Estás aquí
Inicio > Nacional > DPI asegura que no puede detener a ningún miembro policial por muerte de Keyla Martínez

DPI asegura que no puede detener a ningún miembro policial por muerte de Keyla Martínez

TEGUCIGALPA, HONDURAS

A pesar de las exigencias de los familiares y de la población   para  que se investigue de inmediato la muerte de la estudiante de enfermería Keyla Martínez,  la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) manifestó  que no puede detener a ningún miembro policial.

Según el director de esta institución Rommel Martínez, se requiere de muchos elementos técnicos  para llegar a fondo de este caso del cual existe la sospecha que la joven fue asesinada al interior de la celda.

“Detenidos no hay nadie, porque ni existe orden de captura, no puedo detener por prevención a menos de que el fiscal libre una orden de prevención preventiva…eso es el fiscal no es la misma policía” explicó.

Al respecto mencionó que “desde el principio solicitamos de que el caso fuese turnado a la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), todas nuestras actuaciones han sido debidamente supervisadas le puedan servir de insumos útiles a los agentes”.

Además amplió que “la parte técnica que le corresponde a DPI, data del levantamiento que se genera en el hospital local y por supuesto que allí uno hace una retrospección  a lo acontecido, porque el escenario donde se aconteció no fue el mismo lugar donde se hizo el levantamiento, en ese sentido se recopilaron todos los elementos que puedan tener algún grado de información útil para investigar el caso desde la disposición misma de los policiales: El diseño arquitectónico , ver si existe congruencia entre la posición de la lesión en el cuerpo , ver si se trata de una asfixia por ahorcadura …Elementos técnicos desde el punto de vista criminalista.

De igual forma añadió que existe el reporte de ingreso y allí “constan las circunstancias en que iba el cuerpo, sin embargo el punto de partida es en la autopsia, acá el punto controvertido es si se trata de un homicidio  o un suicidio como algunas narrativas pudiesen indicar”.

Reiteró que “por diseño, cualquier muerte bajo custodia se empieza a investigar como si fuera un homicidio, es decir partimos del peor de los escenarios, y en la medida que se van desarrollando cada uno de las diligencias investigativas se va descartando o confirmando hechos”.

Martínez dijo que también habrá que escuchar las versiones de las personas que hicieron el movimiento del cuerpo de Keyla, “¿cuál era la intención?, si efectivamente era si se le podía salvar la vida, o ver si aun estando fallecida se podría hacer algo como una maniobra de resucitación, pero esto es parte de suposiciones, diferente hubiese sido que yo mueva un cuerpo y lo lleve al hospital o  que lo lleve a botar a otro lado”.

Para finalizar garantizó,  que “ se realizará  una investigación objetiva, estamos actuando con todo el profesionalismo y no hay razón para desconfiar porque si hay responsabilidad, independientemente del uniforme que porte la justicia lo va alcanzar, eso que no quede la menor duda , se resolvería de acuerdo a las circunstancias , hay que esperar”.

 

Keyla Patricia Martínez Rodríguez, de 26 años, murió asesinada en la celda policial de la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, según aseguraron hoy lunes sus familiares.

Top