y xenófobos de la señora Pacchioti y del señor Domínguez. Se invitará a un representante de la Comisión Provisional de la Sociedad Civil del Observatorio de Justicia Penal a ser parte del comité de selección que elegirá al próximo director del observatorio».

Además, en la misiva -con fecha 14 de marzo o, sea, ayer- anunció que se realizará una auditoría de gestión de la MACCIH  y aprovechó para reafirmar el compromiso de la OEA de seguir apoyando a la misión «en la lucha contra la corrupción e impunidad».

La filtración llenó de alegría de Blen y su hermana -de nombre Regina- ya que en tiempo récord publicaron en su cuenta de Twitter que «hoy celebramos la renuncia de Marta Pacchiotti del Observatorio de Justicia Penal de Honduras y de la suspensión del contrato de Jacobo Domínguez de la MACCIH, esto como resultado de presiones y peticiones ejercidas por diferentes sectores del país».

Este tuit pasaría desapercibido si no fuera porque se maquinó una jugada para tumbar a los cuestionados funcionarios y que surgió con la revelación de la carta. Una de las informantes narró que «Gabriela Blen y su hermana con una abogada de la ASJ (Asociación para una Sociedad más Justa) hicieron una campaña para sacar a los del observatorio. En este momento hay un equipo provisional conformado por representantes de la sociedad civil».

Una de las facciones en pugna busca se tomada en cuenta como directorio provisional del observatorio -muy codiciado por la sociedad civil- que a la fecha no se ha estructurado pero contará con un jugoso presupuesto y que lo convierte en una manzana de la discordia que todos la quieren.

Entre los miembros que conforman la directiva se encuentra Luis Munguía, quien es miembro propietario y Regina Blen como suplente.  Una captura de una red de mensajería señala una conversación sostenida entre Blen, Naama Ávila y otros «celebran» la decisión del secretario general Luis Almagro y felicitan a «Regina y Naama que fueron quienes tuvieron la iniciativa y realizaron propuestas cada una por su cuenta».

«Todo se filtra…Es un correo a lo interno de la MACCIH», reveló con total seguridad uno de los involucrados cuando publicó en WhatsApp la imagen que contiene una comunicación electrónica entre Almagro y los miembros de la oficina en Tegucigalpa. «…Porque como lo dije en aquella reunión, ‘ella no va volver’, lo bueno es que renunció y no salió renunciada», expuso Ávila en la conversación.

FOLLOW US ON:
Formalizan acusació
Varias muertos y atr
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT