Monday, Jul 22, 2019
HomeInternacionalCrecen deportaciones y el miedo en la frontera de México con EEUU

Crecen deportaciones y el miedo en la frontera de México con EEUU

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Spútnik) Las devoluciones de solicitantes de asilo desde EEUU se duplicaron, mientras las redadas y deportaciones contra indocumentados se multiplicaron en ciudades fronterizas a un mes del acuerdo bilateral para contener la migración, dijo la defensora de derechos de indocumentados en Tijuana, Soraya Vázquez Pesqueira.

«Para desalentar la migración, México acepta las devoluciones sin medidas humanitarias, la Guardia Nacional y agentes migratorios multiplicaron las redadas, crearon un clima de pánico que viola todos los derechos humanos y sobre todo el derecho al asilo», dijo la responsable en Tijuana del capítulo México de «Families Belong Together» (Familias Unidas).

Los defensores de migrantes están documentando «no solo redadas y deportaciones, sino las dificultades para permanecer en territorio mexicano, y obstáculos para la obtención de una lugar en la famosa ‘lista’, para cruzar a sostener una cita con un juez migratorio», relata la responsable en este país de la organización que surgió en EEUU hace dos años, ante la separación de niños, niñas y adolescentes de sus padres.

«Lamentablemente, México comenzó a aplicar las mismas políticas contra migrantes que ejecutan las autoridades estadounidenses, dificultan el acceso a estaciones migratorias, y el abandono institucional es patente», asegura Vázquez Pesqueira.

La defensora de derechos humanos considera que «no son casualidad esas operaciones, el objetivo es disuadir a la población migrante, para satisfacer los reclamos de EEUU» y evitar así la imposición de aranceles al comercio.

Así se vive en la frontera, a una semana de que la Casa Blanca evalúe por su cuenta si las medidas adoptadas por el Gobierno de México han podido contener el masivo flujo migratorio.

Las cifras oficiales confirman esa denuncia: en una primera etapa, del 29 de enero al 8 de abril de este año, cuando el Gobierno del presidente Donald Trump suspendió el programa de revisión de asilo, ocurrieron más de 1.300 devoluciones unilaterales de migrantes a las ciudades de Tijuana, Juárez y Mexicalli, según el Instituto Nacional de Migración (INM).

México dijo que recibía a los indocumentados por «razones humanitarias», pero ante el éxodo creciente, las autoridades migratorias estadounidenses reforzaron las detenciones y deportaciones.

Cuando fue alcanzado un acuerdo migratorio bilateral, el 7 de junio en Washington, las devoluciones en la frontera se habían multiplicado por ocho, a más de 10.400 según datos oficiales.

Desde la firma del acuerdo, la cifra de personas regresadas a esperar sus trámites de 29 de enero al domingo 7 de julio casi se elevó 80%, a 18.503 migrantes, la mayoría centroamericanos, pero también caribeños, asiáticos y africanos, informó esta semana el INM.

Oficialmente su estatus se define como «situación de espera a peticiones de asilo».

Además de las personas «devueltas», al menos 20.000 más esperan una cita «al otro lado» en las fronterizas Tjuana, Juárez y Mexicalli, según el INM

Entrar a la «lista» que sirve a las autoridades migratorias para ordenar los citatorios se convirtió en foco de corrupción, dice la activista de la organización, que reúne a casi 250 entidades estadounidenses de diversos orígenes, que luchan contra la separación familiar.

Cada día, las autoridades de EEUU contactan a los agentes del mexicano Grupo Beta para recibir la lista elaborada, supuestamente, por los propios migrantes; con ese registro otorgan las citas a tribunales migratorios.

La cantidad de citas no solo es entregada a cuentagotas, sino que las entrevistas requeridas pueden ser hasta cuatro, dependiendo del caso, y el trámite puede demorar muchos meses entre una y otra.

Vázquez Pesqueira, quien asiste a los solicitantes de asilo, relata que al principio hasta 40 personas recibían citatorios diariamente para cruzar a la ansiada entrevista.

Ese número bajo a solo 5 al día después del acuerdo migratorio bilateral del 7 de junio.

Los solicitantes de asilo son devueltos el mismo día a México; si argumentan miedo a regresar, son encerrados en las temibles «heladeras», pero todos vuelven en no más de tres días, relata la abogada.

Las personas menos favorecidas para entrar a lista proceden de países africanos, como Camerún, Ghana, o Eritrea, relata la defensora de migrantes.

Esta semana estalló una crisis cuando unos 300 cameruneses protestaron, fastidiados porque a pesar de la barrera cultural y del idioma, notaron que ese grupo no encuentra nunca un citatorio.

Sin explicación convincente, el titular del INM en Tijuana, Rodulfo Figueroa, renunció el miércoles a su cargo.

«México ha hecho una lista ilegal, sin fundamento jurídico, la convirtió en un filtro para un derecho pleno de asilo, opaca en su manejo, que se presta para la corrupción», sentencia Vázquez.

Para atender la emergencia, sin apoyo gubernamental suficiente, las organizaciones civiles y religiosas han reabierto albergues creados en 2016 ante la llegada de más de 15.000 haitianos.

Aún quedan unos 3.000 caribeños en Tijuana, que también comenzaron a ser acosados, explica la experta.

La portavoz de Familias Unidas asegura que el discurso oficial de «razones humanitarias para recibirlos es retórico».

En vez de otorgar visas humanitarias, el INM les entrega una visa de turistas, con fecha específica para abandonar el país.

«Es una estrategia deliberada para que las personas vulnerables se desesperen, porque el trámite es largo, confuso y prolongado», subrayó.

Según las cifras de las organizaciones, con base en las personas asistidas, solo un 10% logra el asilo, y 90% son rechazadas.
Mientras tanto, en el otro lado oscuro de la moneda, esa población con grandes cantidades de mujeres y niños está en territorio del crimen organizado.

El 26 de julio, EEUU evaluará la eficacia de las acciones de México, mientras que Donald Trump afirma que este país por fin está cumpliendo su tarea.

FOLLOW US ON:
Muere guardia de Uni
Secretario de Educac
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT