HomeEl confidenteEl Confidente

El Confidente

BUITRE. Esta bueno el agite, comentó un buitre libre en el aire, al evaluar el paro de transporte en todo el país, quienes sin necesidad de quemar llantas o asaltar negocios tienen al gobierno manos arriba.

AGITADOR. Así comenzó Nicaragua, decía otro agitador de oficio que -en la lectura que da sobre la situación-, cree que todo fuego comienza con un tizón y después son las incontrolables llamaradas.

DEUDA. Y es que así como esta la cosa, no tarda que toda la deuda social que tiene este gobierno con los sectores populares estalle y provoque un avivamiento que ya no sólo tendrá que tratar con los transportistas de pasajeros sino que con los otros rubros, incluyendo los afectados por la canasta básica.

VIGIONA. Y en río revuelto…ganancia de aquellos que están a la vigiona de que esto se convulsione para que, en vez de pedir solución a los problemas sociales, se reanude el Fuera JOH y elecciones adelantadas, al igual que en la vecina mucolandia.

COMBUSTIBLE. No hay dudas de que el alto costo de la vida, el aumento a la electricidad y combustibles, dolarización de los servicios y la devaluación monetaria, la poca capacidad del gobierno de darle rostro humano a la gestión administrativa y su escasa  creatividad para resolver problemas, son suficiente combustible para que esto se erosione en un verdadero caos social, concluyen algunos analistas.

BALEADA. Mientras esto sucede, los diputados de todas las bancadas en el Congreso Nacional se alistan para soltar sus mejores piezas oratorias, unos a favor y otros en contra de que se declare el día nacional de la baleada.

¡WEEEPAAA! Dicen que en el país de tuertos hasta el estúpido decide. Los analistas extranjeros no se explican cómo en Honduras los diputados pierden su tiempo y el Estado eroga multimillonarias cantidades de dinero en pago de salarios para que lleguen a mocionar sobre el dia del maíz y de la baleada, de la sopa de caracol y del ¡weeepaaa!, del atole de elote y otras papadas que nada tienen que ver con los verdaderos problemas que aquejan a la nación.

PESTE. De repente, alguien tendrá que proponer que se integren las mesas de estudio asesorados por expertos de la ONU o la OEA para elaborar un decreto que inserte a Honduras en la lista de los países civilizados y así terminar con esta peste de politicos que sólo atraso reflejan. De todas maneras, hasta la identidad como nación hemos perdido.

SON O SE HACEN… Los diputados y líderes políticos no se dan cuenta o no quieren enterarse que no tenemos institucionalidad y que para rescatarla se necesitan cambios estructurales y profundos que nos devuelva la identidad como nación; que recobremos la soberanía del Estado y que una baleada, un día de cultura o de sopa de caracol, son trivialidades domésticas para discutirlas en el aposento de su hogar o en una cantina al calor de los tragos celebrando el dia del guifiti, menos en un recinto sagrado como debe ser el Parlamento.

FOLLOW US ON:
“Luchamos por algo
Queman vehículo de
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT