Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > Docentes anuncian movilizaciones en defensa del Inprema

Docentes anuncian movilizaciones en defensa del Inprema

Por: Juan Alfaro Posadas

Los docentes anunciaron este martes manifestaciones a nivel nacional, a partir del miércoles, en defensa del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema), donde tienen las cotizaciones que respaldan su jubilación, luego de treinta años de servicio.

Los educadores nacionales han sonado las alarmas tras la decisión del poder Ejecutivo de intervenir esa institución, aduciendo “mal manejo de fondos” de parte de su junta directiva.

Según los dirigentes de los distintos colegios magisteriales, el trasfondo del asunto es que el régimen cachureco quiere apropiarse de los fondos de los entes de previsión social, a excepción del Instituto de Previsión Militar (IPM).

Como se recordará, el Ejecutivo a través de un decreto aprobado en Consejo de Secretarios de Estado (PCM) y publicado en el diario oficial “La Gaceta” dispuso intervenir al Inprema, por medio de tres funcionarios, cuyos nombres aún no se revelan.

Los maestros no deben permitir ese robo porque los recursos que maneja su instituto de previsión social, son de su propiedad, y corresponden a las deducciones salariales a lo largo de sus años de trabajo, que al final les garantizará una jubilación digna y justa.

La verdad es que la administración de Hernández Alvarado quiere que esos fondos los maneje la banca privada mediante las denominadas AFP (Administración de Fondo de Pensiones) que es la modalidad implementada por el modelo liberal en Argentina, Colombia y en otros países de Latinoamérica.

Los mentores temen que el gobierno utilice arbitrariamente sus ahorros y ponga en precario las jubilaciones.

Este régimen ha sido considerado como el más corrupto de toda la historia de Honduras, tras el atraco de 48 millones de dólares de los hospitales móviles (latas, chatarras o basura), la compra sobrevalorada de ventiladores mecánicos, mascarillas, otros insumos de bioseguridad y la apropiación de casi 300 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (Sag), en el sonado caso “Pandora”.

Además, en el gobierno de José Porfirio “Pepe” Lobo Sosa, cuando JOHA fungía como presidente del Congreso Nacional se saqueó el Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss), en 7 mil 300 millones de lempiras, aparte de casi trescientos muertos, tras la ingesta de las famosas pastillas de harina.

Creemos que a los educadores nacionales les asiste la razón, cuando defienden a capa y espada su institución, pues ya conocen a los gobiernos cachurecos, y particularmente al presente, donde los índices de corrupción se han disparado en más del cien por ciento.

Todos los institutos de previsión social que están en peligro de ser saqueados, deberían unirse para evitar su colapso, y con ello, poner en peligro las jubilaciones.

El Inprema ya fue intervenido en el gobierno de Lobo Sosa – que está calificado como el segundo más corrupto de nuestra historia – y dejó un mal sabor de boca entre los afiliados a esa entidad de previsión social.

En conclusión, todos los institutos de previsión social deben cerrar filas y fortalecer la unidad para enfrentar la avalancha cachureca que está sedienta de recursos frescos para engrosar cuentas particulares e invertirlos en la campaña política con vistas a comprar conciencias, a fin de mantenerse en el poder.

Top