HomeEditorialOpinionEl Cementerio General: del ideal de la ciudad letrada a la marginalidad

El Cementerio General: del ideal de la ciudad letrada a la marginalidad

(Por Edgar Soriano Ortiz) La historia de Comayagüela estuvo marcada por albergar como población a indígenas tributarios, sin embargo en el siglo XIX la situación comenzó a cambiar cuando las tierras comunales fueron enajenadas por la presión mercantil que traía consigo la llegada de extranjeros y sus alianzas familiares con las familias de poder local. El ayuntamiento fundado en 1820 tras la segunda jura constitucional de la monarquía española comenzó a propiciar el camino a la nueva dinámica económica y política que se fraguaba en el siglo XIX, en 1849, por ejemplo, Comayagüela obtuvo el título de villa y se emitieron disposiciones municipales para permitir el desarrollo urbano. En la década de 1870 cuando las primeras influencias de las reformas liberales se asimilaban como el futuro para el desarrollo la municipalidad contrató al ingeniero José Esteban Lazo (quien cursó estudios de ingeniería en Europa) para realizar el trazado urbanístico de Comayagüela.

La apertura de un cementerio General se convirtió en una necesidad urbana ante el insuficiente pequeño cementerio del Barrio Abajo de Tegucigalpa y por la necesidad de ordenar la salubridad de la ciudad y la gemela Villa de Concepción Comayagüela –durante todo el siglo XIX el juicio predominante sobre las epidemias recaían en la necesidad de llevar un mejor control de los entierros- que tanto promulgaban las elites en su afán de consolidar la “ciudad liberal” o “ciudad letrada” de finales del siglo XIX.

El Cementerio se edificó entre 1879 y 1880, y la propiedad pasó a ser de la Municipalidad de Tegucigalpa, sin embargo se realizaron varios diálogos para fusionar la administración del camposanto y mejorar la vía desde el otro lado del rio y de la quebrada (El Sapo) para ingresar a dicho lugar. En el ideal de las elites liberales que habían tomado el poder en 1876 el desarrollo urbano y la preocupación por la higiene estaba presente. El Presidente Luis Bográn (1883-1891) donó un carro fúnebre en 1889 para contribuir a la ritualidad de la procesión de entierro desde Tegucigalpa . Otro ejemplo sería las decoraciones y limpieza de la calle al cementerio ala acercase el día de muertos, así lo exponía el regidor municipal de Tegucigalpa, Jesús Estrada, en 1890

edgar

Comayagüela durante el proceso de Reformas Liberales planificó con ciertas limitantes su urbanidad, se convirtió en un punto vital para la dinámica mercantil de la ciudad, incluyendo a Tegucigalpa, sin embargo en el intento de centralización política y tener mayor control de la población el Partido Nacional que encabezaba Tiburcio Carías Andino abolió su ayuntamiento en 1937 y creó la Municipalidad de Distrito Central. Los efectos de la abolición del cabildo de Comayagüela no se han estudiado a profundidad, pero es perceptible que la ciudad creció sin planificación urbanística y que el mercado se desarrolló sin controles adecuados.

La ampliación y la alianza entre los ayuntamientos de ambas ciudades gemelas se convirtió en muchos momentos en un malestar, por lo que los intentos de mejorar el funcionamiento del Cementerio se manifestaban en el discurso y en las mociones durante las sesiones de cabildos. Entre las medidas tenemos, en 1901, Francisco Martínez, presentó un plan para la venta de lotes y propiciar un mejor ordenamiento. El 29 de agosto de 1907 ambos ayuntamientos suscribieron un acuerdo para darle mantenimiento en condiciones igualitarias, peor que en la realidad fueron un problema entre ambas municipalidades, por ejemplo en 1913 el Alcalde de Comayagüela, Hermenegildo Valle, mocionó para que se le exigiera a la municipalidad de Tegucigalpa cumplir con el acuerdo de construcción del muro frontal .

Comayagüela durante el proceso de Reformas Liberales planificó con ciertas limitantes su urbanidad, se convirtió en un punto vital para la dinámica mercantil de la ciudad, incluyendo a Tegucigalpa, sin embargo en el intento de centralización política y tener mayor control de la población el Partido Nacional que encabezaba Tiburcio Carías Andino abolió su ayuntamiento en 1937 y creó la Municipalidad de Distrito Central. Los efectos de la abolición del cabildo de Comayagüela no se han estudiado a profundidad, pero es perceptible que la ciudad creció sin planificación urbanística y que el mercado se desarrolló sin controles adecuados. El Cementerio General y el centro histórico de la ciudad comenzaron un proceso de detrimento que se evidencia en las calles dañadas, drenajes colapsados, un mal manejo de los desechos sólidos, asaltos a mano armada, extorsión, disputas de territorios por pandillas, corrupción institucional del Estado. La idea de las elites gobernantes de finales del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX de desarrollar la ciudad se esfumó frente a una realidad de exclusión social y de explotación económica mercantil sin planificación. El Cementerio general es la prueba del descuido patrimonial y de la marginación de Comayagüela, este espacio se ha vuelto peligroso para los familiares de los difuntos enterrados o para los funerales actuales, un ejemplo de ello fue funeral (11 de agosto de 2013) del ex director técnico de equipo de fútbol Olimpia, Carlos Cruz Carranza, en que asaltaron e hirieron de bala a un asistente.

En conclusión el Cementerio General alberga una diversidad de criptas de hondureños y hondureñas de la historia política, económica, artística y cultural de país, sus diseños arquitectónicos son parte de patrimonio tangible de la ciudad, es urgente su rescate y mantenimiento adecuado.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
“Conspiraciones be
JOH empecinado en fo
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT