Tuesday, Jun 25, 2019
HomeExclusivasDirectivos e interventores del IHSS legitiman el saqueo de recursos vía fideicomisos

Directivos e interventores del IHSS legitiman el saqueo de recursos vía fideicomisos

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La megatrama de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) no sólo abarcó el desvergonzado saqueo de recursos, sino favores otorgados por la junta directiva y comisión interventora ya que se dieron cuantiosos beneficios a instituciones financieras.

De hecho, para poder “tapar” el hueco dejado por el colosal acto ilícito, se llegó al extremo de comprometer por varios años las aportaciones de los derechohabientes y patronos al pedir préstamos a la banca estatal, por lo que se abrieron fideicomisos y líneas de crédito con el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) hasta por 12 mil millones de lempiras.

En este análisis que realizó este periódico con la documentación certificada por la Junta Interventora que preside Vilma Morales, señala que el megafraude contra el IHSS ha proseguido, esta vez, de manera más asolapada e institucionalizada ya que corrieron a solicitarlo, pues atraviesa una crisis institucional sin precedentes.

De hecho, hay dos transferencias efectuadas por el IHSS a través del departamento de pagos del Banco Central de Honduras (BCH), por un total de mil 140 millones de lempiras, procedentes de los fondos de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), cuyo destino fue Banhprovi.

COLLAGE IHSS 3

La primera transferencia de fondos ocurrió el 19 de diciembre de 2014, cuando el director del organismo, Richard Zablah, y el director del sistema IVM, Víctor Antonio Martínez, pidieron mediante oficio 365-DT-IHSS al BCH transferir desde la cuenta 11103-01-000027-2, asignada a la entidad, 950 millones de lempiras a la cuenta 23000-02-00012-9 del fideicomiso Banhprovi-IHSS. Luego, el 30 de diciembre, a través del oficio 379-DT-IHSS, avalado por Zablah y Martínez, autorizaron otra transferencia por 190 millones a la misma cuenta que fue abierta en Banhprovi.

El acuerdo 29-2014 del 14 de octubre de 2014 establece que la Secretaría de Finanzas, dirigida por Wilfredo Cerrato, dictaminó de forma favorable que el IHSS puede acceder a préstamos de la banca pública hasta por 1,500 millones de lempiras, a una tasa de interés del 12 por ciento y a un plazo de 38 meses, por lo que la institución debería devolver unos 1,680 millones de lempiras, pagando cada mes 39 millones 473 mil 684 lempiras con 21 centavos. En otras palabras, es un préstamo para sí mismo, pero con recursos procedentes del fondo de Invalidez, Vejez y Muerte.

Es decir, que el dinero sacado del régimen IVM fue movido como fondo de inversión a una cuenta abierta en Banhprovi; luego, estos fondos eran reenviados como “préstamo” a los regímenes de Enfermedad y Maternidad para, supuestamente, pagar deudas. Una búsqueda hecha por ConfidencialHN señala que, en efecto, el decreto PCM 50 del 4 de agosto de 2014 dio el visto bueno para movilizar los multimillonarios fondos que han sido pagados de manera religiosa por los aportantes.

COLLAGE IHSS 4

Si hubo esa movilización, ¿a quién beneficiarán los intereses, al IHSS o a Banhprovi? ¿Por qué este caso no es sujeto de investigación, tal como ocurrió con los 900 millones de lempiras que prestó Enfermedad y Maternidad al IHSS? ¿O es que se legalizó el saqueo de recursos bajo la figura del fideicomiso para “autoprestarse” dinero y saldar las deudas que, a fin de cuentas, será pagado con las aportaciones de los empleados y patronos?  A fin de cuentas, Banhprovi cobrará una tasa por administración del dinero procedente del Seguro Social, pues es una institución financiera y se rige por las normas que ya establece la Comisión de Bancos y Seguros.

Según la certificación 136/24-02-15 del 24 de febrero de 2015 establece que el acuerdo ejecutivo PCM 057-2014 que permite el traslado de recursos desde los fondos a otras entidades, para que puedan participar en la realización de proyectos de inversión que “cumplan con las condiciones necesarias de rentabilidad, seguridad y liquidez y contribuyan al desarrollo económico de sus participantes”.

De estos hechos tiene conocimiento la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) ya que la Junta Interventora le dio el visto bueno para que participara en los actos relacionados entre el IHSS y el sistema financiero nacional.

A pesar que se legalizó esta movilización de dinero a través de Banhprovi, el Ministerio Público no ha abierto líneas de investigación ya que se tratan de recursos que salieron del IVM para ser prestados para el pago de deudas contraídas en su momento por el IHSS.

Del dinero “autoprestado” se han saldado deudas viejas como las contraídas con la empresa privada Aguas de San Pedro por unos tres millones de lempiras. Por consiguiente, las medidas que ha entablado la comisión interventora del IHSS han sido para sobreendeudar a la quebrada institución. Los 1,500 millones de lempiras son –a grandes rasgos– una tarjeta de crédito: un préstamo muy corto a una altísima tasa de interés y los principales afectados serán, como siempre, los derechohabientes.

COLLAGE IHSS 2

Otros documentos analizados por ConfidencialHN dejan al descubierto la amoralidad con la que ha actuado la Junta Interventora y la directiva anterior jefeada por Mario Zelaya, ya que se han dedicado a “prestar dinero a particulares” bajo la figura de “inversiones”, mientras que los derechohabientes no tienen acceso a tecnología médico quirúrgica y fármacos que puedan calmas sus dolencias.

Por ejemplo, algunos balances –como el elaborado el 30 de junio de 2013– que revisó este medio, indican que, aparte del colosal saqueo de recursos, el dinero era colocado en instituciones financieras a plazo fijo. En el renglón 11221100 del balance de esa fecha indica que se colocaron en la banca 70 millones 587 mil 683 lempiras con 45 centavos, con intereses por cobrar que oscilan en 659 mil 862 lempiras, una cuota muy baja con relación a los fortísimos montos que fueron entregados por el IHSS.

Incluso, el descalabro económico orquestado por Zelaya y compañía llevó a que jamás se pudieran cobrar unos 17 millones de lempiras, según el renglón 22412100 de las cuentas incobrables.

El balance del 31 de agosto de 2014 establece que se registraron inversiones hechas por el IHSS por mil 410 millones 434 mil 313 lempiras través del fondo de Invalidez, Vejez y Muerte, por lo que hace un total global de inversiones por cinco mil 037 millones 862 mil 592 lempiras; en moneda extranjera, los montos ascienden a mil 538 millones 470 mil 027 lempiras. En cambio, en los otros fondos, han sido pocos los aportes hechos por la institución de seguridad social.

Si bien los balances son de 2014, pero se pueden tomar como referente para indicar el ritmo de crecimiento que tuvieron durante estos años y se han obtenido cuantiosas ganancias, aunque insuficientes para reflotar al Instituto Hondureño de Seguridad Social, por lo que las dos directivas no han demostrado tener el interés por mejorar los servicios que ofrecen a los derechohabientes y los obliga ir al médico privado y comprar medicinas, gasas, alcohol, providones y hasta material para enyesar fracturas en farmacias particulares ante la incapacidad de las autoridades por dignificar el tratamiento que merecen los usuarios.

Los recursos que han sido colocados en la banca privada, no se originan por la venta de servicios, ni de excedentes en inversiones, son producto de las cotizaciones de los trabajadores estatales y privados que se destinan a los programas de Invalidez, Vejez y Muerte, por lo que tales recursos pasan años en los bancos sin que sean utilizados para el pago de deudas y la compra de tecnología que podría servir a los beneficiarios.

COLLAGE IHSS

Resulta hasta curioso que estos balances, estados de resultados y otra información financiera clave no esté reflejado en los informes que ha hecho la Junta Interventora del IHSS y muchos detalles, entre ellos, en las cuentas por pagar –según el balance de 2014– aparecen pagos programados para Compañía de Servicios Múltiples (Cosem), propiedad de los Tetos, Sistemas Abiertos o Grupo Popa, incluso pagos pendientes a Distribuidora Metropolitana (Dimesa) por 143 millones 303 mil 427 lempiras con 60 centavos.

Respecto a Dimesa, los interventores no han dado un informe oficial que explique sobre el destino de las máquinas que entregó esa empresa, si se pagó el multimillonario contrato –estimado en unos dos mil 500 millones de lempiras– o si devolvió dinero.

La presidenta de la comisión interventora, Vilma Morales, ha optado por mantener en secreto estos informes a fin de evitar más escándalos con los recursos que, a fin de cuentas, pertenecen a los derechohabientes.

Mientras el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, promueve la transparencia en la administración pública, los fideicomisos se convirtieron en el mecanismo para el enriquecimiento ilícito y la corrupción.

Desde la aplicación de esta controvertida figura, se ha privilegiado a empresas fantasmas vinculadas a poderosos grupos económicos y políticos que son aliados del titular del Ejecutivo y que tienen acceso a casi todos los privilegios.

Especialistas consultados por ConfidencialHN han explicado que la utilización del fideicomiso fomenta la opacidad de la gestión administrativa, se ampara a la sombra del secreto bancario y, por ende, es difícil penetrar a la información de quién es beneficiado con mutimillonarios proyectos que dejan cuantiosas ganancias.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Conaprem agradece la
InSight Crime: Latin
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT