Saturday, Dec 7, 2019
HomeEl confidenteEl Confidente

El Confidente

PERIFERIA. Parece que no nos hemos dado cuenta de que Honduras, en el mapamundi, aparece en la periferia de la marginalidad y como hemos guardado un silencio histórico, que pareciéramos una lápida olvidada, porque nadie nos toma en cuenta, ni para bien o para mal.

CAVERNARIO. Nos dejamos quitar fácilmente la institucionalidad, el respeto, el honor, la soberanía y entregamos la dignidad. En fin, todos los valores que deben de surgir con la nación misma la perdimos por el concepto cavernario y conformistas que tenemos del país.

INTERVENCIÓN. Una embajadora que se atreve llamar a una jueza para decirle cómo debe actuar en tal o cual caso, o funcionarios de toda estirpe que se desocupan de la función que les corresponde dentro del marco de la ley para atender el llamado y no la normativa y una sociedad complaciente que no sólo ve la intervención como normal, sino que la justifica en una falsa percepción de  combate a la impunidad.

CEGUERA. Todo esto nos tiene cegado de tal manera que desconocemos que no contamos ni como números en las grandes decisiones mundiales, que los únicos que se la creen son los que están al frente de la función pública que nos trasmiten a diario toneladas de mentiras para querernos hacer aparecer como una ciudadela del primer mundo.

OLVIDO. A estos tomadores de decisiones se les olvida que frente al crepúsculo aparecen como simples pigmeos, enanos aborrecidos que no se dan cuenta que son utilizados como simples marionetas o títeres de circo que al perder su utilidad pasan al stand de los desechos o al rincon del olvido. Para ello, les recomiendo las reflexiones del panameño Martinelli.

LUJOS. Pregúntese usted cuál será el destino de algunos personajes de vitrina de la sociedad civil que les encanta hablar de transparentar hoy que los que generan el dinero para su sostenimiento, se dan cuenta que han crecido mucho y que en el aparcamiento de su oficina donde antes de las confabulaciones sólo habían dos  pequeños vehículos, ya no caben los modernos y lujosos automotores.

COLONIZADORES. Del alto funcionario que esconde en las páginas sociales su verdadera personalidad de corrupto y que por ello frente a los nuevos colonizadores entrega hasta la virginidad de las palabras, traicionando a sus amigos, colegas, compañeros de jergas o negocios y si no lo cree, pregúntese por qué bloquearon a Ricardo Castro en su carrera por asumir posiciones de mando en el MP.

CIRCENSE. Y como no hay un nuevo amanecer, utilizamos las noches, aunque haya luna llena, para conspirar unos contra otros, sacarnos o meternos clavos, aprender la picardía al mejor estilo de las clicas, para hacer de esto un debate insulso, pero entretenido, al mejor espectáculo circense.

FOLLOW US ON:
Llegan a juzgados pe
Directivos del Hospi
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT