HomeNacionalEl capitán que pasó de héroe antidrogas a villano: Así trata EE.UU. a sus cuadros de confianza en Honduras y el mundo

El capitán que pasó de héroe antidrogas a villano: Así trata EE.UU. a sus cuadros de confianza en Honduras y el mundo

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La hipocresía de EE.UU. hacia sus aliados ha sido tradición en América Latina, considerada históricamente como su “patio trasero”: “si colaboras incondicionalmente, te desgraciamos la vida; si no lo hace, también”.

Esa experiencia la ha vivido de primera mano el capitán del Ejército, Santos Rodríguez Orellana, quien fue formado por unidades militares élites estadounidenses para combatir el narcotráfico, crimen organizado y comprender la guerra global contra el terrorismo que ejecuta con muchas dificultades las Fuerzas Armadas.

En su momento, tal experiencia la vivieron los dictadores latinoamericanos Manuel Antonio Noriega de Panamá, Alfredo Stroessner de Paraguay y los expresidentes Francisco Flores de El Salvador (ya fallecido) y Otto Pérez Molina de Guatemala, quienes fueron más que leales a los intereses de Washington en la región.

Flores fue delatado por EE.UU. por haberse apropiado de capitales donados por Taiwán y Pérez ayudó a guerra que vivió Guatemala entre 1960 y 1996; asimismo, es acusado de haber participado en el genocidio de una etnia que costó, según información preliminar, unas 771 vidas.

En el caso de Rodríguez, es un oficial condecorado y reconocido por su honestidad, según la versión de EE.UU., de acuerdo al relato que sostuvo con el agente antidrogas de la DEA,  de apellido Matthews, quien reconoció que su interlocutor había sido galardonado.

Pero esas distinciones  valieron poco para que la DEA tuviera cierta deferencia con el oficial que una siempre les ayudó a combatir el narcotráfico  que tiene a Honduras como base de operaciones para el trasiego de estupefacientes hacia la nación del norte.

El agente citó al detenido oficial a la sede diplomática de EE.UU. en Tegucigalpa en fecha reciente y, sin ambages, lo comenzó a interrogar cuando la reunión debió ser amistosa, donde habría café y pan y una charla amena para ver cómo resolver la persecución y detención de grandes capos de la droga.

-¿Sos especialista en explosivos?

-Sí, soy especialista.

-¿En dónde te formaste?

-En Fort Benning (EE.UU.) por ustedes y en los cursos que impartieron en las Fuerzas Especiales.

-¿Conocés la casa el embajador de EE.UU.?

-No. No la conozco, ¿por qué me preguntás eso?

-¿Conocés o no conocés la casa del embajador de EE.UU.?

-¡No la conozco!

-A vos no te vamos a llevar por narcotráfico, sino por terrorismo.

-Quitate la camisa, vamos a ver si andás tatuajes.

“Capitán, soy tu última salvación, entreganos a Tony Hernández, entreganos a (el supuesto capo) Wilter Blanco y entreganos a Soto (transportista de drogas) y a otros oficiales de las FFAA que participaron en actividades ilícitas”, le dijo días antes del accidentado encuentro el agente antidrogas al oficial a través de una conversación por el sistema de mensajería WhatsApp y revelado por el director de este periódico, David Romero.

En otra conversación que sostuvo el agente Matthews y el oficial Rodríguez, uno de los mensajes enviados al militar dice: “si no quiere ayudar, ok. Muy fácil, pero su tiempo para ayudar se está expirando. Sin duda tiene fuentes”.

El capitán está a un paso de ser extraditado a EE.UU. acusado de terrorismo; el gobierno hondureño, en otro acto más de cobardía y actitud pusilánime, se ha rasgado las vestiduras diciendo que no le temblará la mano para castigar a los criminales y una población que padece las consecuencias de la relación carnal que mantiene Washington en la región.

El precio que está pagando el miembro de las FFAA de Honduras es elevado que hasta puede costarle cadena perpetua en una prisión federal de EE.UU. por haber, supuestamente, conspirado con «Tony» Hernández y Wilter Blanco para ejecutar al embajador norteamericano James Nealon.

contacto

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Por masturbarse con
Interrogan a militar
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT