HomeExclusivasEjecutivos de Crédito Solidario de JOH sustrajeron mucho dinero usando a supuestos beneficiarios

Ejecutivos de Crédito Solidario de JOH sustrajeron mucho dinero usando a supuestos beneficiarios

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Primera parte) Un grupo de personas del programa Crédito Solidario (absorbido por Semprende) se prestaron para sí mismos fuertes sumas de dinero y cuyo paradero es desconocido entre los responsables del organismo que dirige el secretario del Partido Nacional Luis Colindres, según esta primera entrega que realizan los equipos de investigación de Radio Globo y ConfidencialHN.

Encargados de esta oficina, que depende directamente de las órdenes del jefe del Ejecutivo Juan Orlando Hernández, se han llamado al silencio ya que parte del dinero que fue dilapidado por varios sujetos podría estallar incluso en la cara del ocupante del palacio José Cecilio del Valle, quien se ha jactado de los beneficios que ha otorgado el controvertido programa que va destinado directamente a los afines al Partido Nacional, como una forma de controlar políticamente a aquellos que son considerados su caudal electoral.

En lo que no repararon varios de los sindicados es que ambos equipos lograron tomar una muestra de cómo llegaron a prestarse dinero sin que existieran garantías fiduciarias o prendarias a fin de que se honrara la deuda.

Sin embargo, para desaparecer cualquier evidencia recurrieron al borrón electrónico ya que a lo interno crecieron las presiones para buscar culpables a fin de deducirles responsabilidades y enviar una cruenta lección a los demás de permanecer en silencio.

Entre los principales hallazgos que se realizaron es que los créditos brindados no poseen garantías, lo que violenta las normas internas en el sentido que a los favorecidos se les pide una posesión que sirva como una suerte de aval en caso que sea recuperado si no se pagan las cuotas que fueron impuestas.

Los documentos que tienen a la mano Radio Globo ConfidencialHN dan cuenta que entre los sindicados se encuentran Donald Alexis Castellanos González, exanalista de crédito y Jhonny Josué Pineda García, exdigitador de créditos, quienes se crearon desembolsos, utilizando a Elisa Erminia González y Carla Jacqueline Flores Sierra como las supuestas titulares de los préstamos.

Los sindicados fueron despedidos por sus superiores a fin de evitar más escándalos en torno a esta trama corrupta; jamás hubo una explicación fehaciente sobre el paradero de alrededor de 180 mil lempiras -y otras cantidades no totalizadas- que sustrajeron para intereses no específicos.

De hecho, los investigadores de ambos medios fueron informados de que no solo estos desembolsos se registraron entre julio y agosto de 2017, sino varias transacciones que se efectuaron durante la medianoche y madrugada, horas no aptas para hacer esta clase de gestiones de carácter administrativo.

Con relación a estas personas que fueron cesanteadas de sus funciones, habrían sustraído incuantificables cantidades de expedientes sobre entregas de créditos cedidos a personas que tendrían relación con los mandos intermedios y altos de Crédito Solidario que administra el subsecretario de Desarrollo Económico Carlos Gunther Laínez.

Radio Globo y ConfidencialHN se infiltraron en este organismo estatal y obtuvieron testimonios de cómo se movilizaron fuertes sumas de dinero y cuyos archivos vivientes han recurrido al chantaje para mantener oculto el escándalo.

Sobre el tema, se pudieron recopilar datos que sostienen que tanto Castellanos González y Pineda García fueron requeridos hace unos días por funcionarios de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) -enviados por los directivos de Semprende-, quienes pretendieron chantajearlos en caso que si no devolvían los expedientes, serían arrestados.

Lo que no contaban los agentes es que ambos amenazaron con hacer públicos los documentos, por lo que optaron por marcharse y desestimar cualquier acto coercitivo a futuro.

 

ASÍ SE SUSTRAJO EL DINERO. El dossier analizado revela que Castellanos González gestionó el crédito 182600, con un monto global de 74 mil 835 lempiras, supuestamente dirigido a Flores Sierra, que fue entregado el 5 de agosto de 2017 durante la medianoche, y cuyo destino final era el fortalecimiento de un salón de belleza, pero al 31 de enero de 2018 presentaba una mora de 59 mil 821 lempiras.

Llama la atención que en las anotaciones efectuadas por los supervisores se detalle que no pudieron encontrar la dirección del negocio que se habría beneficiado del dinero público, a pesar que en las referencias dadas por la supuesta prestataria dicen que está ubicada en una colonia adyacente al Anillo Periférico Norte.

En un segundo caso de crédito -con registro 201-470-80380463- sin garantías prendarias o fiduciarias se halló que hubo un préstamo de 100 mil lempiras que fue supervisado por Dagoberto Urbina Tercero y gestionado por Wilmer Yovany Zúniga para la venta de frutas propiedad de Óscar Oyuela, situada en el barrio La Granja, a inmediaciones del hospital del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), tampoco se pudo encontrar el domicilio donde debería operar el negocio.

La mora que, al parecer tendría Oyuela, sería de 66 mil 712 lempiras y la última cuota que se pagó fue el 13 de febrero de 2018. Al revisar el renglón del aval solidario solo reza la leyenda ningún dato disponible en esta tabla y la garantía apenas dice null o sea que no hay un bien que sirva al Estado para su ejecución en caso de que la mora fuese insostenible.

En un tercer caso demostrativo de corrupción es el crédito 201-470-80386481, cuya finalidad sería para la puesta en marcha de una pulpería propiedad de González, a un monto de 90 mil lempiras y que quedó con debiendo 60 mil 827 lempiras hasta el 30 de mayo de 2018. Como en otros casos, tampoco se logró dar con el domicilio y la única garantía es de un crédito especial que otorgó una cooperativa con dinero público.

Un cuarto caso que apunta contra el exjefe de informática de Semprende, José Luis Chajtur Araneda, quien influyó para que se gestionara el préstamo 206-470-80390328, por 170 mil lempiras, destinado a la venta de mercadería a favor de Melissa Martínez en la comunidad de Valle de Ángeles y el último dato obtenido es que la presunta prestataria debía hasta el 4 de abril de 2019 91 mil 664 lempiras. La única garantía disponible era de carácter «especial».

Personal cercano a la dirección de Semprende dijeron a los investigadores de Radio Globo ConfidencialHN que Chajtur Araneda se vio envuelto en el escándalo ya que se le señaló de haberle facilitado el dinero a Martínez, por lo que hace unas tres semanas renunció al cargo para no verse involucrado en la trama corrupta o que fuera el chivo expiatorio, que sirviera a los demás como escarmiento.

Se supo que hubo reuniones de los gerentes de esta entidad para tapar estos escándalos y buscar una solución a los expedientes que debieron ser creados como respaldo del dinero que se entregó sin los mínimos controles y requisitos, lo que hicieron levantar las sospechas en los equipos de auditoría sobre la forma cómo se movilizaron los recursos a aquellos que tenían conflictos de intereses o, en el peor de los casos, que fueran usados para ser blanqueados y borrar cualquier huella que comprometiera el fin último de Semprende que es beneficiar a la micro, pequeña y mediana empresa.

MAGIA BLANCA DIGITAL. Tras el descubrimiento de que fuertes sumas cantidades de dinero fueron sacados en la gestión de Laínez, varios responsables del departamento de Informática de Semprende recurrieron a un borrado general de aquellos datos que comprometerían a más analistas de crédito, supervisores, digitadores y los relacionados en la cadena de préstamos que también tuvo colusión con algunos beneficiarios.

A una de las organizaciones favorecidas de Crédito Solidario fue a la Caja Rural de Ahorro y Crédito Financiera del Sur (Finansur), que se le «benefició» con el borrón del estado de cuenta pendiente, de acuerdo a un registro que lograron localizar los investigadores.

Datos cruciales como el código de crédito, número de préstamo, nombre del asesor y gestor, el tipo de producto y actividad económica, la fecha de desembolso y la dirección y punto de referencia del negocio, no están disponibles o apenas aparecen las fases de null y cargando.

Un informante que pidió no ser identificado para no ser perseguido, ni ser puesto como chivo expiatorio, explicó que estos borrones tienen la finalidad de ocultar cualquier informe que termine comprometiendo a Laínez o Colindres porque los datos que pudiera tener acceso el público generaría un escándalo que podría ser equiparable a los ocurridos en entidades como la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) destinados al financiamiento de la campaña del Partido Nacional.

Hasta la renuncia del entonces subgerente de créditos Juan Carlos Medina, se había entregado mil 641 millones de lempiras a unos 181 mil 395 beneficiarios; en teoría, este programa solo debía dar dinero a tasa del uno por ciento mensual y los préstamos a dar serían entre cinco mil y 10 mil lempiras.

Espere la segunda parte…

FOLLOW US ON:
Condenan a ocho año
Fetccop y ATIC indag
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.