Estás aquí
Inicio > Internacional > Disputa sobre Golfo es “cortina de humo”, asegura la oposición salvadoreña

Disputa sobre Golfo es “cortina de humo”, asegura la oposición salvadoreña

SAN SALVADOR, EL SALVADOR.

Representantes de la oposición salvadoreña señalaron este miércoles que cualquier disputa que se genere entre El Salvador y Honduras por un decreto ejecutivo acerca de la soberanía del Golfo de Fonseca dado a conocer por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, no es nada más que una «cortina de humo» para distraer de los problemas internos de cada país.

El mandatario hondureño declaró la noche del martes que se presentó un decreto para «impulsar la paz y el desarrollo sustentable del golfo de Fonseca y reafirmar la soberanía nacional en los espacios marítimos que le corresponden a Honduras».

Esto incluye la isla Conejo, sobre la que ambos países reclaman su pertenencia en el referido golfo, que también comparte aguas con Nicaragua.

«Reafirmarnos nuestra vocación pacifista, pero tenemos todo el derecho de defender nuestra soberanía y la seguridad del pueblo. No vamos a ceder ni dudar en lo que es nuestro sagrado deber de defender la patria», agregó Hernández, en su cuenta oficial de Twitter.

A lo que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, respondió al hilo de publicaciones de la cuenta de Hernández con un «meme».

«Tranquilo JOH, comete un snickers (chocolate)», dice la imagen compartida por Bukele en su cuenta oficial de Twitter.

«Cortina de humo» con una vieja disputa

Para René Portillo Cuadra, legislador de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), esta es «un excelente tema electoral para Honduras y una buena cortina de humo para el Gobierno de El Salvador para ocultar los verdaderos problemas».

«Este es un tema eventualmente diplomático que se puede resolver a través de una misión, sin entrar a otro tipo de situaciones beligerantes», señaló.

Por su parte Claudia Ortiz, diputada del partido Vamos, también indicó que, a su juicio, reavivar la disputa por la isla «sería un distractor de los problemas importantes».

«(Los salvadoreños) no queremos guerra, no queremos conflicto, mucho menos con algún país vecino», agregó.

También el parlamentario Johnny Wright, del partido Nuestro Tiempo (NT), indicó que «no sería la primera vez que la isla conejo es usada para generar humo».

«Sabemos que el próximo mes de noviembre es un mes crítico tanto en Honduras, con elecciones presidenciales, y en El Salvador, que está pendiente de conocerse si logrará negociar un acuerdo con el Fondo Monetario», indicó.

La isla Conejo es un peñón de menos de un kilómetro cuadrado y ambos países se disputan su soberanía desde hace varios años, aunque las últimas controversias surgieron cuando el Ejército hondureño realizó un acto e izó su bandera.

En marzo de 2014, el entonces presidente salvadoreño, Mauricio Funes, aseguró que la isla Conejo es salvadoreña y no hondureña.

«Existen suficientes documentos en poder del Estado salvadoreño que demuestran la posesión soberana de El Salvador sobre la isla Conejo», dijo Funes en ese momento en un programa radial.

Top