HomePolíticaDía de “goles” en Honduras: juega la bicolor y JOH va por su dictadura

Día de “goles” en Honduras: juega la bicolor y JOH va por su dictadura

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Honduras vivirá este viernes uno de los momentos más tensos de su historia: hoy se inscribirá el presidente Juan Orlando Hernández, quien allanó el camino a punta de influencias y chantajes para repetir mandato por cuatro años y más.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) recibirá hoy todas las planillas de las corrientes internas de los partidos que participarán en la contienda primaria de marzo de 2017, pues los partidos Nacional, Liberal y Libertad y Refundación (Libre), tienen previsto acudir a la contienda para obtener su candidato para las elecciones generales de noviembre de 2017.

No obstante, quien ha llamado la atención es Hernández, que aceptó la postulación “por aclamo” de la población, pues le permitirá competir con brutal y abusiva ventaja frente a sus demás adversarios políticos que tendrán que ingeniárselas para poder convencer a los votantes para ganarse la nominación.

Ya se da por descontado que el líder incuestionable del orlandismo será el candidato presidencial nacionalista, porque doblegará por todas las vías, incluso la económica, a los otros dos precandidatos que han rechazado su intentona: la precandidata del movimiento “Corazón Azul”, Eva Fernández y el dirigente del movimiento Monarca, Roberto Ramón Castillo.

De hecho, el mandatario va propuesto por dos corrientes creados a su gusto y semejanza, en las que van periodistas, payasos, traidores, oportunistas y vividores de la sociedad civil, hasta reconocidos personajes señalados por violaciones a DDHH en la década de 1980 como Billy Joya que se sumó al orlandismo y desde ya se prevé una virulenta y hasta violenta campaña proselitista.

En tanto, Libre, dirigido por el expresidente Manuel Zelaya, lleva como su principal carta a Xiomara Castro, promovida por cinco corrientes internas y dos movimientos que apuestan por el actual parlamentario Rasel Tomé (movimiento MRP) y el economista Nelson Ávila por la corriente 5 de Julio.

Estos bandos llegan confrontados con Zelaya, pues lo acusan por falta de democracia dentro de la organización que surgió en 2012; la ex primera dama tiene casi segura su nominación para acudir a la contienda general de finales de 2017.

Al menos, la cúpula de Libre ha insistido que Castro no dimitirá de su aspiración presidencial y Zelaya ha dicho que no se presentará a la reelección, a pesar que Hernández confirmó su participación por el ultraconservador Partido Nacional, aunque el futuro es incierto dentro de Libre, a pesar de las reiteradas aclaraciones hechas por la dirigencia rojinegra.

Por su parte, en el Partido Anticorrupción (Pac) -el más confrontado por los roces de la pro nacionalista Marlene Alvarenga y el líder Salvador Nasralla- tienen que presentar planillas para ir a elecciones primarias; la dirigencia ha responsabilizado al partido en el gobierno por promover la división dentro del partido que, en extremos, ha intervenido el TSE en asuntos internos, cuando la Ley Electoral ya le impone restricciones.

Alvarenga, utilizando a supuestos  activistas del Partido Nacional, lanzó una pomposa precandidatura para competirle a Nasralla el liderazgo del Pac, que se ha visto muy afectado por peleas internas entre las facciones Luis Redondo-Fátima Mena, Nasralla-Rafael Padilla y la aspirante, que es catalogada como infiltrada del orlandismo para hacer desaparecer la organización fundada en 2012 por el popular presentador de televisión.

En el Partido Liberal, se ha ido aclarando el panorama, aunque, por ahora, no hay un claro favorito para ganarse la nominación para la contienda general. La novedad dentro del liberalismo ha sido el outsider Luis Zelaya, que ha ido ganando fuerza frente a Gabriela Núñez -ambos ultraconservadores- y al expresidente del TSE, Enrique Ortez Sequeira, que carga con el estigma de haber callado el fraude contra Libre durante la contienda de noviembre de 2013.

En última posición se encuentra Eduardo Martel, que ha venido adquiriendo fuerza, pero no la suficiente para llegar a ser un peligro real contra el establishment rojiblanco.

En cuanto a los partidos minoritarios, el Pinu no ha presentado a su candidato y en la Alianza Patriótica, el general Romeo Vásquez Velásquez, tiene por seguro su participación. La Democracia Cristiana todavía no tiene un cuadro de confianza para confiarle la nominación; el resto de los partidos «de maletín» como Unificación Democrática, Faper y Vamos terminarán respaldando los planes autoritarios de Hernández, quien ha pedido que lo dejen trabajar y que la campaña la realicen sus adláteres.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Arrestan a estudiant
Presidente de Hondur
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT