Estás aquí
Inicio > Nacional > Denuncian a alcalde isleño por incurrir en fraude contra empresario

Denuncian a alcalde isleño por incurrir en fraude contra empresario

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El alcalde de la comunidad insular de Santos Guardiola, Carson Dilbert, habría incurrido en varios delitos, entre ellos, fraude, abuso de autoridad, en contubernio con el Ministerio Público y otras personas, según denuncia hecha por el empresario de bienes raíces Gregory de Bruler.

El afectado consideró que también hubo una conspiración desde el Instituto de la Propiedad ya que algunos de sus funcionarios habrían delinquido ya que permitieron la comisión de varias irregularidades respecto a la inscripción de unos 26 acres de tierra a favor de una persona identificada como Cathy Shimkus.

Según de Bruler, la empresa inversiones Hado -de su propiedad- compró en 2006 tal cantidad de tierras a sus dueños originales, quienes la habían adquirido en 1997.

«Carson Dilbert no era el dueño de los 36 acres. Cuando la compañía compró estas tierras, Dilbert era el agente que representaba a los vendedores, por lo que técnicamente es imposible que Carson pueda poseer esta propiedad», alegó.

De Bruler aseguró que tras una investigación efectuada por el Registro de la Propiedad pudo detectar que el funcionario municipal «incurrió en fraude que cometió Carson Dilbert en 2010, 2012 y 2018 (a favor de otra persona)…el informe del inspector general también es fraudulento».

Recordó que sin importar que su empresa contrató una hipoteca con el Banco Atlántida, el extenso terreno fue vendido a un negocio identificado apenas como la Princesa de Roatán y «era imposible para Carson vender un acre de esas tierras a la Princesa de Roatán ya que inversiones Hado es el único representante legal».

Según la documentación, la municipalidad de Santos Guardiona emitió en 2018 un documento catastral a favor de Princesa de Roatán en un intento del alcalde para convencer a su supuesta cómplice de que el terreno estaba a su nombre.

Asimismo, aseguró que se interpuso en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) de que el edil caribeño «ingresó ilegalmente en los 36 acres para incendiar unos cuatro acres para impedir de que Hado vendiera sus tierras…Desde 2007, Carson ha traspasado en repetidas veces las tierras de Hado y ha provocado incendios».

El perjudicado también comentó que el Ministerio Público se rehúsa a procesar a Carson y Jimmy Bodden por fraude, por lo que se vio obligado recurrir al Departamento de Justicia de EE.UU. para informar sobre el caso.

«…La fiscalía, sabiendo que Hado tiene la tierra se ha negado a emitir una orden para que estos criminales detengan todas las actividades contra Hado. Estos retrasos intencionales pueden definirse como obstrucción a la justicia», sentenció.

Deja una respuesta

Top