Estás aquí
Inicio > El confidente > El Confidente

El Confidente

MALO, MALÍSIMO. Duro revés sufrió la Fiscalía y de ribete se llevó de encuentro a la MACCIH con eso del caso Pandora que no fue un cuento mal contado, sino, un proceso mal planteado.

ZUMBA MARUMBA. Tal como lo advirtió El Confidente en ediciones anteriores, los imputados podrían quedar hasta libres debido que el fiscal estrella de la UFECIC, Luis Santos, lo que menos hizo fue investigar este caso y se fue al juicio a la zumba marumba.

TIBURONES. No es lo mismo presentar una acusación en los juzgados subalternos del fiscal Santos, como son los de materia anticorrupción que dirige Vera Barahona -que a todo le dice sí-, que  en un  tribunal de alzada con independencia y frente a tiburones del foro nacional.

METEDURA DE PATA. De acuerdo a las confidencias internas del juicio, los acompañantes de la MACCIH -que se volaron las audiencias de principio a fin-, cada vez que el Santos de la UFECIC metía las patas, se arrancaban los pelos de la cabeza y hubo uno que hasta pegó una patada a las paredes del tribunal.

FRUSTRANTE. Y es que no fue para menos, uno de los momentos más descalificadores y frustrantes que se vivió, fue cuando la juez le preguntó al perito de la Fiscalía si el informe que el tenía en sus manos era de su autoría y el ‘experto’, ni corto ni perezoso, contestó que sí sin haberlo abierto.

EN RIDÍCULO. De inmediato se le interrogó si la firma que calzaba era la de él y contestó afirmativamente, pero sucede que el informe no tenía firma del responsable, quedando en evidencia que la pericia no fue elaborado por el perito de la Fiscalía, y si lo hizo al no firmarlo queda sin valor como prueba.

PANDURECO. En fin, se dieron una serie de incoherencias que puso al desnudo que el caso Pandora salió pando desde el inicio, al querer forzar o presionar figuras que nunca reunieron los preceptos del tipo penal y por eso a la jueza no le quedó otras mas que inventarse alguna figura para poder retener en juicio a los imputados.

SACRIFICADOS. Dicen que en toda batalla hay ganadores y perdedores, pero también hay sacrificados. En este caso, los primeros -parece ser que- serán los del ex Consejo de la Judicatura que en medio del molote de Pandora, les cambiaron las medidas y los amenazan con mandarlos a ocupar los espacios que dejaron los diputados en el batallón. El otro sacrificado podría ser Luis Santos porque los miembros de la MACCIH lo aplazaron.

VUELTA. Ya ven que en nada quedó la tronazón de los transportistas, JOH les jugó la vuelta, los de noroccidente ya están cobrando su aumento autorizado y a los de la capirucha y otras partes los mandó a que le consulten al pueblo a través de una llamada iniciativa ciudadana; al final el sacrificado es Juan Yuca, porque siempre queda enyucado.

REVOLUCOS. Entonces dónde quedan los gaseados, los golpeados, las pedradas, los carros quemados, los gritos «revolucos» de coyuntura, el que «si te fuiste porque te fuiste». Entonces, este si fue un cuento mal contado.

Deja una respuesta

Top