20.3 C
Honduras
jueves, mayo 19, 2022
spot_img

Dirigentes sindicales acusados por corrupción traicionan a sus bases y JOH les permite seguir libres

Más Leído

spot_img

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

En un acto de manipulación de la justicia e injerencia del jefe del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández, la Sala Constitucional del Poder Judicial de Honduras determinó hoy suspender provisionalmente el reingreso a prisión de los exdirectivos del IHSS acusados por varios delitos.

En consecuencia, el beneficio alcanza a dirigentes sindicales como Hilario Espinoza, quien traicionó a sus bases al avalar que el Legislativo aprobara una controvertida reforma que provocaría masivos despidos en salud y educación, a cambio de seguir en libertad a pesar de que había un mandato expreso de volver a prisión por presunta corrupción.

La resolución emanada por la instancia adscrita a la Corte Suprema de justicia obedece a la interposición de cuatro recursos de amparo presentado por las defensas de los involucrados, por lo que beneficia a quienes habrían incurrido en fraude, abuso de autoridad, violación a los deberes de los funcionarios y permanecerán en libertad por mucho tiempo.

En consecuencia, la decisión de una corte de apelaciones anticorrupción de que los acusados reingresaran a prisión queda derogada y se deben notificar a las partes del misteriosos beneficio, el cual se daba por descontado ya que algunos optaron por colocarse la camisa del orlandismo, mostrar su verdadera personalidad y dar la espalda a quienes confiaron en ellos por muchas décadas.

De esta manera, se evidencia las negociaciones que entablaron los sindicalistas como Espinoza y otros con el régimen a cambio de entregar en bandeja de plata a las bases para que fueran sacrificados con sendas masacres laborales y también reafirma cómo Hernández ha concentrado todos los poderes a su favor, pues decide quién va a la cárcel y quien puede ser útil a sus oscuros intereses.

Ninguno de los encausados, Fabricio Vásquez, José Humberto Lara y el mismo Espinoza acudieron a las movilizaciones del 1 de mayo para reclamar por el retorno del Estado de derecho, ya que sabían que serían repudiados por la conducta que tomaron al dar el visto bueno para que Hernández enviara el proyecto de Ley al Legislativo para emprender los despidos a gran escala y la consecuente privatización sanitaria.

Asimismo,  se refleja cómo parte de la dirigencia obrera se plegó en los últimos años a los intereses del Partido Nacional, en particular, hacia Hernández, pues se acostumbraron a agachar la cabeza ante cualquier designio que este ordena y ay de aquel que se rebele. Al menos, Espinoza sabe a ciencia cierta de ello.

- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias