HomeInternacionalDos ONG instan a parar las devoluciones de solicitantes de asilo de EEUU a México

Dos ONG instan a parar las devoluciones de solicitantes de asilo de EEUU a México

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik) Las organizaciones no gubernamentales Human Rights Watch (HRW) y Hope Border Institute (HBI) instaron al Gobierno de Estados Unidos a paralizar las deportaciones de solicitantes de asilo a México mientras los tribunales de inmigración estadounidenses tramitan sus procedimientos.

«Miles de solicitantes de asilo procedentes de América Central y de otros lugares, incluidos más de 4.780 niños y niñas, enfrentan condiciones potencialmente peligrosas e insostenibles después de que las autoridades estadounidenses los envían de regreso a México. El 7 de junio de 2019, Estados Unidos y México acordaron ampliar drásticamente el programa de devoluciones», señalan las ONG en un informe publicado este 2 de julio.

Para Clara Long, investigadora sénior de HRW y coautora del informe, «los funcionarios fronterizos estadounidenses están abandonando a madres con niños pequeños y otros migrantes vulnerables en ciudades fronterizas de México donde su seguridad está en riesgo”.

La observación de audiencias judiciales en decenas de casos y entrevistas a fondo con solicitantes de asilo, funcionarios de EEUU y México, activistas locales y abogados, llevaron a HRW a la conclusión de que solicitantes de asilo sufren graves daños después de la devolución, incluidos secuestro, agresión sexual y violencia.

La de por sí vulnerable situación de los solicitantes de asilo enviados de vuelta a México se ve agravada por la falta de albergue, alimento y la escasez extrema de recursos.

Las autoridades de México han incumplido su promesa de proporcionar visas de trabajo a los solicitantes de asilo en el programa de Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), lo que limita sus medios de subsistencia y los expone a la posibilidad de explotación, dice el informe.

Por su parte, agentes de la Patrulla Fronteriza de EEUU se niegan a devolver documentos de identificación personal a estos migrantes, lo que les impide solicitar asilo en otra parte, buscar lugares más seguros en México o regresar a sus países de origen.

Al 24 de junio, más de 15.000 solicitantes de asilo —en su mayoría, procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador— habían sido enviados de regreso a Ciudad Juárez, Tijuana y Mexicali con instrucciones de comparecer —a veces meses más tarde— ante tribunales inmigratorios al otro lado de la frontera en EEUU.

Según las autoridades mexicanas, había entre ellos al menos 13 mujeres embarazadas, personas LGBT, así como discapacitados mentales y físicas, que enfrentan riesgos incluso mayores.

Human Rights Watch y Hope Border Institute exhortan al Departamento de Seguridad Nacional de EEUU «a poner fin de inmediato al programa de MPP y a dejar de enviar de regreso a México a solicitantes de asilo y a garantizar su seguridad, acceso a asistencia humanitaria y debido proceso durante todo el procedimiento de asilo».

También llaman al Gobierno de EEUU a agilizar los trámites, evitar las detenciones de personas vulnerables y ampliar las oportunidades de representación legal en el sistema de justicia

FOLLOW US ON:
Autoridades de El Sa
Tres voces, un mismo
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT