Denuncian criminalmente al alcalde de Puerto Cortés por corrupción y desobediencia

SAN PEDRO SULA, HONDURAS 

El alcalde de Puerto Cortés, Allan Ramos, fue denunciado penalmente por sus compañeros de corporación municipal por los delitos de corrupción, violación de los deberes de los funcionarios y desobediencia.

El acusador privado René Adán Tomé, representante de los regidores municipales interpuso la denuncia ante el Ministerio Público contra el jefe de gobierno local ya que no quiso firmar los nombramientos de varios cargos que fueron avalados por el pleno, por lo que transgredió varias normas por lo que abusó de sus atribuciones como alcalde.

A pesar de existir un dictamen emando por la Secretaría de Gobernación en la cual se avala la contratación de tales funcionarios, Ramos dijo de forma tajante que no firmaría los acuerdos de nombramiento, explicó el jurista en un extenso escrito presentado en fecha reciente, a nombre de los regidores que han entrado en desaveniencias con el acusado.

Y es que el edil, de filiación liberal, se ha empecinado en mantener en la secretaría general, auditoría, jefatura y subjefatura de la policía municipal a otras personas que fueron removidas del cargo, extremo que mantiene molestos a los compañeros de fórmula, quienes decidieron acudir a otras instancias para dirimir el problema.

Ante la negativa del alcalde de no cumplir con las resoluciones de la corporación local, los denunciantes decidieron emprender una acusación a fin de que se le deduzcan responsabilidades civiles y penales.

En caso de que prospere la demanda penal contra el alcalde de Puerto Cortés, se enfrentaría a una posible destitución del cargo a través del antejuicio y una condena que podría oscilar entre los tres y seis años de prisión, en el delito de haber transgredido sus deberes como funcionario y por desobediencia podría acarrearle una pena entre uno y tres años de reclusión.

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION