HomeNacionalEE.UU. comienza a quitar flujo de dinero al CNA; Tecnópolis fue el acabose

EE.UU. comienza a quitar flujo de dinero al CNA; Tecnópolis fue el acabose

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El recorte de recursos anunciado por EE.UU. afectará en gran medida la capacidad «investigativa» del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), por lo que la cifra «proyectada» que estaría recibiendo la instancia de sociedad civil será durante cinco años de 4.5 millones de dólares.

Este periódico tiene en su poder el documento de la agencia de cooperación norteamericana USAID, en la cual especifica que el organismo que dirige Gabriela Castellanos recibirá entre 2017 -que ya se comenzó a ejecutar- al 15 de junio de 2022 un total de 109 millones 368 mil 450 lempiras exactos, a una razón de 21 millones 873 mil 690 lempiras por cada año.

«En cinco años, esta actividad apoyará a la CNA para completar al menos 100 investigaciones de corrupción, entre otros resultados. Esta institución contribuye directamente con Estados Unidos para reducir la impunidad y crear instituciones gubernamentales transparentes y eficientes».

Aunque el lenguaje que está aplicando EE.UU. a través de USAID, respecto al combate a la corrupción que debería hacer el organismo civil es para «prevenir, detectar, investigar y procesar casos de corrupción. El Consejo apoya la transparencia ayudando con la investigación de casos clave de corrupción y el seguimiento público de su progreso dentro de los procesos judiciales».

Este es uno de los renglones que, según Washington, recortará durante los próximos años, a pesar de insistir que se revisará el presupuesto asignado al Triángulo Norte de Centroamérica; no obstante, aclara que USAID «está apoyando tanto al Consejo Nacional Anticorrupción como a la Misión de Apoyo a la Lucha contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) para fortalecer los sistemas a fin de prevenir y detectar prácticas corruptas y ayudar en la investigación de emblemáticos».

Sin embargo, la conducción del CNA ya sabía sobre la inminente reducción de la asistencia financiera norteamericana, por el que decidió montar Tecnópolis como una acción desesperada para evitar la decisión que tomó el Departamento de Estado.

Este medio reveló en octubre anterior que Castellanos se estaba preparando para lanzar su candidatura presidencial a través de este proyecto, ya que en los últimos meses ha recibido guiños de algunos partidos como el Liberal, presidido por Luis Zelaya y acudió a una protesta de carácter político, sin tomar en cuenta las advertencias hechas por el coordinador José María Díaz.

De hecho, el también expresidente del Colegio de Abogados, determinó renunciar al cargo por los roces que tuvo con su subalterna, reconocida por su conducta histriónica y sedienta de protagonismo.

Fuentes consultadas por ConfidencialHN aseguraron que Castellanos y el jefe de investigaciones Odir Fernández decidieron «quemar» los recursos en el evento que resultó un total fracaso, pues en la lista de entidades a mermar la ayuda fue única y exclusivamente al CNA; en cambio, otras entidades no fueron víctimas. Un mensaje clave enviado por la administración de Donald Trump a Honduras, más aun, a la instancia civil que los hondureños deberán emprender «esfuerzos autosuficientes» en la lucha contra la corrupción.

No obstante, otros organismos sí continuarán recibiendo al ciento por ciento los recursos que otorga EE.UU. para el «fortalecimiento de la institucionalidad», entre ellos, la denominada actividad de responsabilidad pública, cuya duración será desde el 15 de septiembre de 2017 al 15 de septiembre de 2020 y tendrá un respaldo de hasta 9.5 millones de dólares. El organismo justificó que están ayudando a construir instituciones, mediante el «fortaleciendo la gestión del gasto público en Honduras. Fomentando la transparencia y la rendición de cuentas, y la implementación de mecanismos de la lucha contra la corrupción».

Resulta curioso de que a este renglón presupuestario se le dé el doble de lo asignado al CNA y el periodo de ejecución es de tres años, por lo que, en términos comparativos, es un mensaje enviado por Washington a los pocos resultados que ha venido teniendo la conducción de la oficina anticorrupción.

Aunque en cuestión de días se sentirán los efectos del recorte de dinero, Castellanos aseguró que “pese a la solicitud de reducir gastos, seguirán con la lucha al combate a la corrupción en Honduras” y argumentó de que USAID está aplicando una «reducción temporal» mientras hay una revisión al convenio suscrito entre las dos partes.

“Tenemos ese apoyo, el recurso financiero y técnico que seguimos valorando, pero en efecto, todas las actividades que hacíamos escasos días atrás, éstos deben ser bien usados en nuestra labor precisamente con ese presupuesto hasta que se concluya esta revisión y hasta que nuevamente nos comunique USAID que podemos proseguir con las actividades de manera general”, dijo la funcionaria.

De manera sutil, culpó a la caravana migrante que partió en octubre anterior rumbo a EE.UU. ya que Trump prometió aplicar represalias porque el gobierno no pudo contener el flujo de personas.

La quita de dinero que efectuó la agencia norteamericana demuestra que el organismo creado a mediados de la década anterior ha sido uno de los operadores del gobierno de EE.UU. en la denominada lucha anticorrupción; asimismo, el ente no ha hecho una efectiva rendición de cuentas acerca del dinero que recibe de organismos locales e internacionales. No existe un sitio donde el CNA pueda explicar a través de balances generales, estados de resultados y otros instrumentos contables de cómo ha destinado el dinero para denunciar a las mafias enquistadas en la administración pública.

A pesar de que esta instancia ha emprendido sendas campañas mediáticas, contratado lujosos hoteles, instalado programas estrambóticos como Tecnópolis, sus resultados en el combate al flagelo han sido muy pocos. Si bien el CNA, en la gestión de Castellanos, ha aumentado su presencia en la población e institucionalidad, sus frutos no han sido convincentes, pues en algunos casos, las denominadas líneas de investigación han sido literalmente plagiadas de otros medios.

En ocasiones, sus directivos han hecho caso omiso a denuncias puntuales como el megafraude al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) al no apuntar sus críticas contra altos personajes, sino de arremeter contra cuadros de baja categoría a quienes ha demonizado.

FOLLOW US ON:
Interventores alerta
Detienen a expreside
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT