HomePolicialesDe ‘alto impacto’: Arrestan a José Ricardo Álvarez por robarse una gallina

De ‘alto impacto’: Arrestan a José Ricardo Álvarez por robarse una gallina

CHOLUTECA, HONDURAS 

Mientras los autores intelectuales del saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) siguen prófugos y los acusados de vender pastillas adulteradas gozan de total libertad, la Dirección Policial de investigaciones (DPI) puso tras las rejas a un modesto ciudadano por haberse robado una gallina que le serviría para comer.

El hechor, identificado como José Ricardo Álvarez y residente en Choluteca, fue sorprendido la madrugada de este jueves cuando se estaba apropiando de una gallina que pertenece a un «testigo protegido» de la fuerza pública.

Álvarez aprovechó la oscuridad para meterse a la vivienda del afectado y llevarse el ave, con el que haría una suculenta sopa para saciar el hambre, por lo que fue expuesto con la «prueba de convicción».

El sospechoso, alegó la Policía, se habría introducido en cuatro ocasiones a la casa del ofendido, quien lo atrapó in fraganti y lo trasladó hasta la sede de la Policía de Investigación para interponer la denuncia.

El hondureño será acusado por hurto, cuya pena oscila entre los seis meses y tres años de prisión, según dicta el Código Penal; si bien esta figura contempla conmutación de pena a cambio de un pago de 10 lempiras diarios, el supuesto hechor no podría salir de la cárcel porque no cuenta con el dinero para pagar la multa, que dependerá del fallo que dicte un juez.

Este arresto se ubica en las antípodas de la retorcida justicia que sufren los hondureños y contrasta con la impunidad que a la fecha viven los saqueadores del Estado e imputados en acciones fraudulentas contra oficinas estatales, como en el caso Óscar Laínez y Jorge Daniel Herrera, los Tetos, quienes hicieron jugosos negocios e instalaron empresas en el extranjero para lavar activos provenientes del colosal saqueo al IHSS, ocurrido entre 2010 y 2014.

Y qué decir de la acusación hecha por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) sobre una exfuncionaria que se habría apropiado de 12 millones de lempiras durante el gobierno del expresidente Porfirio Lobo Sosa y que la mantienen en el «anonimato» para evitar acusaciones futuras, por lo que se pone por enésima vez en evidencia los privilegios que tienen los allegados al partido de gobierno.

Hace varios días, miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) capturaron a dos jóvenes en la comunidad de Santa Ana por chismes proferidos por una dama y los dejaron en libertad porque no habían pruebas contra ellos por supuesto ultraje sexual. Sin embargo, fueron exhibidos ante los medios como «sádicos» o «pervertidos».

En consecuencia, su reputación y honor fueron mancilladas por los agentes de la ATIC dirigidos por Ricardo Castro.

En los estantes de los tribunales abundan sendos expedientes sobre actos de corrupción cometidos por altos funcioanrios de los gobiernos anteriores, a quienes se les ha librado cartas de libertad y han llegado al extremo de querellarse con quienes los sindican de haber cometido irregularidades cuando pasaron por la administración pública.

Sobre el tema, la organización internacional Human Rights Watch, reveló en su informe de 2017 que «hubo escasos avances en los esfuerzos para reformar las instituciones responsables de brindar seguridad pública. La actuación del poder judicial y la policía, dos instituciones donde la corrupción y los abusos son generalizados, sigue siendo en gran medida ineficaz».

FOLLOW US ON:
Grupo de Lima defien
Médicos continúan
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT