Estás aquí
Inicio > El confidente > El Confidente

El Confidente

MALOS. Temblequera de diputados nacionalistas y de otros colores con la nueva serie Honduras verde o Pandora II, de acuerdo a lo dicho por productores de estas series policiacas, son varios ‘los malos de la película’ y la quieren estrenar antes de que la CSJ, se pronuncie en torno a un amparo interpuesto por aquello del catálogo de delitos.

ACTORES. En el nuevo estreno, acompañan viejos y nuevos actores; entre los nuevos se señala a un diputado de la estrella solitaria dedicado a la beneficencia de personas discapacitadas regalando sillas de ruedas y otros de muy poca aparición en escena.

CONTRARRELOJ. La estructura del poder está trabajando contrarreloj, si no se aprueban las reformas a la Ley de Privación de Dominio, que por hoy la tienen congelada a la espera en la secretaría de la Corte y si la Sala Constitucional no resuelve a tiempo esa cosa del catálogo de delitos, lo más seguro es que veremos a muchos todopoderosos caminar ‘enchachados’ rumbo a los centros de detención.

MIQUIS. Y es que la danza de los millones no se acaba con Pandora y otros miquis; esto tiene para largometrajes que servirá para entretenimiento familiar al mejor estilo de Juan el justiciero que para ver derrumbarse verdaderos holding construidos a base de la corrupción.

MONO. Que sí, que no, le digo que sí, yo creo que no…ese fue el debate entre un prominente diplomático y un periodista si la MACCIH junto a su brazo «armado» -la UFECIC- continuará metiendo requerimientos con órdenes de captura; el representante extranjero dice tener informacion que la investigadora de la OEA en el patio continuará su accionar. El comunicador, más pesimista que un mono en peligro de extinción, le dijo que no cree.

PATITAS. A propósito de requerimientos, se nos dice por allí, que -un viudo que aparece en la lista de Pandora– alzó vuelo porque tuvo un mal sueño donde le aparecia la «chula», advirtiéndole que así como estan las cosas era mejor prevenir que lamentar, entonces dijo…patitas pa’ qué te quiero, si no es para correr.

ARTRITIS. Mientras tanto, en el tema del diálogo, todo parece que camina a paso de tortuga con artritis en competencia de obstáculos, entre más cerca se está de la meta, hay más impedimentos. Ahora es que los protagonistas de este espectáculo mediático no quieren uno, sino tres mediadores…para gustos, los colores.

PARTO. No se sabe de quién fue el parto de esa idea putativa. Lo que sí es cierto, es que los negociadores andan buscando en las tierras de Morazán o del Tío Sam, un fiel de la balanza que nos diga a nosotros -los indomables catrachos- qué debemos hacer para entendernos.

DESCONFIADOS. Todo parece que tanto el Salvador de Honduras, como Zelaya, el exrector, no confían mucho en los buenos oficios de la ONU representada por Igor Garafulic y ahora quieren que vengan garantes y, si se puede, que mejor sean expresidentes de América Latina… Ay, los políticos y sus espectáculos.

VASALLOS. Siendo así la cosa, lo único que se refleja es el grado de dependencia a la que nos han sometido desde la época colonial, que no podemos caminar por sí solos, por lo que tiene que estar presente el veredicto extranjero y que seguimos siendo vasallos a quienes por petición propia nos imponen los designios.

Deja una respuesta

Top