sábado, enero 16, 2021
Inicio Editorial Opinion Dinero ficticio, burbuja bursátil, crisis de deuda y, de chascasca… el...

Dinero ficticio, burbuja bursátil, crisis de deuda y, de chascasca… el coronavirus

(Por: Ruy Díaz) Se presenta una descripción de los factores que incitan una crisis económica mundial y de las políticas de Trump que han conseguido retrasarla. El Neo Imperialismo (globalista) ha generado la burbuja financiera más grande en la historia moderna a través de estímulos de la FED que han propiciado el repunte artificial de los mercados bursátiles y al mismo tiempo han creado nuevos máximos en la deuda pública de EEUU. Siendo las ganancias (y el aumento de las ganancias) el factor más importante para analizar la salud de la economía capitalista. Ni la rentabilidad promedio del capital, ni la masa de ganancias está aumentando en las principales economías. Los nubarrones de la crisis que se avecina ya son visibles, la pregunta es sí Trump conseguirá retrasarla lo suficiente para que no afecte dramáticamente sus intereses reeleccionistas pero… ¡llegó el coronavirus!

INTRODUCCIÓN

En este ensayo se presenta una descripción de los factores que abonan a una recesión económica mundial y aquellas políticas del Gobierno de Trump que han coadyuvado a retrasarla. En ese contexto se señala que la confrontación interna en el bloque de poder financiero y político norteamericano entre las tres oligarquías financieras (a) Imperialistas Pro Trump, (b) Imperialismo Pro Tea Party (Pence/Pompeo) (c) Neo Imperialistas Globalistas (Clinton/Obama), en EEUU, ha obstaculizado la posibilidad de construir un punto de partida de unidad para poder exportar la crisis mundial estructural que invade a EEUU a otros países

El Neo Imperialismo ha creado la burbuja financiera más grande en la historia moderna a través de estímulos de la FED que han propiciado el repunte artificial altamente inestable en los mercados bursátiles (el índice Dow Jones en Noviembre 25, 2019 alcanzaba los 28,066 y a Febrero 21, 2020 llegó a 28,992) y al mismo tiempo han creado nuevos máximos en la deuda nacional, la deuda corporativa y la deuda del consumidor en los EEUU.

Además, desde la ruptura entre la realidad material y el Dólar ha ocasionado la realización, concreción y acumulación de una gran masa de capital ficticio, impulsado por la emisión de dólares sin corresponsabilidad en EEUU

De esta manera, el crecimiento del PIB (Stiglitz, Febrero 3, 2020) del último trimestre fue de 2,1%, mucho menos que el 4%, 5% incluso 6% que prometió Trump e incluso menos del 2,4% promedio del segundo mandato de Obama. Es un desempeño notoriamente malo si se tiene en cuenta el estímulo provisto por el billón de dólares de déficit por la baja en los intereses y los bajísimos tipos de interés.

Los costos globales de los créditos están en mínimos históricos, en parte debido a la política de la FED de tasas de interés cero y porque no hay demanda del sector capitalista de créditos para invertir en activos productivos o de los gobiernos para gastar. Por lo tanto, los mercados de acciones y bonos del mundo están alcanzando niveles récord. Y un nuevo fenómeno, no visto en las depresiones largas anteriores, a saber, las bajas tasas de desempleo que proporcionan al menos un mínimo de ingresos para los hogares. Roberts (Enero 3, 2020).

El motor fundamental de una economía capitalista son las ganancias y el aumento de las ganancias por tanto, el factor más importante para analizar la salud de la economía capitalista sigue siendo la rentabilidad del sector capitalista y la evolución de las ganancias a nivel mundial.

Ni la rentabilidad promedio del capital ni la masa de ganancias está aumentando en las principales economías. Los nubarrones de la crisis que se avecina ya son visibles, la pregunta es si Trump conseguirá retrasarla lo suficiente para que no afecte dramáticamente sus intereses reeleccionistas… pero ahí está el coronavirus.

EL TSUNAMI ECONÓMICO DE UN PROBLEMA DE SALUD

Resulta difícil ignorar la “coincidencia” (La Cosa Aquella, Enero 29, 2020) de los dos (2) laboratorios de alto riesgo biológico nivel cuatro (4) en Wuhan a favor de la idea de que el corona-virus fue lanzado por casualidad debido a las raras dietas de los ciudadanos chinos.

El virus tiene ciertas características distintivas de ingeniería (incluido su largo período inactivo sin síntomas visibles) y la cepa actual probablemente se deriva de la que los chinos robaron hace un año de un laboratorio en Winnipeg, Canadá. (La Cosa Aquella, Enero 29, 2020).

En términos económicos, incluso si el coronavirus afectara principalmente en China, en tanto que transcendental mercado exportador / importador a nivel mundial, es fundamental para la economía global y por ende si su economía cae, incluso por un corto tiempo, las ondas de choque afectarán todas las economías del mundo.

La pandemia global, ya sea un evento natural o diseñado deliberadamente sirve a los propósitos del Neo Imperialismo. El público en general, abrumado por el miedo, ignorará por algún tiempo, la amenaza que representa el colapso de la “burbuja global”. El coronavirus es solo una amenaza moderada en comparación con la crisis económica. (La Cosa Aquella, Enero 29, 2020).

El Neo Imperialismo ha creado la burbuja financiera más grande en la historia moderna a través del estímulo del banco central, inflar un repunte artificial altamente inestable en los mercados y al mismo tiempo crear nuevos máximos en la deuda nacional, la deuda corporativa y la deuda del consumidor.

EEUU y China todavía se encuentran en medio de una guerra comercial. El acuerdo de la Fase 1 exige que China cuadruplique sus compras a los EEUU en los próximos 1 a 2 años. Ello nunca va a suceder, pero la falsa esperanza (junto con la recompra de acciones corporativas) sacó a las acciones globales de la breve reversión. Ahora, con el coronavirus, no hay posibilidad que China cumpla con los requisitos del acuerdo de la Fase 1 en tanto que la economía de China se reducirá bajo el peso de la pandemia. (La Cosa Aquella, Enero 29, 2020). El coronavirus agudiza una problemática ya existente.

De acuerdo con Ferrero (Diciembre, 2019) en las principales economías del mundo, la deuda de las empresas ha aumentado significativamente desde la Gran Recesión de 2008. Al mismo tiempo, ha habido una desaceleración del crecimiento económico global (en los EE UU, en China y otros emergentes, en Alemania y la zona euro) que puede hacer que la deuda mencionada sea pronto una carga demasiado grande para las empresas, situación que podría desencadenar sus quiebras. Como consecuencia, las instituciones financieras verían como aumentan sus préstamos morosos, cosa que podría provocar una nueva crisis crediticia porque estas instituciones se negarán a darse préstamos entre ellas.

De la misma forma (Ferrero, Diciembre 2019) las reservas bancarias depositadas en los bancos centrales han tendido a aumentar, lo cual ha hecho disminuir el volumen de recursos del mercado interbancario (que sirve para que los bancos se den préstamos uno al otro) y, por lo tanto, se han producido recientemente episodios de contracción monetaria y restricciones crediticias. Hace poco la FED se vio obligada a inyectar más de $ 50.000 millones en el sistema bancario para que las instituciones financieras norteamericanas pudieran continuar prestándose entre sí.

Así, para Ferrero (Diciembre, 2019) del mismo modo que la deuda en el sector inmobiliario (hipotecas de riesgo elevado) desencadenaron la crisis de 2008, la deuda excesiva de las empresas, mediante préstamos apalancados por instituciones financieras que ya tienen mucha deuda, podría ser el chispazo financiero de una nueva recesión.

Producto del coronavirus los precios del petróleo continuaron a la baja, con el crudo Brent cayendo un 4,19% un mínimo en trece (13) meses debido a que la demanda de petróleo se tambaleó producto que el número de muertos por el coronavirus ya excedió el brote de SARS en 2002/2003 según Geiger (Febrero 3, 2020). El crudo Brent se cotizaba a $ 54.26 por barril; la última vez que el petróleo estuvo tan bajo fue durante la última semana de 2018.

Geiger (Febrero 3, 2020) asimismo plantea que la demanda de petróleo de China probablemente disminuirá en un 20% en comparación con la demanda normal en esta época del año debido a las estrictas restricciones a los viajes dentro de China, y bien hacia y desde China. Este 20% sería aproximadamente 3 millones de barriles por día, según Bloomberg. Por ahora, las refinerías chinas continúan almacenando combustible sin vender, pero eventualmente esto podría alcanzarlos si el almacenamiento se llena.

Por otro lado (Carcione, Diciembre 26, 2019) a pesar de los niveles que ha alcanzado la especulación del capital financiero, la economía muestra claros síntomas de estancamiento prolongado: El crecimiento de EEUU en el periodo que va Julio-Septiembre, mostró un crecimiento mediocre de 2,1%, menor que el del trimestre anterior pero superior a las del resto de las economías del G7.

Además, por ejemplo, continúa Carcione (Diciembre 26, 2019) Canadá ha crecido el 1,7%, Japón el 1,5%, la Unión Europea al 1,2% y el Reino Unido a 1%. Mientras tanto el FMI pronostica apenas un crecimiento de 2,5% de la economía mundial. Por otra parte China y la India tendrán su peor crecimiento en casi 30 años.

La débil y decreciente inversión productiva es la clave para explicar el estancamiento económico y se encuentra alrededor de un 30% por debajo de los niveles que había alcanzado antes del crack de 2008. Esta debilidad en la inversión se debe fundamentalmente a que las ganancias en la economía productiva siguen cayendo. (Carcione, Diciembre 26, 2019).

Trump procura (Dierckxsens y Formento, Abril 25, 2019) salir de la crisis norteamericana a cualquier costo expresando un nacionalismo industrialista (Imperialismo según Trump), anti-oligarquía financiera global como contradicción principal; que dentro de EEUU están representadas políticamente por el estado profundo del poder financiero-político globalista (Neo Imperialista) dominantes en la cúpula del Partido Demócrata y en la FED.

Y en forma secundaria, se enfrenta con el esquema de la oligarquía financiera continentalista expresado por el estado profundo financiero-político dominante en el Partido Republicano, específicamente como Tea Party (Imperialismo según el Tea Party), en las figuras del ejecutivo del gobierno Pence-Bolton-Pompeo y en el complejo militar industrial del Pentágono, con fuerte peso dentro de los EEUU y en Sudamérica, como Comando Sur. Mientras en la OTAN es dominante el Globalismo Neo Imperaialista.

Trump pudo acordar una coalición de gobierno con la oligarquía continentalista (Imperialistas según Trump e Imperialistas según el Tea Party) para vencer en las elecciones de 2016 a los Globalistas Demócratas, Clinton/Obama (Neo Imperialistas) y para garantizar un mínimo de estabilidad en el gobierno dentro de EEUU. Esta coalición se deteriora cada vez más a medida que avanza el tiempo de gobierno y la crisis mundial. (Dierckxsens y Formento, Abril 25, 2019).

Esta confrontación interna, afirman Dierckxsens y Formento (Abril 25, 2019) en el bloque de poder financiero y político norteamericano entre las tres oligarquías financieras: Imperialistas según Trump, local -, Imperialismo según el Tea Party –Pence/Pompeo- y Neo Imperialistas globalistas –Clinton/Obama-, en la hasta ahora primera pero ya no única potencia mundial, obstaculizó y obstaculiza la posibilidad de construir un punto de partida de unidad para poder exportar la “crisis mundial estructural e integral en EEUU” a otros países.

EVOLUCIÓN DE LA MONEDA DOMINANTE MUNDIAL.

La relación determinante de la producción y reproducción en el sistema capitalista se puede rastrear en las transformaciones dadas en la década de los años 70 del siglo pasado en el ámbito de la economía mundial, con la inconvertibilidad del Dólar al oro, socavando el pacto de Bretton Woods, ocasionando una ruptura entre la realidad material y la moneda por excelencia de intercambio en el mercado internacional. (Gómez y Galindo, Febrero 3, 2020).

La libra esterlina del Reino Unido había ocupado el rol de moneda de reserva dominante a partir de 1816, tras el final de las guerras napoleónicas y la adopción oficial del patrón oro por el Reino Unido. Muchos observadores suponen que la conferencia de Bretton Woods de 1944 fue el momento en que el dólar estadounidense reemplazó a la libra esterlina como la principal moneda de reserva del mundo.

De hecho, para Rickards (Enero 7, 2020) ese reemplazo de la libra esterlina por el dólar, en tanto que moneda de reserva líder mundial, fue un proceso que tomó 30 años, de 1914 a 1944. Así, durante el período comprendido entre 1919 y 1939 el mundo tenía dos monedas de reserva principales, dólares y libras esterlinas. En 1939, Inglaterra suspendió los envíos de oro para luchar contra la Segunda Guerra Mundial y el rol de la libra esterlina como un depósito de valor confiable disminuyó considerablemente. La conferencia de Bretton Woods de 1944 fue simplemente el reconocimiento de un proceso de dominio de la reserva en dólares que había comenzado en 1914.

Antes de 1914, continua Rickards (Enero 7, 2020) el sistema monetario global se basaba en el patrón oro clásico. Luego, en 1945, surgió un nuevo sistema monetario en Bretton Woods donde el dólar se convirtió en la moneda de reserva global, vinculada al oro a $ 35 por onza. Otras monedas podrían devaluarse frente al dólar y, por lo tanto, contra el oro, si recibieron permiso del FMI. Sin embargo, el dólar no podía devaluarse, al menos en teoría. Era la piedra angular de todo el sistema, destinado a estar permanentemente anclado al oro. De 1950 a 1970, el sistema de Bretton Woods funcionó bastante bien. Los socios comerciales de los EEUU que ganaron dólares podrían cobrarlos al Tesoro de los EEUU y recibir el pago en oro a la tasa fija. En 1971, Nixon puso fin a la convertibilidad directa del dólar al oro. Por primera vez, el sistema monetario no tenía respaldo de oro.

En 1950, EEUU tenía alrededor de 20,000 toneladas de oro. Para 1970, esa cantidad se había reducido a aproximadamente 9,000 toneladas. La disminución de 11,000 toneladas se trasladó a sus socios comerciales de EEUU, principalmente Alemania, Francia e Italia, quienes ganaron dólares y los cambiaron por oro. (Rickards, Enero 7, 2020).

En 2000, los activos en dólares representaban aproximadamente el 70% de las reservas mundiales. Hoy, la cifra comparable es del 62%.. China (Rickards, Enero 7, 2020) ha estado experimentando entradas masivas de oro en los últimos años. Las reservas de oro en el Banco Popular de China aumentaron a 1948.31 toneladas en el cuarto trimestre de 2019. A modo de comparación, tenía 1.658 toneladas en junio de 2015. Pero China ha adquirido miles de toneladas métricas desde entonces sin informar estas adquisiciones al FMI o al Consejo Mundial del Oro.

China no está sola en sus esfuerzos por lograr el estatus de acreedor y adquirir oro. Rusia ha aumentado considerablemente sus reservas de oro en los últimos años y tiene poca deuda externa. El movimiento para acumular oro en Rusia no es un secreto, y como asesor de Putin, Sergey Glazyev dijo a Russian Insider que dijo: “El rublo es la moneda con mayor respaldo de oro del mundo”. Irán también ha importado grandes cantidades de oro, principalmente a través de Turquía y Dubai, aunque nadie sabe la cantidad exacta, porque las importaciones de oro iraníes son un secreto de estado. Otros países, incluidos los miembros de BRICS Brasil, India y Sudáfrica, se han unido a Rusia y China en su deseo de liberarse del dominio del dólar estadounidense. (Rickards, Enero 7, 2020).

La libra esterlina se enfrentó a un solo rival en 1914, el dólar estadounidense. Hoy, el dólar se enfrenta a una gran cantidad de rivales. La caída del dólar como moneda de reserva según Rickards (Enero 7, 2020) comenzó en 2000 con la llegada del euro y se aceleró en 2010 con el comienzo de una nueva guerra de divisas.

Para Gómez y Galindo (Febrero 3, 2020) la ruptura entre la realidad material y el Dólar ha ocasionado la realización, concreción y acumulación de una gran masa de capital ficticio, impulsado por la emisión de dólares sin corresponsabilidad en EEUU desde finales de la década de los años 40 del siglo XX, que tendrá como uno de los ejes de realización, la década perdida en América Latina en los años 80 del Siglo XX.

Existe una relación directa (Gómez y Galindo, Febrero 3, 2020).entre la creación de capital ficticio en la economía y la hiper fracturación metabólica actual donde el calentamiento global es una de sus consecuencias. El hiper endeudamiento a nivel mundial como relación derivada del capital ficticio impulsa la realización de este, entre otros, por medio de la imposición de técnicas lesivas y adopción de políticas extractivistas con el fin de mantener la producción incentivada por una demanda artificial creada por la deuda. La deuda se convierte al mismo tiempo en causa y consecuencia de la crisis ecosistémica.

En esa dirección Stiglitz (Febrero 3, 2020) el crecimiento habido no ha sido ambientalmente sostenible y lo es todavía menos gracias a la destrucción, las pérdidas relacionadas con el cambio climático en EEUU se dispararon, con una cifra de daños materiales que en 2017 llegó a un 1,5% del PIB, más que en cualquier otro país.

Este proceso (Gómez y Galindo, Febrero 3, 2020) de desestabilización sistémico y crisis civilizatoria generado por el sistema de apalancamiento de la demanda por medio de la deuda pública y privada a nivel global, ha aumentado exponencialmente a finales de la década de los años 70 del siglo XX, coincide con el aumento de la temperatura a nivel global donde se evidencia el aumento de la producción y la fractura natural de la reproducción con la incursión de la revolución verde intensificado cada vez más la extracción del petróleo con técnicas cada vez más destructivas como es el caso del fracking.

De hecho, de acuerdo con López Blanch (Diciembre 12, 2019) en los últimos años EEUU ha tratado de imponer a varios países europeos la compra de su gas procedente de los yacimientos de fracking con el afán de ejercer un mayor control económico en el mundo, pero la producción y construcción de modernos gasoductos por parte de Rusia en ese sector, le han puesto un contundente freno.

La producción de gas, continua López Blanch (Diciembre 12, 2019), por medio del fracking resulta muy costosa pues se necesita extraerlo mediante la fracturación de las rocas de esquisto en el subsuelo (pizarra), ubicadas entre 4 000 y 5 000 metros de profundidad y entre 1,5 y 3 kilómetros de longitud horizontal. Para que fluyan los combustibles, se inyecta a presión 95% de agua y 5% de arena, así como varios productos químicos con altos riesgos de contaminación de los acuíferos.

Además de los grandes daños ambientales que esto provoca a la naturaleza y poblaciones norteamericanas, su transportación hacia Europa resulta mucho más costosa (mediante barcos) que la ofrecida por Rusia a través de oleoductos. (López Blanch, Diciembre 12, 2019).

Una de las principales razones, según escribe Ugarteche y Ocampo (Enero 2, 2020) para el bajo crecimiento del viejo continente tiene que ver con la desaceleración alemana que ha llevado a cabo una serie de reformas para implementar un cambio en la industria automotriz, mismas que han implicado una mayor regulación en cuanto emisiones de CO2 como el cambio de motores de energía fósil a eléctricos. Según el Financial Times entre Mercedes-Benz y Audi se anunciaron 20,000 pérdidas de empleo en Noviembre, 2019, como un signo del cambio tecnológico en este sector.

Cabe señalar que en lo que va del año 2019, China ha sido uno de los principales promotores del cambio hacia energías limpias, siendo Asia la región líder en vehículos eléctricos según afirma Ugarteche y Ocampo (Enero 2, 2020). EEUU, en contraste, es promotor de energías sucias. Empero, las ventas de vehículos nuevos en Asia también han tenido una disminución, al igual que en América y Europa, tal como se muestra en la gráfica anterior. Para 2018 la venta de autos eléctricos está centrado en Asia, seguido de Europa y de EEUU con el 57%, 26% y 15% del mercado mundial, respectivamente. Otro factor que se suma a la desaceleración económica es la tendencia a la baja del comercio mundial el cual se ve reflejado en una disminución de los precios de las materias primas y el precio de los energéticos, mismos que desde 2011 presentan una tendencia decreciente tal como se puede apreciar en la gráfica. El índice de precios de metales igualmente va en descenso, pero como incluye oro, que va en ascenso, el promedio de precios es estable.

Por otro lado, Europa no está dispuesta a financiar la creación de toda una flota de suministro de gas proveniente de EEUU y la construcción o ampliación de terminales gasíferas en sus territorios. Dentro de pocos meses y pese a las enormes presiones y sanciones que ha impuesto EEUU a varios países europeos como a Alemania, Francia, Austria, Países Bajos, Suiza y Rusia por la construcción del gasoducto Nord Stream 2 que con dos tuberías y capacidad para 55 000 millones de metros cúbicos anuales este sistema llevará el preciado combustible desde la costa rusa hasta Alemania por el fondo del mar Báltico. (López Blanch, Diciembre 12, 2019).

Recordemos que la Unión Europea autorizó la realización de ese gasoducto (debe funcionar a mediados de 2020) y que la interferencia de Washington puede poner en peligro las relaciones transatlánticas que se deben basar en el mutuo respeto.

En cuanto al Turk Stream fue inaugurado en Enero 8, 2020, y consiste en una enorme infraestructura que incluye dos tuberías o ramales para llevar 31 500 millones de metros cúbicos de gas al año a través del fondo del mar Negro. De esa forma, continua (López Blanch, Diciembre 12, 2019) Turquía se transformará en el centro energético y facilitará que Rusia exporte el combustible directamente a los países balcánicos por una de las líneas. En sentido general, Ankara y Moscú quieren alcanzar un intercambio de $ 100 000 millones en los próximos años.

INDICADORES ECONÓMICOS DE EEUU

Ni el PIB, ni el Dow Jones son buenos indicadores del desempeño económico en tanto que ambos callan en relación con lo que acontece a los niveles de vida de la ciudadanía de a pie, y no dicen ni una palabra sobre sostenibilidad. (Stiglitz, Febrero 3, 2020).

Puesto que los recortes impositivos benefician sobre todo a los ultra ricos y a las corporaciones, entre 2017 y 2018 la mediana del ingreso disponible de las familias estadounidenses se haya mantenido prácticamente sin cambio. La mediana de la remuneración semanal real está apenas 2,6% por encima del nivel que tenía al inicio del gobierno de Trump. Verbigracia la mediana salarial de un estadounidense varón (que con suerte trabaja a tiempo completo) sigue siendo más de 3% inferior al valor de hace 40 años. Stiglitz (Febrero 3, 2020).

Las rebajas impositivas (Stiglitz, Febrero 3, 2020) generaron un récord histórico de recompras de acciones (unos $ 800 000 millones en 2018) por parte de algunas de las empresas estadounidenses más rentables y llevaron a un déficit récord en tiempos de paz (casi un billón de dólares en el año fiscal 2019) en un país que supuestamente está cerca del pleno empleo. Incluso con la poca inversión que hubo, EEUU tuvo que tomar prestado al extranjero que un endeudamiento externo cercano a los $ 500 000 millones de dólares al año, con un aumento de más del 10% en la posición deudora neta de EEUU en un solo año.

Asimismo, las guerras comerciales de Trump no redujeron el déficit comercial de EEUU, que en 2018 fue una cuarta parte más que en 2016. El déficit de 2018 en comercio de bienes fue el más grande de la historia ($ 49.9 billones). Incluso con China el déficit comercial creció casi una cuarta parte respecto de 2016. Lo que sí consiguió EEUU es un nuevo tratado comercial para América del Norte, sin las disposiciones en materia de inversión que quería la asociación empresarial Business Roundtable, sin las cláusulas sobre aumento de precios de medicamentos que querían las farmacéuticas y con una mejora de las normas laborales y ambientales. Este acuerdo Stiglitz (Febrero 3, 2020) ligeramente mejorado fue posible porque Trump, perdió en casi todos los frentes en las negociaciones con los congresistas demócratas.

A partir del inicio de la guerra comercial (Ugarteche y Ocampo, Febrero 5, 2020) el crecimiento económico de EEUU desciende de 3.2% en el segundo trimestre de 2018 a 2.1% en el último trimestre de 2019. Como consecuencia hubo una reducción de déficit externo, debido a la menor importación de insumos industriales; y un incremento del déficit fiscal debido a la menor recaudación tributaria.

La baja tasa de desempleo no sorprende (en particular, porque sin salud no se puede trabajar) de acuerdo a lo afirmado por Stiglitz (Febrero 3, 2020). Además, las personas que cobran prestaciones por discapacidad, las que están en prisión (la proporción de población carcelaria en EEUU creció a más del séxtuplo desde 1970 y a finales de 2019 había alrededor de dos millones de personas tras las rejas) y las que se desalentaron al punto de dejar de buscar empleo activamente no cuentan como «desempleadas»; pero por supuesto, tampoco están empleadas. Tampoco sorprende que un país que no provee guarderías accesibles ni garantiza la licencia familiar tenga menos empleo femenino que otros países desarrollados (más de diez puntos porcentuales menos al ajustar la cifra según la población).

Para Diciembre, 2019 (Ugarteche y Ocampo, Febrero 5, 2020) el número de empleos generados llegó a 152.4 millones y la tasa de desempleo tuvo un nivel de 3.5%. No obstante, de 2000 a 2018 los ingresos de los/as trabajadores/as bajaron de representar 57% a 53% del PIB. Es decir, a pesar que el número de trabajadores/as se incrementó en 15% en ese periodo, la participación de los ingresos laborales en el PIB cayó 4%. Esto sugiere que el salario real de los/as trabajadores/as menos calificados ha descendido.

La tasa de desempleo lleva 12 trimestres por debajo de la NAIRU (Desempleo No Acelerador de la Tasa de Inflación, por sus siglas en inglés), lo que nos indica que la holgura del mercado laboral se ha venido desvaneciendo. (Ugarteche y Ocampo, Febrero 5, 20220).

El crecimiento del PIB (Stiglitz, Febrero 3, 2020) del último trimestre fue de 2,1%, mucho menos que el 4%, 5% incluso 6% que prometió Trump, e incluso menos que el 2,4% promedio del segundo mandato de Obama. Es un desempeño notoriamente malo si se tiene en cuenta el estímulo provisto por el billón de dólares de déficit y los bajísimos tipos de interés. No es casualidad, ni cuestión de mala suerte: las características distintivas de Trump son la incertidumbre, la volatilidad y la ambigüedad, mientras que para el crecimiento se necesitan confianza, estabilidad y certeza. Y también igualdad, según el Fondo Monetario Internacional.

Esta situación pone en evidencia el problema de distribución de la riqueza en EEUU en contra del discurso que se da sobre un mayor bienestar para la población. Un tema que hay tomar en cuenta es la reforma fiscal de finales de 2017, que llevó a que el Impuesto sobre Ganancias Corporativas cayera al 1% como proporción del PIB en 2018, nivel mucho menor que 5.7% en 2002, el mínimo desde 1965 de acuerdo con cifras de la OCDE. (Ugarteche y Ocampo, Febrero 5, 20220).

Extrañamente (Ugarteche y Ocampo, Febrero 5, 20220) esta situación no está empujando una mayor inflación sino a un estancamiento secular de precios. El aumento arancelario debería estar impactando a los precios de los insumos pero esto tampoco ha ocurrido. Lo que parece haber ocurrido es una desaceleración del aparato industrial manufacturero.

EEUU: ENDEUDAMIENTO Y RECESIÓN.

Se puede observar un aumento exponencial del endeudamiento a nivel global de EEUU pasando de aproximadamente $ 2 trillones ($ 2, 000 000 000 000) a principios de la década de los 60 del siglo XX a rondar los $ 60 trillones (62 000 000 000 000) a comienzos del año 2014, (nomenclatura anglosajona), esta dinámica en EEUU es un reflejo de la dinámica a nivel global donde la deuda total superó los $ 250 trillones ($250 000 000 000 000) a principios del año 2019. (Gómez y Galindo, Febrero 3, 2020).

Para Gómez y Galindo (Febrero 3, 2020) este proceso de endeudamiento tanto público como privado a nivel global que representa aproximadamente 325% del PIB del planeta, manifiesta la insostenibilidad del sistema capitalista.

Si bien la década de 2010-2020 ha sido el período más largo sin una recesión en las principales economías desde 1945, también fue la recuperación más débil tras una recesión, en el mismo período. Ya en 2019, el crecimiento mundial registró su ritmo más débil desde la crisis financiera mundial de hace una década según Roberts (Enero 3, 2020).

¿Cuáles fueron los factores para la desaceleración?

En el lado negativo, el lento crecimiento del PIB real (del 1-2% anual) ha sido causado por las bajas tasas de inversión. Roberts (Enero 3, 2020) apunta a los siguientes elementos:

• En su reciente Perspectiva Global, el FMI destacó que las empresas se han vuelto prudentes a la hora de invertir a largo plazo y las compras globales de maquinaria y equipos se desaceleraron».

• La guerra comercial en curso entre los EEUU y China, junto con las fricciones comerciales con la UE, también han sido un factor importante en la desaceleración de la inversión en tecnología. El comercio mundial, que es intensivo en bienes finales duraderos y los componentes utilizados para producirlos, se ha frenado hasta congelarse.

• De hecho, desde el final de la Gran Recesión, la globalización y el «libre comercio» han dado paso progresivamente a medidas proteccionistas, como ocurrió en la década de 1930. Desde 2009, los gobiernos de todo el mundo han aplicado 2.723 nuevas distorsiones comerciales, cuyo efecto acumulativo afectaba al 40% del comercio mundial en Noviembre, 2019.

• Esto no sucedió en la Gran Depresión de los años treinta. Entonces las tasas de desempleo se mantuvieron altas hasta que la carrera de armamentos y la inminente guerra mundial militarizaron la fuerza de trabajo. En la década de 2010, parece que las empresas, en lugar de reducir sus costes frente a la recesión y la baja rentabilidad despidiendo a la fuerza de trabajo e introduciendo tecnología para ahorrar mano de obra, optaron por contratar mano de obra con bajos salarios y condiciones de trabajo ‘precarias’ (sin pensiones, cero horas, contratos temporales, etc).

• Como resultado, ha habido un fuerte aumento de las llamadas ‘compañías zombis’ que ganan solo el dinero suficiente para pagar una fuerza laboral de bajos salarios y pagar sus deudas, pero no lo suficiente como para expandirse.

• El alto empleo y el bajo crecimiento del PIB real implican un bajo crecimiento de la productividad, lo que con el tiempo significa un estancamiento de las economías, un círculo vicioso. A nivel mundial, el crecimiento anual de la producción por trabajador ha estado rondando el 2% en los últimos años, en comparación con una tasa promedio anual de 2.9 por ciento entre 2000 y 2007. Roberts (Enero 3, 2020).

Estos contra-factores pueden haber retrasado el advenimiento de una nueva recesión. El motor fundamental de una economía capitalista son las ganancias, y el aumento de las ganancias por tanto, el factor más importante para analizar la salud de la economía capitalista sigue siendo la rentabilidad del sector capitalista y la evolución de las ganancias a nivel mundial. Roberts (Enero 3, 2020).

Ni la rentabilidad promedio del capital ni la masa de ganancias está aumentando en las principales economías. Según los últimos datos sobre el rendimiento neto del capital proporcionados por la base de datos AMECO de la UE, la rentabilidad en 2020 será un 4% menor que el pico de 2017 en Europa y el Reino Unido; 8% menos en Japón; y plana en los EEUU. (Roberts, Enero 3, 2020).

Mientras tanto, Roberts (Enero 3, 2020) señala que la tasa y masa de ganancias de EEUU, han estado cayendo desde 2014. En 2018, la rentabilidad general de EEUU aumentó ligeramente durante 2017 (probablemente debido al recorte fiscal a las empresas de Trump). Pero la rentabilidad en 2018 todavía estaba un 5-7% por debajo del pico de 2014. Si suponemos que el crecimiento del PIB real, de la compensación a los empleados y de los activos fijos para 2019 habrá sido similar a la mini-recesión de 2015-16, podemos esperar una nueva recesión importante en la rentabilidad en EEUU hasta niveles muy inferiores a los de 2006. En otro cálculo, de ganancias como porcentaje de los activos fijos en las empresas no financieras de EEUU, la tasa es más baja que en 2008 y se acerca a los mínimos históricos de 2001 y 1982.

El Bank of America (Roberts, Enero 3, 2020) calculó recientemente por su parte que desde el colapso de Lehman, la deuda pública aumentó en $ 30 billones (trillones usando nomenclatura anglo sajona), la deuda corporativa en $ 25 billones, los hogares en $ 9 billones y la deuda financiera en $ 2 billones.

Se ha confirmado (Carcione, Diciembre 26, 2019) que la recesión en el terreno de la producción mercantil ya es global, que se mantiene el pobre crecimiento económico de las principales economías, que continúa la caída en la evolución del comercio mundial, y que crece el volumen de deuda corporativa y de los ciudadanos, al tiempo que se espera una reestructuración de la deuda soberana de Argentina que ha entrado, de hecho, en un nuevo default.

En los últimos diez años el crecimiento no ha recuperado el nivel previo a la crisis de 2008, la inversión productiva mantiene su curva descendente y la productividad del trabajo no ha crecido. Es decir que todos los principales indicadores para medir la salud del sistema están mostrando un deterioro constante. Es una característica de estos periodos depresivos el proteccionismo, con sus consecuentes disputas comerciales. Carcione (Diciembre 26, 2019).

En resumen, los factores fundamentales que sugieren que una nueva depresión no está muy lejos (Roberts, Enero 3, 2020):

• ganancias y rentabilidad estancadas o decrecientes;
• inversión débil o decreciente;
• aumento de la deuda corporativa y
• reducción del comercio (en medio de una guerra comercial global).

¿Cuáles son los factores que han permitido a las principales economías capitalistas evitar una gran depresión que la teoría del ciclo predice que ya debería haber sucedido?

Pero también hay factores contrarios que hasta ahora han permitido a las principales economías escapar a una caída de la producción y la inversión (si bien al precio de un bajo crecimiento del PIB, de la productividad y los salarios). Según Carcione (Diciembre 26, 2019).

• Para mediados de diciembre se alcanzó el primer acuerdo en la guerra comercial, luego de establecida una tregua a principios de noviembre, en medio del creciente ruido de un nuevo posible crak. Quedaron suspendidos los aranceles de productos electrónicos y consumo masivo que deberían entrar en vigencia hacia finales de año.

• El 28 de noviembre los mercados de bonos y acciones de Wall Street alcanzaban un nuevo máximo histórico. Al tiempo se conocía que la FED, el banco central norteamericano, mantenía los tipos de interés sin provocar una nueva baja, sugiriendo que el pánico provocado en el banco central estadounidense por la perspectiva de recesión se atemperaba.

• Mientras tanto el abultado triunfo electoral de Boris Johnson en el Reino Unido, llevó tranquilidad al centro financiero de Londres, el segundo más importantes del mundo, esta tranquilidad se expresó en la recuperación de la bolsa.

Mientras, para Roberts (Enero 3, 2020).

• Las autoridades monetarias rápidamente revirtieron su postura política anterior de que la economía global funcionaba bien y se había «normalizado». En 2018, muchos bancos centrales habían mantenido invariables sus tasas de interés políticas o, en el caso de la FED de EEUU, habían subido la tasa. En 2019, sucedió lo contrario.
• Las tasas de interés de los bonos públicos y otros ‘activos seguros’ cayeron a cero o incluso se volvieron negativas. Con préstamos tan baratos, las grandes empresas y bancos absorbieron crédito barato; pero no para invertir en activos productivos, sino para comprar acciones y bonos. Los precios del mercado de valores se dispararon, un 30% en los EEUU. Los mercados bursátiles mundiales ahora valen $ 86 billones, apenas por debajo del máximo histórico y equivalente a casi el 100% del PIB mundial.
• Los principales compradores de acciones de empresas son las propias empresas. Estas recompras aumentaron los precios de las acciones, lo que a su vez facilitó la compra de otras compañías o conseguir más crédito. Gran parte de los fondos de recompra fueron créditos. Esta expansión de lo que Marx llamó el ‘capital ficticio’ ha reemplazado la inversión en capital productivo y ha sido financiada por una pirámide de Ponzi al estilo Minsky (es decir, emitir más deuda para financiar el coste del servicio de la deuda existente).
• El otro factor de contrapeso que ha permitido a las economías capitalistas evitar una nueva depresión en la década de 2010 ha sido el aumento del empleo y la reducción del desempleo. En lugar de invertir más en nuevas tecnologías y recortar mano de obra, las empresas han absorbido mano de obra barata disponible del ejército de reserva de desempleados creado en la Gran Recesión y de la inmigración. Según la Organización Internacional del Trabajo, la tasa de desempleo global se ha reducido a solo el 5%, su nivel más bajo en casi 40 años. Roberts (Enero 3, 2020).

Las previsiones económicas convencionales para 2020 son ligeramente optimistas. La perspectiva de los modelos muestra que las tasas de crecimiento global aumentarán el próximo año, volviendo aproximadamente a las tasas tendenciales. Se considera que los riesgos de recesión son bajos. Roberts (Enero 3, 2020).

Estos pronósticos pueden ser correctos. Pero eventualmente, de acuerdo a Roberts (Enero 3, 2020) los factores fundamentales, las ganancias y las inversiones, deben anular los factores que contrarrestan cómo los bajos intereses y el desempleo. Las ganancias rigen la inversión y la inversión rige el empleo y los ingresos, y eso rige el gasto. Las principales economías capitalistas se encuentran por ahora en un mundo de fantasía en el que para los mercados de acciones y bonos (el ‘capital ficticio’) el capitalismo mundial nunca ha funcionado mejor, mientras que en la ‘economía real’ se estanca la producción, el comercio, los beneficios y la inversión. No obstante, el mundo de fantasía actual no puede continuar mucho más tiempo

De hecho, aunque las crisis puedan iniciarse por razones monetarias o crediticias (colapso financiero) o por disputas/»guerras» comerciales entre países, siempre tienen causas más profundas. Concretamente, la caída de la rentabilidad de las empresas, de su tasa de beneficios o también de su volumen de beneficios, que hace disminuir las inversiones y, por lo tanto, la demanda efectiva global y el crecimiento de la economía (Ferrero, Diciembre, 2019).

Se está incurriendo en deuda solo para mantener el ritmo de los requisitos existentes en forma de beneficios, intereses y gastos discrecionales. No se utiliza para proyectos con rendimientos positivos a largo plazo, como carreteras interestatales, puentes y túneles; Telecomunicaciones 5G; y mejores resultados educativos (lo que significa un mejor rendimiento del estudiante. Y las economías desarrolladas acumulan deuda más rápido de lo que crecen, por lo tanto, las relaciones deuda / PIB se están moviendo a niveles en los que más deuda frena el crecimiento en lugar de ayudar. (Rickards, Diciembre 16, 2019).

Para Rickards (Diciembre 16, 2019) las bajas tasas de interés facilitan niveles de deuda insostenibles sostiene al menos a corto plazo. Pero con tanta deuda en los libros, incluso los aumentos moderados de las tasas harán que exploten los niveles de deuda y los déficits, ya que se buscan nuevos préstamos solo para cubrir los pagos de intereses.

Finalmente, la propia calificación de los créditos ha deteriorado la calidad de la deuda. Así, según Carcione (Diciembre 26, 2019) esta deuda de baja calidad es hoy el doble de lo que representaba en 2008. Esto sin tener en cuenta las llamadas empresas zombis, que no alcanzan a obtener ganancias suficientes como para pagar sus deudas y siguen funcionando gracias a seguir aumentando sus deudas. Según estimaciones de consultoras financieras la cantidad de esas compañías, es apenas inferior a la que hubo en el momento más crítico de 2008.

CONCLUSIONES

En términos de los efectos económicos, incluso si el coronavirus se quedara principalmente en China, por un corto tiempo, las ondas de choque afectarían a todas las demás economías nacionales y líneas de suministro incluyendo a la economía de EEUU, poniendo en riesgo la reelección de Trump.

Las principales economías capitalistas se encuentran ahora en un mundo de fantasía en el que para los mercados de acciones y bonos (capital ficticio) el capitalismo mundial nunca ha funcionado mejor, mientras que en la ‘economía real’ se estanca la producción, el comercio, los beneficios y la inversión. No obstante, el mundo de fantasía actual no puede continuar por mucho tiempo. El coctel de deuda y especulación financiera está provocando una sobreacumulación de capital ficticio que ya está en los niveles previos a la crisis de 2008

Los niveles actuales de deuda global no son sostenibles. La deuda es sostenible solamente si se utiliza para proyectos con rendimientos positivos y si la economía que respalda la deuda está creciendo más rápido que la deuda misma. Pero ninguna de esas condiciones se aplica a las condiciones actuales.

La deuda de las compañías es casi tres veces más de lo que era a fines de 2008, llegando en la actualidad a $ 8 billones, un 50% superior a inicio de la recuperación en 2011. Las operaciones fundamentales a que se destina esta especulación son tanto en EEUU como en Europa, la recompra de acciones de las propias compañías que se ha convertido en la categoría más grande de inversión en activos financieros, alcanzando la cifra de $ 1 billón.

Existe una relación directa entre la creación de capital ficticio de la economía y la hiperfracturacion metabólica actual donde el calentamiento global es una de sus consecuencias. La deuda se convierte al mismo tiempo en causa y consecuencia de la crisis ecosistémica.

A partir de la crisis 2008–2009 hubo un crecimiento estable alto en Asia y un crecimiento ralentizado en EEUU, Europa, América Latina y África que aparentemente han llegado a un límite. Se da una caída del comercio mundial a partir de octubre del 2018 como consecuencia de las guerras comerciales norteamericanas; las protestas sociales de diversa índole en al menos 16 países alrededor del mundo y de conflictos geopolíticos como el Brexit, el cual generó mucha incertidumbre durante el año y que hoy en día está más que sellado tras la victoria contundente de los conservadores en las últimas elecciones. Todo ello ha impactado a la inversión privada tanto en el corto como en el mediano plazo.

El Neo Imperialismo ha creado la burbuja financiera más grande en la historia moderna a través del estímulo del banco central, inflar un repunte artificial altamente inestable en los mercados y al mismo tiempo crear nuevos máximos en la deuda nacional, deuda corporativa y deuda del consumidor.

REFERENCIAS

Carcione, Carlos (Diciembre 26, 2019). 2020, lo que viene en la economía mundial. Disponible en https://www.rebelion.org/noticia.php?id=263892&titular=2020-lo-que-viene-en-la-econom%EDa-mundial-. Visita (febrero 15, 2020).

Dierckxsens Wim y Formento Walter (Abril 25, 2019). La prospectiva geopolítica a partir de abril-2019. https://www.alainet.org/es/articulo/199512. Visita (febrero 15, 2020).

Expansión (Diciembre 31, 2019). Mercados. Disponible en https://www.expansion.com/mercados/cotizaciones/indices/dowjones_I.NY.html. Visita (febrero 15, 2020).

Gómez, John Fredd y Galindo, Camila Andrea (Febrero 3, 2020). La financiarizacion y la crisis civilizatoria: una relación odiosa
https://www.alainet.org/es/articulo/204549?utm_source=email&utm_campaign=alai-amlatina. Visita (febrero 15, 2020).

Geiger, Julianne (Febrero 3, 2020). El petróleo cae por debajo de $ 50 mientras el coronavirus atormenta a los mercados
https://kenzocaspi.wordpress.com/2020/02/04/el-petroleo-cae-por-debajo-de-50-mientras-el-coronavirus-atormenta-a-los-mercados/. Visita (febrero 15, 2020).

Ferrero, Ángel (Diciembre, 2019). Sobre la crisis que viene y las políticas económicas que se han practicado.
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=263693&titular=sobre-la-crisis-que-viene-y-las-pol%EDticas-econ%F3micas-que-se-han-practicado-. Visita (febrero 15, 2020).

López Blanch, Hedelberto (Diciembre 12, 2019). Rusia sentencia el gas de Estados Unidos. https://www.rebelion.org/noticia.php?id=263692&titular=rusia-sentencia-el-gas-de-estados-unidos-. Visita (febrero 15, 2020).

La Cosa Aquella (Enero 29, 2020).Cómo la pandemia viral beneficia a la agenda globalista.
https://kenzocaspi.wordpress.com/2020/01/31/52680/. Visita (febrero 15, 2020).

Rickards, Jim (Enero 7, 2020). Un nuevo estándar de oro: ¿ordenado o caótico? http://redangostura.org.ve/?p=3400. Visita (febrero 15, 2020).

Rickards , Jim (Diciembre 16, 2019). Mundo al filo del cuchillo de la crisis de la deuda. Disponible en
https://kenzocaspi.wordpress.com/2019/12/18/jim-rickards-16-12-19-mundo-al-filo-del-cuchillo-de-la-crisis-de-la-deuda/. Visita (febrero 15, 2020).

Roberts, Michael (Enero 3, 2020). Pronóstico 2020. Disponible en http://www.sinpermiso.info/textos/pronostico-2020. Visita (febrero 15, 2020).

Stiglitz, Joseph (Febrero 3, 2020). La verdad sobre la economía de Trump. Disponible en https://www.rebelion.org/noticia.php?id=265122&titular=la-verdad-sobre-la-econom%EDa-de-trump-. Visita (febrero 15, 2020).

Ugarteche, Oscar y Ocampo Alfredo (Febrero 5, 2020). Auge económico en EEUU, como nunca visto antes?
https://www.alainet.org/es/articulo/204586?utm_source=email&utm_campaign=alai-amlatina. Visita (febrero 15, 2020).

Ugarteche Oscar y Ocampo Alfredo (Enero 2, 2020). La economía mundial: perspectivas económicas para 2020. Disponible en https://www.alainet.org/es/articulo/204028. Visita (febrero 15, 2020).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Notas Populares

JOH califica de “ridículas” las acusaciones en su contra por nexos con el narcotráfico

TEGUCIGALPA, HONDURAS Aunque la Fiscalía del Distrito Sur de New York ha mencionado al presidente Juan Orlado Hernández de supuestos vínculos al narcotráfico, el mandatario...

Tribunal de Sentencia extiende orden de aprehensión contra Ramírez del Cid y Henry Osorto

TEGUCIGALPA, HONDURAS  Juez unipersonal del Tribunal de Sentencia emitió este  viernes una orden de captura contra el exdirector de la Policía Nacional de Honduras Ricardo...

Comentarios Recientes