HomeNacional«¡Dejen de atacarme! Teodoro Bonilla no puede ser noticia»: suplica polémico exconcejal preso por corrupción

«¡Dejen de atacarme! Teodoro Bonilla no puede ser noticia»: suplica polémico exconcejal preso por corrupción

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“¡Ya basta contra Teodoro Bonilla! Todo se lo tiran, Teodoro Bonilla es la noticia en los  medios de comunicación y lo mediático aquí es en contra mía, quiero decirles y pedirle a los medios que ya Teodoro Bonilla no es noticia, por lo tanto yo ya no pertenezco al Poder Judicial, lo que quiero es resolver este problema y laborar en mi bufete”.

Fue el reclamo que hizo la noche del lunes el ex vicepresidente del Consejo de la Judicatura a un noticiero nocturno tras haber rechazado los señalamientos en su contra proferidos por la destituida inspectora adjunta de los órganos judiciales Marlene Pérez Valle, quien denunció que fue echada del cargo por haber investigado la corrupción del cuestionado personaje.

Durante la entrevista que se realizó desde su vivienda, donde guarda arresto domiciliario, el exconcejal pidió clemencia a los medios que lo han criticado por haberse convertido en un verdugo de empleados y funcionarios judiciales víctimas de sus abusos o caprichos mientras fungió en el cargo.

Reconoció haber influido para que los organismos de justicia contrataran a parientes que nunca laboraron en el Poder Judicial, pero que tenían considerables sueldos y “si bien que ayudé (para que los contrataran), que sean los entes que realicen la investigación y (procedan) a repararlos”.

Mencionó a Dios más de seis veces para pedir clemencia a los medios, quienes han cuestionado su abusiva conducta mientras fungió como concejal y reclamó que ya dejen de mencionarlo.

“Teodoro Bonilla ya no es noticia”, aseguró el ex vicepresidente del desaparecido organismo y exigió que se le dé sus derechos laborales, pues mientras estuvo dentro del sistema judicial laboró como magistrado de apelaciones y ya está desesperado por trabajar en su bufete.

Aunque vive en una lujosa vivienda –donde está confinado por mandato judicial–, dijo que ya no halla cómo hacer para dar de comer a su familia, por lo que es ayudado por parientes que residen en Honduras y EE.UU. que le dan dinero para poder resolver las necesidades más elementales del hogar.

“Tengo nueve meses de estar fuera del Poder Judicial…tengo derecho a mis prestaciones como dice la constitución. Tengo nueve meses  es más ya no quiero regresar y he pedido mis prestaciones laborales por los 18 años que labore como magistrado de la Sala de Apelaciones, por eso tengo derecho a mis prestaciones”, indicó.

“Llevo nueve meses preso en mi casa sin darle de comer a mis hijos”, insistió Bonilla en la entrevista que concedió al noticiero nocturno luego que fuera señalado por la exfuncionaria judicial por presuntos actos de corrupción que habría cometido durante el tiempo que ejerció como concejal.

Sostuvo que sólo con la “ayuda de Dios de unos amigos y parientes que me están ayudando a sobrevivir”.

Aseguró que tiene que inyectarse medicamentos para controlar el estrés que padece por permanecer encerrado en su cómoda vivienda y “he vivido un calvario y con la protección de Dios se hará justicia. No he robado, no he matado, ni atacado, ni violado y la MACCIH (Misión Anticorrupción de la OEA) debe revisar mi caso”.

“Acá hay una equivocación y le pido a Marlen (Pérez) que sea más profesional y no hay que confundir al pueblo. Lo mediático está contra Teodoro y le dijo a los medios ¡ya basta con Teodoro! No más noticias de Teodoro…lo que quiero es poner un bufete y trabajar”, dijo.

El tono de voz del polémico exfuncionario judicial fue de profundo pesimismo para apelar a la compasión de la sociedad, ya que alega víctima de «una clara persecución judicial»; aunque no quiso mencionar que fue el operador del poder dentro de la Corte Suprema de Justicia para perseguir a jueces y magistrados independientes.

Negó contar con protección política del Partido Nacional y agregó que si tuviera tal respaldo “hubiera salido en dos semanas, ¡más bien estoy luchando para que se me respeten mis derechos humanos! ¡Que se me respeten mis derechos!”.

Exigió al defensor del pueblo, Roberto Herrera Cáceres,  que se apiade de él, ya que “he soportado demasiado y rechazo cualquier clase de mentiras”.

Asimismo, pasó por alto la presión que ejerció en el exjuez de sentencias José Dimas Agüero Echenique para que mandara a la cárcel al director de ConfidencialHN, David Romero, por una querella que, en caso de ser culpable, era sujeto de conmutación de la pena, por lo que colocó a tres jueces dóciles para cumplir “las órdenes del ‘hombre’ (en alusión del presidente Juan Orlando Hernández)”.

Negó en haber incurrido en prevaricato y se aferró al artículo 184 constitucional que le permite ser escuchado en libertad y “no me están dando ese derecho y los diputados deben reflexionar que un administrador debe ser escuchado en libertad y que no se le viole su independencia y no me están dando ese derecho”.

Sobre los señalamientos en su contra por haber presionado a una jueza nacional, que está en prisión, y a una jueza de apelaciones para que “ayudaran” a un pariente que está en la cárcel por vínculos con la criminalidad organizada, se limitó a decir que “no había incurrido en delito”.

“Puede ser contra la ética, pero no penal, ayudar a parientes no es un delito”, arguyó y sostuvo que la llamada que hizo a la jueza nacional Liz Núñez Cardona era para “saber cómo estaban sus parientes” e insistió que no hubo delito ya que fue una “preocupación normal saber cómo están sus parientes” y quien no lo haga “es un insensible”.

No quiso profundizar en torno a la captura de la jueza que recibió presiones de su parte, quien se encuentra procesada judicialmente por prevaricato y abuso de autoridad tras haber favorecido –bajo coacción– a un primo de Bonilla por su participación en lavado de activos y otros delitos.

Sobre el poder que ha ido adquiriendo el actual asistente del titular del Poder Judicial, identificado como Henry Lara, indicó que fue contratado “de manera legal” por el extinto consejo porque estuvo basado en ley y procedimientos que ya ordenaban el desaparecido organismo.

“El nombramiento del señor Lara fue hace dos años”, aseguró Bonilla respecto a la contratación de su otrora asistente.

Arremetió en la entrevista que fue hecha en la comodidad de su hogar contra la destituida inspectora general del Poder Judicial y consideró como “correcta” la decisión emanada por el presidente de la Corte, Rolando Argueta, porque está basado en ley.

Se basó en la resolución emitida por la Sala Constitucional que mandó a anular la ley que dio vida al ya desaparecido Consejo de la Judicatura y que contemplaba, en consecuencia, el funcionamiento de la inspectoría general de los órganos judiciales.

“Hay una resolución en la que se declara inconstitucional el Consejo de la Judicatura que avalaba los cargos. Cuando se declara inconstitucional al Consejo y es anulado, los concejales renunciamos”, explicó Bonilla.

A pesar de estar arrimado a los tribunales y con una posible condena de prisión, declaró que la Corte “está trabajando bien”.

Tildó de “mentirosa”, “irresponsable” y “resentida” a su acusadora ya que protesta porque fue echada del cargo y “es mentira entrar en esas falsedades” sobe los señalamientos en su contra.

Ya está desesperado –dijo– por volver a instalar su bufete luego de haber laborado por casi dos décadas en el sistema judicial y aseguró, en alusión a su acusadora, que “nadie es eterno en su trabajo y tampoco somos dueños de los puestos”. “Le pido a la abogada que sea más profesional…me han dañado una carrera judicial de 19 años”, aseguró en la entrevista.

“La abogada miente porque está resentida por la desaparición del cargo”, expresó con un tono disimulado de satisfacción el cuestionado exconcejal.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Pedirán absolución
Rechazan dejar en li
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT